UN CASO DE MACHISMO DESEMBOCA EN LA DESTITUCIÓN DE CRISTINA FDEZ PIÑEIRO

Otra vez un caso claro de machismo. Otra vez un hombre, aprovechándose de su poder, discrimina a dos mujeres por el simple hecho de ser mujeres. Un delegado federativo abusó de su autoridad para agredir verbalmente a dos árbitras. El epílogo de esta historia es otro conflicto en el balonmano, el enfrentamiento entre dos figuras muy relevantes dentro del arbitraje español y la destitución de una mujer con tres décadas de trayectoria que fue referencia en el arbitraje europeo y mundial. Declaraciones de ambos, de Cristina Fernández Piñeiro y de Pablo Permuy.

Cristina Fernández Piñeiro – Foto: Óscar Vázquez (La Voz de Galicia)

EL ORIGEN

Cuatro clubes disputaron una fase de ascenso a finales de la pasada temporada 2018/19 y, tras una de las jornadas, una pareja arbitral femenina sufrió comentarios vejatorios y machistas por parte del delegado federativo designado para dicha competición (por ahora se mantiene el anonimato de los implicados). Las dos jóvenes colegiadas pusieron este triste suceso en conocimiento de Cristina Fernández Piñeiro -responsable del Arbitraje Femenino del Comité Técnico Arbitral (CTA)- y de Pablo Permuy -presidente del Comité Técnico Arbitral (CTA)-. Los hechos son, por supuesto, condenables y, a la postre, así se confirmó con la sanción impuesta. El individuo en cuestión cumple un año de inhabilitación en la actualidad, mientras que la última consecuencia de este largo proceso, prolongado durante meses, fue la destitución de Cristina Fernández Piñeiro.

LAS VERSIONES DE LOS HECHOS

Cristina Fernández Piñeiro puso estos graves actos en conocimiento de Pablo Permuy, responsable máximo de los árbitros en España: “Desde el minuto uno, informé telefónicamente al propio Pablo Permuy”. De hecho, el jefe del CTA admite que sí era conocedor de la situación antes de recibir la llamada de Cristina Fernández Piñeiro: “Me dijeron que el delegado se había pasado tres pueblos y que había hecho comentarios vejatorios hacia ellas como mujeres y les digo que, si quieren que hagamos algo, tiene haber una denuncia por escrito ya que, al no estar presente, no puedo iniciar un procedimiento disciplinario si no hay una denuncia previa. Es lo mismo que le digo a Cristina cuando me llama”. La pregunta clave es si las árbitras quieren denunciar o no, la respuesta de Permuy al respecto es clara: “No, la primera denuncia por escrito es el burofax de Cristina. Las árbitras, cuando hablan conmigo, le quitan hierro. Toda la información y las declaraciones que aparecen en el expediente, de las que yo conozco parte, todo eso no me lo dicen. Me dicen que se ha pasado tres pueblos y que ha hecho comentarios vejatorios, pero ellas lo dan por cerrado”. Solo las colegiadas, que sí comunicaron la agresión verbal desde el primer momento, podrán decir si esto se ajusta a la realidad.

Pasaron los meses de verano, sin actividad arbitral, y cuando llegó el curso de pretemporada para los miembros del arbitraje -el último fin de semana de agosto (24/25)- se produjo el punto de inflexión. Fernández Piñeiro decidió, después de ver que el delegado acusado estaba en dicha reunión con total normalidad, tomar otro camino en cuanto a la denuncia. Inmediatamente después (lunes 26 de agosto) y sin que nadie más lo supiera para no implicar a sus compañeras, envía un burofax dirigido a Francisco Blázquez, presidente de la Federación Española de Balonmano (RFEBM). Dicho escrito adquiere el cariz de denuncia y en él aparecen algunas de las frases que este delegado profirió a la pareja de árbitras:

“No penséis que estáis porque sois buenas árbitras, estáis aquí porque sois mujeres y a alguien le ha salido del coño designaros para estar aquí”

“A ver si os preñan pronto porque para esto no valéis”

“Yo no sé quién cojones os ha designado porque no estáis preparadas ni dais el nivel”

Pablo Permuy – Foto: El Progreso

¿QUÉ HIZO ENTONCES LA RFEBM?

“En un principio, Paco Blázquez hizo lo correcto porque, siendo conocedor de la situación, dejó que el CTA resolviese la situación. Con buen criterio, se abre expediente disciplinario a este señor que acaba con una sanción de un año [de inhabilitación]”, reconoce Fernández Piñeiro.

Efectivamente, tras la apertura del expediente disciplinario al individuo que delegó aquella fase de ascenso llegó una sanción de 12 meses sin poder ejercer su cargo. Permuy reconoce su malestar por las formas y los tiempos de su excompañera: “El último fin de semana de agosto estuvimos todos los miembros del CTA reunidos en Madrid, Cristina incluida, estaban reunidas todas las mujeres que forman el grupo de trabajo del arbitraje femenino que yo creé cuando llegué. Cristina, en ninguno de los dos grupos, comenta absolutamente nada de lo que va a hacer el lunes [burofax] y hay testigos. Nosotros tenemos testigos, ella por lo que está diciendo no”.

Según la versión de la exárbitra internacional, sospecha que el CTA avisó al infractor para que publicara una carta de disculpa que después sirvió como atenuante: “Lo que más me disgusta es que el CTA fue cómplice con ese señor en todo momento y eso forma parte del machismo que hay en todas las federaciones, no solo en esta. Es lo que más me duele, no el cese. Mi dignidad personal está por encima de todo”.

LA RESOLUCIÓN

Después del procedimiento y de que el Comité Nacional de Competición (CNC) solicitase le documentación a las dos partes, el 28 de noviembre de 2019 hubo sentencia. Es extraño que en la misma no aparezca el nombre del sancionado ni los motivos por los cuales recibe el grave castigo de un año sin poder desarrollar sus funciones: “Algo está fallando. Si es a tenor de la Ley de Protección de Datos, los nombres se pueden ocultar perfectamente, pero los hechos no”, sentencia Fernández Piñeiro para después añadir: “No tienen el suficiente valor para publicar esos hechos, siempre fue más fácil matar al mensajero”. Es chocante que en esta ocasión se guarden los motivos de la sanción, a diferencia de otros casos anteriores en los que sí se publicaron los datos y las razones de las sanciones del CNC.

Respecto a la resolución del CNC, Permuy se mantiene al margen y respeta la potestad del órgano sancionador: “Soy el primero que dice que debería tener una sanción desde el primer momento que recibo la información. Creo que hay motivos para la sanción […]”. ¿Qué razones son las que motivan la sanción?, preguntamos: “Pues los comentarios que hace a las árbitras, que son despectivos y fuera de lugar evidentemente”. Y repreguntamos acerca de la razón por la que se ocultan los motivos en la resolución: “No te puedo decir. No sé, son competencias del CNC de competición”. La insistencia solo busca encontrar una explicación lógica hacia ese tipo de prácticas. ¿Y no son competencias un poco oscuras o, al menos, poco transparentes?: “No lo sé, no me voy a pronunciar…”, responde Permuy antes de añadir que no le preguntemos porque desconoce los motivos, a la vez que desliza que ha tenido acceso al expediente: “Pregúntale a los que tengan responsabilidad para esos casos, el CTA es ajeno y siento no tener respuesta. No es nuestro cometido y no valoramos, nuestra labor no es esa […] Yo he visto la resolución porque me la ha pasado una de las personas implicadas que sí la ha recibido, no voy a decir quién. No he mirado más las actas del CNC… Lo he visto en la copia que reciben las personas implicadas en el procedimiento”. Este medio se ha puesto en contacto con la RFEBM para resolver esta duda a través del CNC, la primera respuesta es que ese órgano no atiende a la prensa así que, como nos ha solicitado el gabinete de prensa, hemos enviado las preguntas que queremos despejar.

Raro, cuanto menos. Y más sabiendo que el ente federativo alardea una vez al año de sus niveles de transparencia. Por eso, se incide en este asunto con una última pregunta. ¿Estás diciendo que hay otra resolución que es distinta a la publicada? ¿Una resolución con los motivos y otra sin ellos? “No, no lo sé. Hay una que reciben las personas directamente implicadas y esa es la que yo veo. Ahí aparece todo el procedimiento. Quiero pensar que, como hay cosas que se escapan del ámbito deportivo e inciden en el ámbito personal, quizá ese puede ser el motivo…”, concluye Permuy sobre este tema. Quizá haya luz en relación a este tema. La respuesta del CNC es la siguiente:

*** El CNC ha respondido a DeporteCienPorCien: En su acta 11 bis, hay un anexo porque no es un hecho deportivo, de la resolución del 28N no publican razonamientos ni fundamentos jurídicos por respeto a la intimidad y a la protección de datos. Añade que la resolución sancionadora completa solo se notifica a los interesados, por lo que hay una parte de dicha resolución que no se ha hecho pública. En conclusión, sí aparece el nombre del individuo sancionado pero no el desarrollo de los argumentos por los que recibe la sanción.  

Permuy y Fernández – Foto: ABC

LA DESTITUCIÓN DE CRISTINA FERNÁNDEZ PIÑEIRO

En primer lugar, Cristina Fernández Piñeiro aclara los tiempos: “A mí el cese me lo comunica el presidente de la RFEBM en base a sus atributos por los estatutos en diciembre, fecha 20 de diciembre”, aunque en la cúpula federativa ya sabían cuál era el final de la película desde septiembre. A partir de ese momento, Fernández deja de ser responsable del Arbitraje Femenino en el CTA tras el proyecto y reorganización presentado por el presidente de dicho comité. “Independientemente de este cese, automáticamente me relegan de todas las funciones como delegada federativa. Mi castigo es desaparecer de la lista de delegados federativos por haber denunciado esto”.

Ella tiene muy claro cuál es el fondo de su destitución, pero también expone su desacuerdo con las formas: “Lo único que cuestiono es la desproporcionalidad del castigo que a mí se me infringe. Yo no cuestiono las acciones y las sanciones del Comité de Competición, pero las medidas que el CTA y Permuy toman contra mí son muy duras. Incluso atentan contra mi honorabilidad porque él envía una carta en diciembre a todos los árbitros de España, también a los presidentes de los comités de árbitros de las territoriales y a los delegados federativos. En esa carta se dice que mi cese se resume en la pérdida de confianza hacia mí. Y esa pérdida de confianza es que, al ver que no tomó ninguna decisión con respecto a este señor [delegado], yo le trasladó un burofax al presidente de la RFEBM”. La excolegiada se siente perseguida, pero no abandona sus principios después de tantos años de y tanto sacrificio: “Esa forma de cuestionar mi honorabilidad no tiene calificación, creo que no se conoce un caso como este o al menos que se haya sabido públicamente, en el deporte español. No tengo palabras”.

La versión de Permuy acerca de las razones de la destitución es la siguiente: “El cese no se produce porque presente ningún fax ni nada por el estilo, se produce por la falta de lealtad hacia el grupo de trabajo de las mujeres -que ninguna sabe nada- y de los miembros del comité [arbitral] y de mí que soy el responsable. En el burofax se deja en evidencia al CTA diciendo que no ha tomado ningún tipo de medida ante una denuncia, denuncia que no existe, solo existen comentarios verbales. Ella dice que se le ha cesado porque presentó una denuncia por un tema machista y eso es falso. Eso no se ajusta la verdad y ella lo sabe porque, si eso fuera así, me extraña que todas las mujeres que forman parte del grupo de trabajo del arbitraje femenino estén enfadadas con ella y sigan en el grupo y en el CTA. NO se ha ido ninguna. Pongo nombres: Fuensanta Muñoz, Susana Reoyo, Carmen Manchado,… Todas siguen en el grupo de trabajo, todas dicen que Cristina se ha equivocado y que les ha dejado al margen de una decisión que nos afecta a todos. Yo pongo nombres y pongo testigos, en el CTA también: Miguel Ángel Valero, Ricardo Nuez, Francisco Javier Alcano,… Estábamos allí [en el curso árbitros finales agosto]. Lo único que dijo fue: no quiero saber nada de este señor [delegado] y estoy enfadada porque esté aquí, y estaba ahí como cualquier delegado”. Dos matices. El primero referido a la aseveración sobre el delegado, hay que decir que en agosto estuvo ahí como cualquier delegado pero acabó siendo sancionado por hechos muy graves tres meses después. Y el segundo acerca de la mención de los nombres, el máximo responsable del arbitraje en España asegura que muchas figuras importantes se han posicionado. ¿En qué medida ha sido apoyada Cristina Fernández desde su gremio?: “He recibido muchos mensajes de apoyo de aquellos que ya no están arbitrando, creo que lo correcto es que el estamento arbitral en estos momentos se dedique a arbitrar. No espero que nadie se manifieste a mi favor porque, mirando lo que me pasó, en buena lógica lo importante es que mantengan su respeto hacia las instituciones. Aquí el que se mueve, no sale en la foto”, la contestación gráfica de la excolegiada al respecto.

*** Carmen Manchado ha tardado pocos minutos en pronunciarse (en un comentario escrito en esta propia noticia). En esa situación líneas asegura no posicionarse y condena este tipo de comportamientos.

Respecto a las formas y los tiempos de la destitución, Permuy explica esto: “Mi propuesta de cese se produce en la primera semana de septiembre, habló con el presidente de la RFEBM [Blázquez] y le digo que no quiero a Cristina trabajando conmigo. Y él me dice: ‘De acuerdo, voy a aceptar el cese. Pero no quiero hacerlo en tanto no termine el procedimiento disciplinario del CNC para no influir en ningún sentido’. Yo le dije: ‘Perfecto, tú marcas los tiempos’”. Y así sucedió. Lo siguiente es saber si esto tendrá una repercusión en el cargo de Cristina Fernández en la Federación Europea de Balonmano (EHF).

Solo el tiempo dirá quién acierta con el pronóstico, Fernández piensa que no seguirá en el concierto continental: “Lo siguiente que van a hacer lo tienen clarísimo, es eliminarme de la lista de delegados de la EHF. Lo tienen muy claro. No me voy a quedar quieta, es un tema con un calado tan profundo en contra de nuestros derechos a denunciar situaciones machistas que no me voy a quedar quieta”. Sin embargo, la respuesta de  Permuy no coincide con la especulación de que Fernández sea apartada de la EHF: “Ninguna consecuencia, son aspectos diferentes. No sé si la RFEBM va a hacer o no porque el tema de los delegados EHF no es una responsabilidad directa del CTA. Tenemos responsabilidad en las propuestas que hacemos de árbitros internacionales, no de delegados. Pero, que yo sepa, ese tema no se ha puesto encima de la mesa en ningún momento”.

Fernández excluyendo a Anja Andersen – Foto: NTR canpix

LA RELACIÓN CON PERMUY y BLÁZQUEZ

“La palabra no es decepcionada, estoy profundamente apenada. Todo el recorrido que hicimos desde el 87 hasta el 2005, supone una pérdida tan grande para mí que no creo que me recupere de esta situación por la empatía y el respeto que he tenido siempre hacia su persona”. Mucha gente del mundo del balonmano pudo disfrutar, hace unas semanas, del reportaje que emitió Vamos y ahora choca que salte a la escena mediática esta noticia: “Sí, los dos nos deshacíamos en elogios porque nos respetábamos mucho pero creo que él no ha sabido interpretar su papel como presidente del CTA, un presidente no puede mirar para potro lado cuando pasan cosas graves y sobre todo cuando alguien que forma parte de su círculo de confianza le notifica o le informa de las cosas que pasan. Desde el primer momento se trató de matar al mensajero”.

A Permuy también se le cuestiona por las imágenes y los comentarios que aparecían durante el reportaje televisivo: “El periodista que hace el reportaje ya sabía cómo estaban las cosas… Creo que Cristina y yo sabemos separar las cosas. Aunque esté enfadado, soy el primero que dice todos los méritos que tiene Cristina en su trayectoria arbitral y lo puedo decir de primera mano porque hemos arbitrado 18 años”.

¿Cuál es la relación hoy y cuándo fue la última vez que hablaron las partes implicadas? Hacía el presidente de la RFEBM, Fernández no sabe qué decir: “He intentado hablar telefónicamente con los dos y ninguno ha atendido mis llamadas. Prefiero hablar personalmente con Paco Blázquez y decirle cuál es mi opinión, creo que es lo correcto”. Permuy reconoce que no ha habido comunicación desde hace meses: “Solo tres whatsapps. No hablo con ella porque no quiero, soy muy visceral y puedo decir cosas que mejor me las callo”.

¿HAY MACHISMO EN LA RFEBM?

Hace pocos días que España celebraba y reivindicaba el 8M, los perfiles de la RFEBM es las redes sociales se teñían de violeta. Ante esto, Fernández Piñeiro no se anda con rodeos: “Es una farsa, es mentira. Que se expliqué por qué me cesaron”. ¿Piensa que sigue persistiendo el machismo en el principal organismo del balonmano español? “En lo que han hecho ahora, sí. Alguna instancia superior tendrá que tomar buena nota de esto para corregir estos hechos, la RFEBM no puede colocar mujeres en un puesto como este que miren para otro lado. Si una situación como esta acaba siendo sancionada por el CNC, la persona que denuncia no puede ser sancionada. Es un atentado hacia la libertad misma de expresión, he mantenido una línea muy correcta y muy coherente”, manifiesta.

Todavía hay algunas cuestiones en el aire que se deben resolver. ¿Por qué ha tardado tanto en salir a la luz este hecho tan grave? ¿Por qué no se investigó desde el principio este acto machista? ¿Cómo afectará esto a las ilusiones de las futuras árbitras? ¿Qué sucede con el contenido de la resolución que publicó el Comité Nacional de Competición? ¿Por qué destituye la RFEBM a Cristina Fernández Piñeiro? ¿Por qué no ha habido transparencia?

Esta es la estampa que exhibe el balonmano hacia el exterior. Un caso que ha desembocado en la destitución de una mujer referencia, que fue recuperada por Pablo Permuy por su valía, de un puesto que visibilizaba y empoderaba a la mujer en el deporte. Pero que el árbol no impida ver el bosque, lo más preocupante y lo más criticable es que en 2020 siga habiendo personas que se crean que son superiores a otras. Que un delegado sea inhabilitado por machista es un golpe duro al balonmano, pero que se le intente proteger sin decir su nombre y los motivos de su castigo es muchísimo peor.


¿Qué equipo ganará la Challenge Cup 2020?


NOELIA ONCINA – #SINFILTROSDEPORTECIENPORCIEN


Si quieres recibir un informe semanal con las últimas noticias publicadas, puedes suscribirte con tu mail:

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Carmen Manchado dice:

    Ante los hechos que se denuncian en este artículo quiero manifestar que nunca me he posicionado ni privada ni públicamente. Quiero aprovechar la ocasión para condenar enérgicamente estos comportamientos.

  1. 06/08/2020 - 11: 15

    […] convierte en la tercera árbitra de toda la historia de la élite masculina, siguiendo la estela de Cristina Fernández Piñeiro y Agatha Gracia. Hacía más de tres décadas que una de las mejores ligas de balonmano europeas no […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *