‘LAS PERLAS DE ARI’: RAQUEL BEJARANO

BALONMANO FEMENINO
‘LAS PERLAS DE ARI’
CAPÍTULO 8: RAQUEL BEJARANO
Fotos: Víctor López (1), Beatriz Herreros y Raquel Bejarano FB (2 y 3) y Vicen Muñoz (4)
Repor: Ari Cañameras
Con 19 años es la aguja de la brújula del conjunto de la capital del Túria. En la presente campaña en la máxima categoría, acumula 14 goles en 17 partidos, aunque ha marcado más de 120 en dos temporadas y media. Este curso se ha espolsado la presión anotadora para centrarse en la elaboración y, poco a poco, actúa como la costurera del estilo de juego del Canyamelar.
12662043_971493212938613_8592601175463131860_n

Raquel Bejarano, una jugadora de equipo y de club. Creció en el Puig d’en Valls, en una pequeña familia de balonmano. Todo empezó en un patio de colegio y continuó en un 40×20, hasta que, como muchos ibicencos, tuvo que abandonar la isla para seguir con sus estudios. Pero en la isla, la dinámica era distinta: “en Ibiza no hay mucha competición, y sólo dos o tres equipos éramos competitivos: era más entrenar que otra cosa”. Hasta que llegaban los sectores y el Puig d’en Valls de Raquel disfrutaba y se motivaba, con muchas ganas, “y normalmente teníamos buenos resultados”.

12654506_10207356970179103_6813076802244312195_n

Para seguir estudiando, Raquel se trasladó a Valencia y eligió el Canyamelar como club. El primer año entrenaba con ellas y jugaba con el Puig d’en Valls, en Plata. Pero cuando acabó esa temporada, “el Canyamelar me preguntó si quería fichar por su equipo, y no me lo pensé dos veces: me hizo mucha ilusión, porque estaba muy contenta con mis compañeras, me llevo muy bien con ellas y poder jugar en División de Honor es como un sueño que tenía desde pequeñita. Parece que siempre queda lejos, pero cuando llega piensas: ‘qué bien, ya estoy allí’”.
En el Canyamelar Valencia, Raquel está “muy bien”, jugando bastantes minutos y “con responsabilidad, que es lo que se le pide a alguien que juega en la posición de central. Con la ayuda de los entrenadores y de las compañeras, que siempre me ayudan bastante, he conseguido asentarme en este equipo y me encuentro súper a gusto”. En este sentido, su técnico, Vicent Nogués destaca de Raquel que, “a una temprana edad, ha cogido las riendas del Canyameral, una tarea difícil que está cumpliendo a un alto nivel y que cuando se asiente en la categoría y se suelte un poco más en el plano individual dará mucho que hablar en la Liga Loterías. Y el gran trabajo que hizo Noel en Ibiza con esta jugadora, que todo entrenador querría tener en su banquillo”.
1620506_702892146465389_221477413722769467_n
Raquel ha asistido a algunas concentraciones de la selección española y ha jugado amistosos vistiendo la elástica nacional, pero para ella eso no es lo más importante. “Siempre pienso que el club es lo primero, el equipo, y luego ya si tiene que llegar algo pues se toma como un premio, pero no tengo ninguna fecha marcada en el calendario para consultar las listas”. Objetivos siempre tiene muchos y ahora mismo tienen que ver con el Canyamelar. “Luego también está la selección, pero en segundo plano: es cierto que cuando te llaman hace mucha ilusión y ves que todo el trabajo merece la pena. Pero lo primero es lo primero, y el equipo de ahora yo creo que tiene que estar por delante”.
Para Raquel, lo mejor del balonmano son las personas que forman parte de esta gran familia, “la gente que te llevas de todos estos sitios: yo, de Ibiza, me he llevado amigas más que compañeras, y eso queda grabado y es lo que perdura con los años”. Y es que lo que encandila más de Raquel es que se tome este juego como una aventura compartida.“Un partido ganado o un partido perdido se te olvida al mes siguiente. Las compañeras duran siempre”.
PERFIL TÁCTICO 
(Vicent Nogués – Entrenador Canyamelar VLC) 
11351345_839425972812005_5574940545524866899_n
Raquel es la central, aquella jugadora que maneja el equipo y que hace que lo colectivo prime sobre lo individual: una central clásica donde las haya. Tiene un gran 2×2, un buen lanzamiento en apoyo a media distancia y un 1×1 hacia los dos lados. Pero, sobre todo, destaca el sentido que le da al juego, siempre tácticamente correcta, y sabe lo que tiene que hacer en cada momento. La cabeza del entrenador está presente cuando Raquel está en el campo: siempre disciplinada, trabajadora y tenaz.
 [su_spacer]
El ConfesionARIo
Un referente del balonmano: Raúl Entrerríos y Aron Palmarsson
Un referente de la vida: Hay mucha gente que me aporta y me enseña, de cada persona se pueden sacar cosas
Una comida: Pollo al horno
Una película: ‘La vida es bella’’
Una serie: ‘Master Chef’
Un libro: ‘Open’, de Andre Agassi
Una canción: ‘Princesas’, de Pereza
Un grupo/cantante: Estopa
Un número: 5
Un lugar: Donde sea pero con mis amigos
Tu mejor virtud: Me gusta sacar sonrisas a los que están conmigo
Tu peor defecto: Soy un poco cabezota
Un sueño: Jugar en algún equipo fuera de España
Un consejo: Como bien me dijeron a mí, “el mar siempre vence a la roca no por ser más fuerte, sino porque persevera”

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *