MUNDIAL DINAMARCA: AFICIONES Y ESPECTADORES

BALONMANO FEMENINO
MUNDIAL DINAMARCA 2015
#INFORMEDEPORTECIENPORCIEN
Fotos: IHF

Hemos dicho muchas veces que Dinamarca, quizá, sea el lugar ideal -junto a Noruega- para celebrar un Mundial de balonmano femenino. En este tipo de campeonatos, con 60 partidos en la primera fase repartidos en cuatro sedes, hay partidos muy desequilibrados -con horarios complicados- que no suelen congregar a demasiados espectadores. La organización del evento puede estar satisfecha con los números referidos a la asistencia de espectadores, aunque hay mucha diferencia entre la sede de la anfitriona y las demás. Y todavía queda lo mejor, las afluencias de las rondas finales serán sobresalientes, sobre todo si está Dinamarca en ellas. Aunque hay otra numerosas aficiones ‘in situ’ en territorio danés alentando a sus selecciones como la noruega, por supuesto, la húngara o la rumana entre otras.

HERNING 

Es la sede de Dinamarca, las anfitrionas. Antes de empezar la cita mundialista se habían acabado las localidades para algún partido concreto y se han producido varios llenos en los que ha jugado Dinamarca. Aquí se jugarán las semifinales y la final. Su capacidad es para 12.500 espectadores y en cuatro (JPN, HUN, SRB y MNE) de los cinco partidos de las danesas no había ningún hueco. El choque con menor afluencia fue el Hungría – Japón con ‘solo’ 1.500 personas en las gradas. 10 de los 15 encuentros de esta primera fase en Herning han superado los 4.500 espectadores, la suma total es de 106.100 personas repartidas en la decena y media de compromisos, lo que significa un espectacular promedio de 7.073 personas por confrontación. Brutal. 

KOLDING

Con un aforo de 5.100 espectadores y acogiendo el grupo con menor potencial global, donde sobresalían Países Bajos y Suecia -dos primeras clasificadas-. 11 de los 15 duelos superaban los 2.500 espectadores, siendo el partido con más afluencia el Suecia – Angola (3.204) y el que menos ambiente registró el Cuba – Angola (1.284). Con un total global de 37.712 personas, el promedio por contienda se sitúa en los 2.514 espectadores. 

NAESTVED

Entre los 2.500 y los 4.000 espectadores está la capacidad de este coliseo -según el tipo de evento-, aquí es donde han jugado combinados de la talla de Francia, Corea del Sur o Brasil -actual campeona del mundo-. El Francia – Alemania fue el más visto con 2.200 espectadores, el República del Congo – Alemania (último encuentro de la primera fase con todo decidido) acogió apenas 300 personas. Un total acumulado de 20.582 personas con un promedio de 1.372 espectadores por confrontación. 

FREDERIKSHAVN

La sede de las #Guerreras. El pabellón más pequeño, con una capacidad máxima para 2.800 personas. Son los números más pobres, 16.295 como global y una media de 1.163 por choque. No hay datos oficiales del España – Kazajistán del primer día, pero la entrada más pobre de toda la cita mundialista la protagonizó el Puerto Rico – Kazajistán con triunfo americano con solo 269. El partido más visto de los 15 fue el último, el España – Noruega de ayer con 1.781 espectadores.
CONCLUSIONES: Si aunamos las cuatro sedes y operamos de manera general podemos afirmar que, hasta este momento, cuando aún restan 16 partidos sin contar la President’s Cup, un total de 180.689 aficionad@s han presenciado algún partido. Si lo dividimos entre los 59 encuentros que han oficializado las cifras de asistencia, podemos exponer que el promedio de espectadores por partido supera los 3.000 -concretamente 3.062-. Qué envidia.  

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 12/02/2019 - 1: 00

    […] En Dinamarca el balonmano se respira y se vive. En lo que llevamos de liga, la media de espectadores por partido es, en algunas pistas, envidiable. Por ejemplo, club con más asistentes es el Team Esbjerg, con una media de más de 1.400 espectadores por partido. Siete equipos, exactamente la mitad de la HTH Ligaen, superan con creces la media de los 1.000 asistentes por encuentro. Muchos de los equipos, además, llenan el 75% de sus pabellones. Algo envidiable. En el caso de la Champions League, el Odense -que tiene una población equivalente a Donosti- ha tenido una asistencia de entre 1.700 y 2.500 espectadores, mientras que el rango del København Håndbold se sitúa entre los 1.200 y 1.500. Y todo esto teniendo en cuenta que la mayoría de poblaciones son pequeñas si las comparamos con las ciudades españolas que albergan balonmano femenino. Ikast, por ejemplo, tiene una población de 15.000 personas y un pabellón con una capacidad de 2.500 asistentes. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *