NAVARRO Y EL RODILLO DE LAS #GUERRERAS

BALONMANO FEMENINO
EUROPEO HUNGRÍA / CROACIA
SEMIFINALES (BUDAPEST)
Foto: Uros Hocevar (EHF)

MONTENEGRO 18-19 ESPAÑA

Semifinales, paso previo al sueño de la finalísima. Ambiente de revancha por la victoria montenegrina que nos privó de la plata y el oro olímpico en 2012. Hoy el desenlace de la película lo dirigieron, a su antojo, las #Guerreras. Una voz autorizada de nuestro balonmano, Cristina Mayo, vaticinaba en Twitter: “las ‘yugoslavas’ se nos dan mejor que las escandinavas”. Hoy seguro que sí. España se cargó’ a la actual campeona de Europa y subcampeona olímpica. Casi nada. 
Las de Adzic, con Lazovic sancionada, arrancaron condicionadas tanto en ataque como en defensa. El 6:0 balcánico no podía contar con su defensora más dura y la dupla de ‘3’ la conformaban Klikovac y Bulatovic -Andjela-, mientras que Mehmedovic empezó atacando en la línea continua. Minuto uno: advertencia de los colegiados eslovacos a la retaguardia montenegrina. Minuto dos: amarilla a Bulatovic. Minuto tres: amarilla a Radicevic. Minuto seis: tercera amarrilla. Minuto nueve: primera exclusión para Klikovac. Muchas veces la otra extremo, Radicevic, se desdoblaba al pivote. La retaguardia española no daba opciones, máxima intensidad para anular a Montenegro, que pudo anotar su primer gol superado el minuto ocho de partido. Niebla en el ataque rival, inicio casi perfecto para las de Dueñas. Todas destacando, pero una figura por encima de lo cotidiano: Silvia Navarro. Pasaban cosas que te hacían confiar -como ganar una inferioridad-, todo indicaba que íbamos a vivir una gran tarde para el balonmano femenino de nuestro país. Todo fluía, por aquello del flow. Eso no se compra, hay gente que lo tiene y gente que no lo tiene. Las #Guerreras podrían traficar con flow. El pivote reverso de Chávez o el escuadrazo de Mangué provocaban la diferencia de +5 y el tiempo muerto de Adzic. No le sirvió de nada al técnico del Buducnost. ¿Qué más digo? Los primeros 20 minutos fueron prácticamente perfectos. Había aparecido el RODILLO. El banquillo hispano inició su habitual proceso de rotaciones, todas son importantes. Después de desaprovechar un par de ataques, las de Bulatovic -que veía puerta desde la larga distancia- comprimieron el luminoso para marcharse a los vestuarios con cinco tantos de desventaja. 
En la reanudación tenía que cambiar algo. Anotó Petrovic rápido, pero Navarro seguía en números galácticos y sacaba sus manoplas una y otra vez. Marcó Mangué, cada vez más cerca de los 1.000 goles con la elástica nacional, para retornar al +5 que tanta tranquilidad otorga. Toma y daca mientras copábamos, una vez más, los TT de Twitter. Duelo de guardametas, Rajcic dio seguridad a sus compañeras pero el muro español seguía firme -la labor de Elorza es igual de encomiable que oscura-. Con la ventaja cómoda de España, los árbitros empezaron a permitir casi todo. Las montenegrinas multiplicaron la dureza defensiva y los que vestían de azul celeste olvidaron el concepto de la exclusión -ninguna en el segundo acto para las de Adzic-. Carrusel de pérdidas de balón por parte de ambos conjuntos, las #Guerreras se nublaron y estuvieron 15 minutos sin ver portería mientras que las contrarias iban reduciendo las distancias en el marcador. No se podían desperdiciar más posesiones ofensivas ante un equipo que venía de hacer una remontada espectacular ante las suecas en el último partido de la Main Round. Tenía que ser Nerea Pena, casi en 52′, la que batiese a la guardameta balcánica tras el ‘ramadán goleador’. Radicevic volvía a establecer el sufrimiento en los hogares españoles. Cuatro minutos y ‘solo’ dos arriba. Taquicardias. Otra vez Silvia. Otra vez Navarro -MVP-. Se terminan los adjetivos, los académicos de la RAE barajan establecer Silvia Navarro como sinónimo de galáctica. Montenegro se puso a uno. Presión, pero no miedo. Pinedo nos permitió tirar las ‘cafinitrinas’ por el balcón. GRACIAS a todas y a todos. Estamos en la p… final. Como en Macedonia, jugaremos nuestra segunda final continental. Nos da igual, Noruega o Suecia. A las 18 horas, en La1. 

FICHA TÉCNICA
MONTENEGRO (8+10): Barjaktarovic (5 paradas) y Rajcic (7 paradas); Petrovic (2), Pavicevic (2), Radicevic (6, 1p), Jovanovic (2), A. Bulatovic (1), Klikovac, Jaukovic, Malovic, K. Bulatovic (4, 1p), Ramusovic, Mehmedovic (1), Despotovic y Knezevic.
ESPAÑA (13+6): Silvia Navarro (20 paradas) y Ana Temprano; Macarena Aguilar (1), Bea Escribano, Eli Pinedo (5), Naiara Egozkue, Carmen Martín, Marta López, Eli Chávez (3), María Núñez, Bea Fernández (1), Marta Mangué (4), Nerea Pena (3), Patri Elorza, Lara González y Alexandrina Barbosa (2).
ÁRBITROS: Brunovsky y Canda (Eslovaquia). Excluyeron a Klikovac por parte de Montenegro; a Elorza por parte de España. 
PARCIALES: 0-2/2-4/2-6/4-9/5-12/8-13 (descanso). 10-14/11-16/13-16/13-16/15-18/18-19 (final).
CANCHA: Papp Laszlo Sportarena de Budapest ante 4.000 espectadores. 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *