VERÓNICA VERDÚ SE RETIRA

BALONMANO FEMENINO
DIVISIÓN DE HONOR
Fotos: Vicen Muñoz (1)/Alejandro Ferrándiz (2) 

Verónica
Verdú Verdú se retira. Otra balonmanista que dice adiós “antes de tiempo”,
aunque sabemos que será una gran maestra y contribuirá a la educación de muchos
niños y niñas. Vero es una de esas jugadoras que, en la jerga periodística,
decimos que nos gusta entrevistar porque dice cosas. Una balonmanista definida
por la palabra perseverancia, la lucha ha caracterizado su carrera deportiva
debido a las múltiples lesiones graves que ha sufrido. Una jugadora de EQUIPO y
una de las mejores defensoras que ha tenido nuestra liga. Elda Prestigio, Mar
Alicante, Castro Urdiales y UCAM Murcia fueron los cuatro clubes por donde dejó
huella la internacional de Petrer.
¿Por qué lo
dejas si tienes solo 28 años?
Lo dejo porque me han ofrecido un
trabajo como maestra y profesora de infantil y es algo con lo que soñaba y por
lo que he luchado y me he formado durante los últimos años. Nunca he pensado
que el balonmano iba a ser efímero y he tratado de tener siempre los pies en el
suelo. Ya hace un tiempo que sentí la llamada del cambio, sentía la necesidad
de transmitir a esos pequeños todo lo aprendido y vivido. Necesitaba un motivo
de peso para dejarlo, ha llegado esa oportunidad y no la puedo desaprovechar.
Si bien es cierto que el panorama balonmanístico español ha condicionado mi
decisión.
¿Cuál ha sido
el momento del balonmano que jamás olvidarás?
Nunca olvidaré mi debú con la
absoluta, ni tampoco mi primera lesión del aquiles en Eslovenia jugando
Champions contra Krim. Tengo miles de recuerdos y experiencias vividas en mi
retina, el calor de la afición de Elda nunca lo podré olvidar, cada club me ha
aportado cosas diferentes y todas esas vivencias son las que me han hecho
evolucionar y crecer como persona. Muchos ratos divertidos, vuelos imposibles, momentos
amargos, kilómetros y kilómetros de carretera por Europa y España… La verdad es
que me siento afortunada. He conocido mucha gente por el camino y me llevo a
mucha para toda la vida.

¿Los nombres que más te ayudaron en este mundo?
Arturo Sánchez, Juanjo Maestro,
Marcos, Juanjo González, Pedro Pablo, Juanan o Silvio entre otros, pasando por mis seleccionadores de base como Jordi, Gerard, Florido o Aldeguer. Ángel Sandoval y Machado sin duda fueron mis maestros, son quienes me enseñaron este
deporte y siempre estuvieron ahí cuando los necesité. Especial cariño a Ángel
porque fue para mí un padre a nivel deportivo y, con el tiempo, he entendido
muchas cosas. A Esteban [Roig] le debo la confianza que depositó en mí gracias
a la cual pude llegar a la selección absoluta y cumplir mi sueño.
Isa Ortuño, Vane Amorós, Bego Fernández, Bea Sánchez, Dara, Oana…. Y más que
me dejo… Todas han hecho de mí que creciera como jugadora y persona… ¡Gracias!

¿Te
desvincularás completamente de este deporte?
No sé si me desvincularé del todo,
pero ahora se me abren nuevos frentes que me quitarán bastante tiempo. Llevo balonmano
en la
sangre así que aquí estoy para lo que pueda ser útil.
¿Hay
soluciones para remontar la difícil situación que atraviesa el balonmano de
mujeres en nuestro país?
La situación es
complicada, se veía venir pero ahora no vale lamentarse sino actuar. Las jóvenes
merecen una competición de calidad, de condiciones para evolucionar.Es una pena
el exilio a Francia y parte de Europa. Un tema delicado cuanto menos. Ojalá se
retroceda para coger impulso y esas nuevas generaciones disfruten y nos den los
éxitos que merecemos, puesto que hay mucho diamante en bruto en nuestro país.
Desde aquí toda la suerte a nuestras olímpicas. Se lo merecen y el balonmano
femenino español también

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *