ROMÁN: “TRATAMOS IGUAL MASCULINO Y FEMENINO”

BALONMANO FEMENINO
CICLO DE ENTREVISTAS (10)

Juan de Dios Román Seco, el presidente
de la RFEBM (Federación Española de Balonmano), ha respondido a nuestras
cuestiones sobre la situación del balonmano de mujeres en la radio deportiva
española y sus posibilidades de comercialización y promoción. 

¿Qué papel ocupan los deportes minoritarios y en concreto el balonmano
femenino en la radio deportiva?
El concepto deporte minoritario
es amplio y difuso a la vez; si partimos del concepto “mayoritario” de aquellos
que tienen máximo tratamiento en los medios especializados o no puede afirmarse
que con la excepción del fútbol, baloncesto, tenis y motor todos son
minoritarios. Me resisto a considerar, a través de ese camino, tal definición
ya que entiendo existen otros parámetros a valorar. En cualquier caso es un
tema formal que no evita la interpretación a la cual se orienta la pregunta.
La respuesta es fácil si nos
atenemos a la proporción que surge de “tiempo de dedicación” de los programas
en las radios al balonmano y en concreto al femenino; papel mínimo de
tratamiento en los medios que aumenta en la medida que la especialidad mantenga
o no un rango de nivel por el club local en cuestión. En Elda o en Estella, por
citar ciudades con representación de clubes de nivel y aunque parezca
insuficiente, el tratamiento es superior a otras emisoras locales. Siendo
igualmente desproporcionado el tratamiento, es evidente que a menor número de
equipos menor importancia en los medios. En síntesis la prácticamente totalidad
de atención a las especialidades indicadas (mayoritarias, si bien habría que
especificar solo en una) en los espacios informativos deriva, como
consecuencia, en ausencia de atención al resto de deportes. 

¿En qué tipo de programas tiene más cabida los deportes menos
mediáticos? ¿Informativos, magazines o ‘carruseles’?
Debería contemplarse más en los
carruseles pero se sabe que ellos (y todos) dependen de la publicidad para su
tratamiento y las empresas buscan el retorno inmediato. Si no hay publicidad e ingresos no hay espacio. Esta es la
respuesta a la gestión ante cualquier propuesta que se haga. Es una cuestión
económica e igualmente cultural. No hay interés porque no se promociona,
argumento en un lado del debate, mientras que en el otro lado se argumenta que
tal o cual deporte se da por supuesto que no interesa. Así las cosas hay que pensar en programas
específicos para estas especialidades en un entorno de
difusión a, sobre todo en los medios
públicos, los deportes de menor consideración en la línea que se describe.  

¿Son suficientes las subvenciones públicas destinadas al deporte?¿No
debería existir una Ley de Mecenazgo común? (Euskadi y Navarra)
No debe confundirse las
diferencias en las consideraciones fiscales de Euskadi y Navarra con Leyes de
Mecenazgos diferentes. Vayamos por partes. Las administraciones dedican
atención presupuestaria al deporte sin duda. ¿Suficiente? Nunca será suficiente
para los responsables y dirigentes deportivos pero deben conocerse la totalidad
de las inversiones (sea infraestructura, subvenciones, deporte escolar, deporte
federado u otras). La realidad es que Direcciones Generales, Diputaciones,
Ayuntamientos, en mayor o menor medida (independientemente de los recortes
actuales) participan en la financiación. Se ha crecido mucho en modalidades
deportivas, en participación en competiciones a escala nacional e internacional
y las subvenciones públicas no son suficientes y se distribuyen entre más
especialidades.
El debate se cierne igualmente en
relación con a quién, cómo y en qué cantidades se deben aplicar las ayudas y
ahí aparecen diferentes criterios que pueden no satisfacer a los receptores.
Dicho esto hay que girar la atención a otras procedencias de financiación que
puedan ayudar a cubrir los presupuestos de las entidades receptoras. Aceptemos
que los ingresos son muy limitados por asociados, espectadores y publicidad y
en consecuencia (me refiero ya puntualmente a los clubes federados) únicamente
se mira a la subvención pública como soporte con lo que ello supone en el
debate público y político. Los clubes deben impulsar los ingresos minoritarios
y depender menos de las subvenciones y es, en este punto, donde hay que situar
el apoyo necesario, por la propia dimensión de la actividad deportiva, a través
de leyes impulsoras que faciliten aportaciones en patrocinios. Estos
procedimientos deben aplicarse a la totalidad del Estado y no ser vías
discriminatorias por medios o sensibilidades.
Este es el debate del momento, se
llame Ley de Mecenazgo global o Leyes de apoyos a las actividades deportivas el
camino está orientado. Las Federaciones, el Comité Olímpico y, por los datos
que conozco, el propio Ministerio de Educación, Cultura y Deportes coinciden en
esa dirección para ayudar a la financiación. 

¿Cuáles pueden ser las soluciones para que el balonmano femenino tenga
cobertura mediática en radio? ¿Cómo se podría incrementar el interés por parte
del público y la atención por parte de los medios de comunicación?
Hay una parte de esta amplia
pregunta ya contestada en las anteriores. Se puede precisar algo más dentro de
la amplitud de matices que pueden darse. Las respuestas llevan a asumir la
responsabilidad que todos tenemos. Las empresas buscan sus ingresos, cuentas de
resultados y sobrevivir. Esto por una parte. El balonmano en general y el
femenino en particular debe crecer en todos los aspectos y para ello se
necesitan más clubes y dirigentes en un mayor espacio de zonas geográficas. El
desarrollo promocional que obliga a Comunidades Autónomicas y Federaciones
Territoriales debe multiplicarse en número y calidad; los clubes de nivel,
ahora muy castigados, deben variar su estructura organizativa, la Federación española
debe igualmente ampliar recursos y diseñar políticas facilitadoras de gestión y
actuaciones que hagan aumentar los niveles técnicos de los practicantes. Todos
somos responsables en trabajar por el crecimiento de la especialidad y ese es
el camino al que estamos obligados sin caer en depresiones negativas, bien por
razones comparativas con otras modalidades a las que se les concede mayor
atención bien por cansancio ante una lucha por el momento desigual. Cierto es
que es más fácil trabajar cuando hay recursos pero lo grave es no adaptarse a
las realidades. Nuestros aficionados, que hay que incrementar, son fieles y
deben ser vías igualmente a utilizar para la captación de otros. Existen por
otra parte datos positivos como se desprende de los índices de audiencias en
los niveles de élite  pero debe asumirse
igualmente que no todas las categorías exigen la misma atención y provocan
igual interés. En cualquier caso la palabra resumen es trabajar y mucho. 

¿Es adecuada la comunicación de los clubes (gabinete de prensa) para
con los medios?
Cada club tiene su propia
dimensión organizativa en razón de sus posibilidades. Si hay medios aparecerá
una mejor organización en sus estructuras. Ello es evidente. Por ello la
respuesta no puede ser general. Parece en cualquier caso evidente que hay que
prestar atención a otros canales de información que a los habituales de prensa
y radio. Las páginas web y las redes sociales ayudarán a líneas positivas tanto
de información como de difusión. 

Hábleme del papel de las radios locales….
Atención mediática y labor
cultural e informativa supongo deben ser puntos de partida en sus
planificaciones independientemente de la supervivencia económica. Si en la
localidad hay un Club campeón tendrá mayor atención mediática (menos que otras
especialidades, sí, pero se valorará) que si el exponente balonmano es de
inferior nivel en el contexto de resultados. Esto es evidente y ya me he
manifestado. Para mi en cualquier caso lo básico es “hacer cultura deportiva”
desarrollando y explicando las riquezas y valores de la especialidad. La
afinidad personal tiene su importancia pero no debe ser el camino. Las emisoras
y no solo locales se alejan de estos matices porque no lo consideran rentable
de inmediato. Por poner un ejemplo sencillo: una niña, dos minutos hablando de
lo que se divierte jugando balonmano es un tesoro educativo y de promoción de
incalculable valor que las radios no valoran como se merece para la educación
de los jóvenes en la localidad. 

Los medios privados argumentan la ausencia de determinados deportes en
radio con la audiencia (RNE). ¿Hay que informar solo cuando sabemos que a la
gente le interesa o informar sin conocer el interés que genera?
Cada medio privado tiene su
estrategia editorial e informativa diferenciada. No veo el por qué de evadir
“responsabilidades de difusión” por las razones que se precisan en la pregunta.
El fondo de la cuestión puede ir en la línea de una mayor responsabilidad de
las empresas públicas (RNE en radio o TVE en televisión) de atender al mayor
número de especialidades deportivas. Sería un debate interesante. En las
condiciones que fuere la realidad es que, globalmente considerado, las radios
públicas y, en especial TVE a través de Teledeporte conceden mayor atención que
las privadas, prácticamente ausentes en el tratamiento de otros deportes.
La segunda parte de la pregunta
es “el animal que se come la cola”; no consta al milímetro el dato de audiencia
que pueda justificar que “tal o cual” noticia se da o no por un motivo de
interés medido. La “fuerza del club” marca pautas sobre la actualidad. En mi
época de entrenador en Ciudad Real, tres periódicos locales y todas las
emisoras sin excepción dedicaban al balonmano más del 60% de sus espacios
diarios. La realidad es que se informa de lo que se quiere y de lo que resulta
fácil y cómodo además del interés focalizado. Hay oyentes aburridos de escuchar
siempre lo mismo y muchos esperanzados en escuchar novedades de otros deportes y
ello no está cuantificado para justificar ausencias informativas. 

¿Qué posibilidades tiene este deporte de comercialización? ¿Es
prioritaria la emisión televisiva para captar patrocinadores
?
Tanto el balonmano como la
mayoría de deportes dependerán en el futuro de las posibles medidas de
protección que se reflejen en las Leyes de Mecenazgos o similares. Se trata, en
consecuencia, de un tema de “patrocinio por desgravación”. En la actualidad, ya
se ha indicado, las grandes empresas, con carteras de patrocinio, invierten en
los deportes indicados con retorno inmediato ocupando la casi totalidad de los
espacios. Sí, por otra parte, las cadenas privadas no dedican atención nada más
que a un deporte (salvo la excepción de Canal Plus) solo queda la opción
Teledeporte como vía televisiva para un mayor abanico de especialidades. En el
momento de responder a esta encuesta, TVE comunica la posibilidad de
desaparición de Teledeporte con lo que la situación se agravaría a límites
insostenibles para la visibilidad de la casi totalidad de todos los deportes.
Se produce, no obstante, la paradoja de que los índices de audiencia de los
partidos televisados de las selecciones nacionales (masculinas o femeninas)
ofrecen datos elevados y positivos independientemente de horarios más o menos
favorables.
Conviene en cualquier caso
precisar que en las retransmisiones deportivas, los clubes (Copas de Europa),
Asobal (Liga de Balonmano masculina) y la RFEBM (Partidos de la selección) tienen que
aportar recursos para la producción y el consiguiente coste. El retorno se
dirige a los patrocinadores o anunciantes que aparecen en la propia
retransmisión con las limitaciones señaladas por su implicación con los
deportes de mayor retorno. Es obligado y honesto precisar el esfuerzo de TVE en
la compra de derechos a las Federaciones internacionales que suelen abusar en
los precios. De no ser por TVE no se hubiera disfrutado en España de los
Campeonatos del Mundo o de Europa de Balonmano tanto masculinos como femeninos.
La TV es
imprescindible y debería exigirse implicación a todas las cadenas una vez en
funcionamiento la deseada Ley de Mecenazgo. El tema es muy complicado por la
confrontación de intereses económicos. 

¿Se trató igual el bronce masculino en Suecia que el femenino en
Brasil, ambas medallas en 2011?
Desde el punto de vista
mediático, no; desde la actuación federativa sí. La prensa escrita dedicó mayor
atención al Campeonato del Mundo de Suecia que al de Brasil; la Televisión, en cuanto a
retransmisiones tuvo un tratamiento similar y se esforzó en la compra de los
derechos a las agencias que representan a la IHF.
En ese sentido nada que reprochar a TVE. El tratamiento
federativo, a nivel interno, tiene relación y dependencia con los resultados
previos y las becas que concede ADO. La federación hizo un esfuerzo adicional
para la Selección
femenina por tener una consideración inferior de ADO por los resultados de 2010. Aprovecho para insistir una vez más
que las selecciones son tratadas de igual manera en hombres que en mujeres en
el Balonmano. 

¿Se aprovechan los éxitos deportivos del Balonmano? ¿Sabemos vender el
producto “balonmano”?
A tenor de los resultados es
evidente que no. El tema es amplio y puede explicarse de muchas maneras pero es
cierto que en la relación “éxito-retorno” el balance es negativo para los
intereses de este deporte. Algo no haremos bien independiente de las
dificultades que se han venido indicando a lo largo de este cuestionario. Las
retransmisiones de Balonmano, en concreto las competiciones masculinas, han
aumentado sin duda pero los patrocinadores no aparecen en la misma medida. Las
acciones derivadas por responsables directos, profesionales de marketing y
patrocinio así como de agencias no ofrecen resultados satisfactorios a los
esfuerzos que desde clubes, asociaciones o federación se realizan. La pared
siempre es la misma: los patrocinadores dedican sus recursos a las especialidades
de retorno fácil e inmediato. Aún así hay que asumir errores en esta gestión y
precisar que se necesita inversión a medio-largo plazo.  
¿Qué relevancia pueden tener las redes sociales en la difusión y
promoción del balonmano?
Sin duda es el camino a
desarrollar. Ya se ha comentado en esta entrevista. Se trata de reforzar a los
aficionados y planificar estrategias de captación. Las experiencias realizadas
refuerzan esta estrategia. El efecto debe ser multiplicador al tiempo que
tratar el diseño con seriedad y responsabilidad. La comunicación está asegurada
lo que obliga a patrones y circuitos en los que circule una información global
respetuosa, seria y enriquecedora. En cualquier caso hay que invertir en esa
dirección desde los clubes de base hasta los gabinetes de imagen y comunicación
con mejores estructuras y medios. Diferentes experiencias llevadas a cabo desde
la RFEBM han
dado resultados excepcionales que animan a continuar por ese camino.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *