ZUGARRONDO: “MI ÍDOLO ES SILVIA NAVARRO”

BALONMANO FEMENINO

DIVISIÓN HONOR PLATA

“El objetivo del
equipo es quedarnos entre las primeras posiciones y llegar a jugar una posible
fase de ascenso”

Nombre: Maite Zugarrondo Etxeberria Edad:
22 Posición: Portera
Trayectoria: Calasanz-Escolapios (alevín,infantil) Anaitasuna
(cadete) Loyola (juvenil) Senior: Loyola-Itxako, lacturale-Itxako, Itxako Reyno
de Navarra, Beti-Onak.
Palmarés: Campeona liga Navarra juvenil y senior. 5ª
clasificada campeonato de España de clubes. Subcampeona de Europa selección
española junior. Y todos los títulos conseguidos en Itxako hasta el pasado año
como tercera portera.

Hola
Maite, muchas gracias por dedicar parte de tu apretada agenda a responder
nuestras preguntas, lo primero de todo, ¿Qué tal la experiencia en el Beti
Onak?
De momento no
llevo mucho tiempo en el club, pero estoy muy contenta con el equipo. Somos
varias nuevas y nos han acogido muy bien
¿Qué te
hizo decantarte por la oferta del equipo verde?
Lo primero
porque está cerquita de casa, y no tengo que desplazarme a Estella o a Puente la Reina todos los días. Además
tenemos un buen proyecto con una buena plantilla y objetivos tentadores.
¿Qué
parte de culpa tuvo en la decisión Chema Vives al que ya conocías de tu etapa
en el Itxako?
Empecé a jugar
con él desde juvenil, me subía al equipo senior Loyola-Itxako, y ese año
ascendimos a 1ª Nacional. Jugué en su equipo 3 años. Me llamó una vez terminada
la temporada pasada, me costó decidirme mucho, pero sí que es cierto que al
final el saber cómo es un entrenador y la manera de llevar un equipo influye
más en una decisión.
¿Hubo
ofertas de equipos de la máxima categoría?
Sí, la verdad
es que me sorprendí al recibir ofertas de clubes de la máxima categoría, me
sentí halagada. Pero tal y como están las cosas creo que he decidido bien.
Hablando
del Beti, ¿cómo ves al equipo? ¿Cuáles son los objetivos del club?
Los objetivos
del equipo son quedarnos entre las primeras posiciones y llegar a jugar una
posible fase de ascenso. Veo a un equipo con gran calidad y con experiencia,
mayoritariamente navarras. Tenemos buena conexión y buen ambiente.
Supongo
que el cambio de pasar del todopoderoso Itxako al Beti se tiene que notar,
¿existe tanta diferencia entre ambas categorías?
Buff,
muchísima. Se nota un gran escalón entre una y otra. Está claro que una es
profesional y te va la vida en ello, ya sea por mantenerse o por ganar la liga.
División de Honor Plata es una liga intermedia para jugadoras de buen nivel que
les gusta el balonmano pero que no quieren jugar en 2ª y están dispuestas a
sacrificar gran parte de su tiempo por amor al arte. Son dos mundos totalmente
diferentes en cuanto a calidad y dedicación.
La
repercusión de vuestra competición en los medios es más bien escasa, ¿a qué
crees que es debido?
Por lo de
siempre, porque el deporte femenino está poco valorado y más siendo balonmano,
está claro que no vende. Pero también creo que cada vez vamos dando pequeños
pasitos hacia delante. Si miramos atrás y comparamos, ahora estamos más
presentes en los medios de comunicación y esto hace que la gente nos pueda
seguir mejor.
El año
pasado formaste parte del Itxako que se paseó por España y quedó subcampeón de la Champions, ¿cómo
valorarías tu experiencia en el equipo estellés?
Pues imagínate
como sería pertenecer a uno de los mejores equipos de Europa… ha sido una etapa
muy gratificante, me ha aportado muchísimas cosas buenas, me ha enriquecido
como jugadora, he ganado muchas amistades y he aprendido muchos valores que me
servirán en mi día a día.
Es una
experiencia muy bonita que podré contar a mis nietos, jajaja.
¿Qué
provocó tu salida del equipo dirigido por Ambrós Martín?
No me parece
que fuera una decisión técnica. La directiva del club por diversas razones
decidió prescindir del equipo filial Lacturale-Itxako, dándonos la posibilidad
de jugar en el Sporting de La Rioja. Buscaron esta opción como una forma, aunque
sea más indirecta, de seguir perteneciendo al club, donde jugadoras de base no
se echaran perder y tuvieran alguna salida, o incluso contar con ellas en un
futuro. Sin embargo a pesar de tener un convenio, al ser de distinta comunidad
no es posible la filialidad entre ambos. Entonces para mí no era lógico jugar
en Sporting, sobretodo por no poder formar parte del primer equipo ni poder ser
cantera del mismo.
Has
compartido vestuario con muchas de las mejores jugadoras del mundo, ¿cómo es la
convivencia en un vestuario plagado de estrellas?
Es una
satisfacción muy grande compartir tantos momentos con ellas; no sólo partidos y
entrenamientos, también anécdotas, experiencias, cenas, risas… como bien dices
son estrellas y profesionales, pero ante todo son personas.
Supongo
que existe vida más allá del balonmano, ¿cómo es el día a día de Maite fuera de
la cancha?
Pues soy guapa,
inteligente, estupenda… ¡vamos perfecta! Jajaja. Ahora en serio,
mi día a día es ir a la uni, salir y hacer el tonto con las amigas, jugar a
squash, vacilar con las del equipo, pasear a mi perrito, ir de compras, también
entreno a la selección juvenil de Navarra, y a veces hago caso a mi familia.
De lo
que se gana en esta categoría es evidente que no da para vivir, ¿te ves en un
futuro ligada al balonmano? ¿a qué te gustaría dedicarte?
Después de
tanto… es difícil ver un futuro sin balonmano aunque sea a nivel amateur y por
amor al arte. Me gustaría seguir jugando hasta que me sea posible. Soy
estudiante de enfermería y como a tod@s resulta difícil compaginarlo con tantas
horas de entrenamientos y viajes, pero soy consciente de que ser enfermera es
mi futuro y el balonmano un sueño.
Danos
un consejo para las jóvenes que ahora están empezando
Podría dar
varios… jaja. Que sigan sus sueños sin importar lo que piensen los demás, que no
descuiden los estudios, mentalizarlas que con trabajo y constancia se consiguen
grandes cosas, pero sobretodo que luchen por lo que es suyo con descaro y a la
vez con humildad.
Seguramente
el balonmano no es un deporte de masas, ¿qué te hizo decantarte por este
deporte? ¿Por qué portera?
Pues hacía
varias actividades extraescolares, empecé a jugar a balonmano porque me gusta
el deporte y mis amigas de clase jugaban. Al principio era jugadora, pero como
no teníamos portera probé y me gustó, entonces los lanzamientos no eran tan
jodidos…jajaja.
Hablando
de la portería, es un puesto peculiar, ¿hasta qué punto hay de cierto en
aquello que se dice a modo de leyenda de que los porteros son “raros” y
“locos”?
Jajaja, los
jugadores sí que están locos que se dan golpes más fuertes. Nos tienen envidia…
jajaja.
Ser
portero es ser el puesto más específico de todo el equipo, ¿necesitáis un
entrenamiento especial?
Por supuesto,
entrenamiento específico y mucha psicología. Al final, la portería es un puesto
único que sólo se sustituye con un portero y es importante que funcione bien.

¿Podrías decirnos un ídolo que tengas dentro del
balonmano?

Silvia Navarro
y Jackson Richardson.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *