‘LAS PERLAS DE ARI’: MARÍA GONZÁLEZ NIÑO

CAPÍTULO 10 – MARÍA GONZÁLEZ NIÑO
Reportaje: Ari Cañameras

Representa la perla encubierta porque poca gente le conoce. Una mina de talento por explotar, eso es lo que aseguran aquellos que han podido disfrutar más que un simple rato con sus actitudes y aptitudes. Las circunstancias solo son un proceso en su crecimiento deportivo, ni siquiera ha cumplido los 19 años. Es una lateral zurda de futuro. Tengan paciencia, disfrutarán de ella.

IMG-20160404-WA0023

Foto: VGGaribay

Amor a primera vista. Una hora bastó para que María González se enamorara del balonmano, a los 7 años. “El día que un entrenador del Aula vino a enseñarnos cómo se jugaba, estaba tan emocionada que le dije a mi madre que quería hacerlo”. Su pasión por este deporte va más allá de cualquier hobby: “siempre he jugado por diversión y lo sigo haciendo, pero no la de ir a pasar el rato, sino la de entrenar duro, aprendiendo y viendo cómo el trabajo da sus frutos”.

Esta afición por el balonmano la comparte también con su familia: su hermano mayor practicaba este deporte. De hecho, María era “la típica niña pequeña que corretea por el campo en los partidos, pero realmente nunca me fijé en lo que pasaba”. Ahora, no solo juega al balonmano, sino que también ha “arrastrado” a un primo mayor que ella.

La vallisoletana empezó a jugar en un colegio que siempre ha estado vinculado con el Aula Cultural, donde ahora juega. Durante todos estos años ni se ha planteado dejarlo: “aparte de lo espectacular del juego, lo mejor son las amistades que se hacen y la familia que se crea en los equipos”.

Y es esta comunión entre jugadoras lo que María destaca del Aula Cultural y de la española, en la que ha estado en dos convocatorias en la categoría júnior. “Sin duda alguna, lo mejor de la selección es el buen rollo que hay: desde el primer momento te acogen y eres una más”, afirma. La primera vez que te llama el equipo nacional siempre es emocionante, y para María fue una verdadera sorpresa.

“Estábamos comiendo con la selección de Castilla y León cuando le llegó el correo a Ángela y me alegré muchísimo por ella. Nos pusimos a ver quiénes iban a ser sus compañeras y de repente apareció mi nombre: no me lo esperaba para nada y no supe ni cómo reaccionar, simplemente nos quedamos mirando con lágrimas en los ojos”.

12243583_10204849186302042_7559317369802520644_nTodo ese trabajo y esfuerzo se ha visto frenado por una grave lesión de la que tuvo que ser operada dos veces por una recaída: tras superar la primera intervención, María pisó el 40×20 de nuevo, pero a los 5 meses y medio se volvió a romper. “Ha sido el golpe psicológico más duro, lo pasé muy mal, tanto que no tenía fuerza para volver a operarme y empezar de cero, y decidí intentar jugar con ello roto y así ganar tiempo para superar mentalmente lo que había pasado”. Pero tras varios meses musculando no funcionó y hubo que intervenir de nuevo. Ahora, con todavía semanas por delante para recuperarse, María dice que lo lleva “bastante bien; es cierto que hay momentos de bajón, donde te preguntas por qué a mí y maldices la jugada en la que te pasó. Pero esto dura hasta que cambias el chip y aceptas lo que ha pasado”.

Su actual entrenador, Miguel Ángel Peña, coincide en que María “ha tenido una grandísima mala suerte, porque la lesión le ha llegado justo en su mejor momento: era capaz de jugar minutos en División de Honor y ya empezaba a ser una jugadora de verdad, porque le había costado mucho llegar hasta aquí”. De momento, ella trabaja para seguir manteniendo el alto nivel que tenía antes del golpe, y Peña espera que “pueda iniciar la pretemporada con nosotros otra vez, porque tiene un futuro muy importante”.

El mejor recuerdo que tiene María es la primera victoria del sector juvenil que “jugamos en casa con un ambiente fue genial, remontamos el partido y acabamos ganando en el último momento”. Por otro lado, lo peor que le ha dado el balonmano es la lesión, “aunque cuando lo aceptas ganas muchísima fuerza mental, se madura mucho, haces amigos en rehabilitación que te ayudan a luchar y sobre todo aprendes a ver el balonmano desde otro punto de vista”.

Dicen que el amor todo lo puede. Si eso es cierto, María volverá a lo más alto: su pasión por el balonmano vencerá, seguro, todos los obstáculos que se vayan cruzando en su camino.

IMG-20160404-WA0024PERFIL TÁCTICO

(Miguel Ángel Peña – Entrenador Aula Cultural)

“La mejor virtud de María es que puede jugar tanto en el lateral como en el extremo. Como jugadora tiene capacidad de lanzamiento exterior, en apoyo a media distancia, de penetración tanto por el punto fuerte como por el punto débil, buenos lanzamientos desde el extremo, y buen juego mutuo con el pivote. Es muy valiente en las penetraciones, pese a que quizás le falta un poco de peso, pero hay margen de mejora porque todavía es muy joven. María, sobre todo, tiene la gran virtud de ser muy serena con todo lo que hace: no es una jugadora que esté alocada y casi nunca se equivoca. En el contraataque y en el juego sin balón también es extraordinaria”.

El ConfesioARIo

Un referente del balonmano: Carmen Martín

Un referente de la vida: Mi hermano

Una comida: Pincho de lechazo a la brasa

Una película: ‘Buscando a Nemo’

Una serie: ‘Los Simpsons’

Un libro: ‘Los miserables’ de Víctor Hugo

Una canción: ‘Cuando sale el sol’ de Lágrimas de Sangre

Un grupo/cantante: Wiz Khalifa

Un número: 11

Un lugar: El pico del llanillo (Santibáñez de Valcorba)

Tu mejor virtud: Soy muy risueña

Tu peor defecto: Tengo mucho carácter

Un sueño: Ganar títulos con el Aula Cultural

Un consejo: En la adversidad, lucha.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *