‘MARACANAZO’ DE ‘LA SÚPER ROJA’

BALONMANO FEMENINO

MUNDIAL DE BRASIL 2011
1/4 DE FINAL
Foto: Ricardo Bufolin 
ESPAÑA 27-26 BRASIL 

‘La Roja’ volvió a escribir una nueva página con letras de
oro para la historia del nuestro balonmano de mujeres. De nuevo, como ya
sucediera en China hace dos años, España se mete en las semifinales de un
Mundial. Rompió todos los pronósticos, reventó todas las apuestas, acalló con
humildad y elegancia todas las críticas y exhibió un compromiso y una fe que le
condujeron al sueño de las medallas. El primer metal mundialista está al
alcance de la mano…

Fulgurante inicio el que nos brindó este choque entre
brasileñas y españolas ante un coliseo con un ambiente brutal en el graderío. Ciclón
hispano con 4-0 de parcial que enmudecía a la hinchada carioca y obligaba a
Morten Soubak a pedir ‘timeout’ a los tres minutos. La rapidez no surtía efecto
en el equipo anfitrión, que se empotraba contra el 6:0 que dibujó Jorge Dueñas,
otra vez con las torres Cuadrado y Chávez en la parte central. Con 6-1 para el
combinado español, exclusión infantil  de
Barnó que despertó ‘La Verde-Amarelha’, comenzó a funcionar la maquinaria
gracias a una Fachinello soberbia que anotó seis goles casi consecutivos en
apenas 14 minutos. Otro parcial de 1-6 propició que Brasil igualase el luminoso,
el ritmo era vertiginoso y en el ecuador de la primera mitad (11-11) se habían
anotado 22 goles. Las defensas estaban ausentes y los ataques eran incisivos
por parte de los dos conjuntos, Carmen Martín estaba de dulce y las pupilas de
Dueñas mantenían la fluidez en la circulación de balón provocando,
continuamente, situaciones claras de cara a portería. El porcentaje de
lanzamiento era tan espectacular como inusual (16/20 en los primeros 23
minutos), las rentas eran exiguas. España no aprovechaba una superioridad numérica
y la ‘canarinha’ volvió a establecer la igualada a dos minutos para la conclusión
del primer acto. Tiempo muerto de Dueñas a 18 segundos para el final, jugada
ensayada. Macarena sacó magia de su chistera con 7 metros y una exclusión
de regalo, dos arriba al descanso y otra inferioridad para las anfitrionas al
reanudarse el choque.
Sin sacar provecho de esa ventaja de efectivos, las de
Soubak se enchufaron y voltearon el marcador con una entrega descomunal. Se
percibía que tácticamente ‘La Roja’ estaba mucho más entera, pero apareció el
desconcierto en ataque –tres goles en quince minutos de las españolas- y
decreció el tempo del partido. Silvia nos salvaba de nuevo bajo palos, mientras
la torcida local abucheaba cada posesión de las nuestras, la alternancia en el
marcador con ventajas cortas reflejaba los nervios de ambas selecciones. La
pasión volvió a jugarle una mala pasada a Barnó, que fue excluida por impedir
el saque del rival, aunque los colegiados daneses no fueron equitativos ya que
Nanda da Silva y lo mismo en la siguiente acción sin recibir los 2 minutos. No
se descompuso el muro defensivo español en ningún momento, a pesar de las
infinitas pérdidas en ataque, ‘La Verde-Amarelha’ no podía anotar. Blocajes de
Chávez y Cuadrado y manoplas de Silvia hacían que siguieramos soñando.
A falta
de ocho minutos para que sonase la bocina, dos arriba ‘La Roja’ pero el ímpetu
brasilero puso, otra vez, las tablas. Final de infarto, tres minutos. Nerea –hoy
cuatro de cuatro-, la que era tan mala para algunos, lanzó un obús que daba un
respiro mínimo. La respuesta, un ‘fly’ que convertía Nascimento. Empate. Exclusión
de Da Silva y Carmen Martín estrellaba en el palo su primer lanzamiento
fallado. Taquicardia. La retaguardia era inquebrantable, se olía el éxito. Gol
para Carmen y respuesta brasileña, pero Eli Pinedo consiguió un gol histórico
que volvía a situar al balonmano de mujeres español en unas alturas solo
reservadas para las súper potencias. Garra y convicción para defender el último
ataque rival, hasta dos veces lanzó Pinheiro pero sus latigazos se estamparon
contra la muralla roja. Final. Por fin.
Locura en el parqué de Sao Paulo, 6.000 gargantas se
silenciaron para escuchar los gritos de felicidad de 16 deportistas ejemplares
que volvieron a hacer disfrutar a un país entero. Mientras redactamos la crónica
nos percatábamos de que #EliPinedo era Trending Topic en Twitter y se nos ponía
la piel de gallina al leer todos los mensajes dirigidos las heroínas de Sao Paulo.
Aficionados y aficionadas que decían gracias.
Y, como nos adelantó Patri Elorza hace dos días, el BAILE
DE LA ‘NADADORA’ lo bailó hasta el cuerpo técnico…    

FICHA TÉCNICA
ESPAÑA (19+8): Silvia Navarro (17 paradas),
Michela Ciobanu y Cristina González; Macarena Aguilar, Andrea Barnó (1), Nerea
Pena (4),  Patri Elorza, Patri Pinedo,
Marta Mangué (3), Nely Carla Alberto (2), Vero Cuadrado, Eli Chávez (1), Carmen
Martín (8, 4p), Jéssica Alonso (4, 1p), Eli Pinedo (3) y Vane Amorós (1).
BRASIL (17+9): Chana Masson (5 paradas) y Barbara
Arenhart; Ana Paula Rodrigues (2), Eduarda Amorim (2), Deonise Fachinello (7),
Daniela Piedade (2), Dara Carvalho (1), Ale do Nascimento (7, 3p), Nanda da
Silva (2), Silvia Pinheiro (1), Samira Rocha (1), Alessandra Medeiros, Jessica
Quintino (1), Francine Moraes, Mayara Moura y Moniky Bancilon.

PARCIALES: 5-1/7-6/10-10/14-13/16-15/19-17
(descanso). 20-19/20-21/22-23/24-23/25-24/27-26 (final).
ÁRBITROS: Gjeding y Hansen (Dinamarca). Excluyeron
a Barnó (2), Cuadrado, Alberto y Mangué por parte de España; y a Fachinello,
Amorim, Rodrigues (2), Piedade y Do Nascimento por Brasil.
CANCHA: Ibirapuera (Sao Paulo) con más de
6.000 espectadores.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *