LAS GUERRERAS CUMPLEN EL TRÁMITE ANTE CHINA DE MANERA DISCRETA

Rival desconocido y misión cumplida. China no fue oponente para el combinado español, que ya está clasificado para la fase principal tras un duelo serio que no pasará a la historia. Cuatro puntos de cuatro posibles, rivales asequibles y buenas sensaciones.

CHINA 18-33 ESPAÑA

Carmen Martín celebrando – Foto: JL Recio

Solo hizo falta visualizar cinco minutos de encuentro para atisbar que la diferencia de potencial entre ambos combinados era abismal, Kim solicitó el primer tiempo muerto antes de alcanzar el primer parcial (1-5). Las pérdidas de balón asiáticas se traducían en goles fáciles de contragolpe. España campaba a sus anchas por el 40×20, había cabalgadas que concluían en la red y bonitas conexiones con el pivote… Quizá la tarea principal era no contagiarse de las imprecisiones chinas -13 balones extraviados en el primer acto por cuatro de España-. A partir del ecuador de la primera mitad se inició el proceso de rotaciones, es importante dosificar físicamente a todas las balonmanistas y, a la vez, incrementar su confianza de cara a la próxima semana que se jugarán los duelos relevantes de cara al desenlace del campeonato. Castellanos aportó bajo palos, acompañada por una retaguardia que dificultó el lanzamiento exterior chino y achicó espacios para evitar penetraciones en situaciones de superioridad. Nueve arriba antes de visitar los vestuarios.

La reanudación varió poco la dinámica, las Guerreras siguieron mandando en todas las facetas del compromiso y su arranque propició -otra vez- que el cuerpo técnico de China parase el duelo antes del 35′. La misión radicaba en no relajarse, mantener la intensidad hasta el final. Por momentos fue complejo, China aseguró considerablemente la circulación de balón y las de Prades no pudieron correr tanto como en el primer periodo. Eso igualó el choque y disminuyó los decibelios del Palacio de Deportes de Torrevieja, tanto que España pidió tiempo muerto cuando el parcial de los últimos 10 minutos fue para el combinado asiático (4-2). Un síntoma inequívoco de una victoria coral fue el hecho de que 13 jugadoras, igual que en el estreno, anotaran. La recta final, con rentas que fluctuaron entre los 11 y los 13 tantos, perdió emoción y vistosidad. Solo la capitana, con un gol mágico con lanzamiento por la espalada y a la contra, levantó al público. Victoria discreta.

El lunes será el último duelo de la primera fase ante Austria (20:30 horas), que hoy ha sucumbido ante la selección argentina. La celeste y blanca hizo historia tras vencer (29-31), por primer vez en una cita mundialista, a un equipo europeo.


FICHA TÉCNICA

CHINA (7+): Chang Lu (4 paradas), Xia Huang (1 parada) y Chenxi Song; Haixia Zhang, Jiayi Wang (2), Xiuxiu Tian, Yuanyuan Yu (2), Mengxue Zhou (1p), Chan Liu, Mengmeng Mo, Keke Wang, Wenna Qu, Lei Gong (1), Jiao Sun, Mengqing Jin (2) y Shuhui Wang (3).

ESPAÑA (16+): Silvia Navarro (2 paradas) y Mercedes Castellanos (12 paradas); Carmen Campos (3, 1p), Irene Espínola (1), Mireya González (1), Alexandrina Barbosa (5), Almudena Rodríguez, Laura Hernández (2, 1p), Paula Arcos (2, 1p), Ainhoa Hernández (3), Kaba Gassama (3), Eli Cesáreo (2), Jennifer Gutiérrez (3), Soledad López (2, 1p), Carmen Martín (4, 1p) y Maitane Etxeberria (2). [Arderíus y Fernández, desconvocadas].

PARCIALES: 1-5/1-7/3-8/4-10//6-13/7-16 (descanso). 7-20/10-23/11-24/15-26/18-33 (final).

ÁRBITRAS: Covalciuc y Covalciuc (MAD). Excluyeron a Mo, Jun y Gong (3, roja) en las filas chinas; a Cesáreo y Rodríguez por parte de España.

CANCHA: Palacio de Deportes de Torrevieja (Alicante) ante casi 3.000 espectadores, prácticamente lleno.


Si quieres recibir un informe semanal con las últimas noticias publicadas, puedes suscribirte con tu mail:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *