‘LAS PERLAS DE ARI’: CELIA ROJO

BALONMANO FEMENINO
LIGA LOTERÍAS: CELIA ROJO
‘LAS PERLAS DE ARI’ – CAPÍTULO 6
Fotos: Xavier Solanas (1 y 2) y Zureda Press (3 y 4)
Reportaje: Ari Cañameras

Celia Rojo tiene 18 años y ocupa la demarcación de pivote. Sus 162 centímetros le permiten ser una balonmanista diferente para su demarcación. Jugadora dinámica y de sobresaliente movilidad sobre la línea continua, ha jugado 27 partidos en DHF -entre León y Oviedo- y acumula 55 goles -29 esta temporada-. Una pieza fundamental en el esquema de Alfredo Rodríguez.

 

Celia Rojo es una auténtica superviviente: su amor por el balonmano no ha cesado nunca pese a todos los obstáculos que ha ido superando por el camino. Esta joven perla empezó, como todas, jugando en el colegio con sus amigas, “y seguí porque veía que se me daba bien y los entrenadores que tuve de pequeña me animaron mucho: les cogí mucho cariño”. Sus amigas iban dejando el balonmano, pero ella siguió apostando por esta afición.
Y llegó el día en el que Celia empezó a jugar en el CLEBA León, en la categoría infantil, cuando ya disputaba la liga. “Yo era pequeña y me ponía muy nerviosa. Se me pasaba de todo por la cabeza: ¿lo haré bien? ¿Lo haré mal? ¿Jugaré? ¿No jugaré? ¿Marcaré goles?”.
Y, poco a poco, esta perlita fue madurando, y con ella los recuerdos, “como cuando marcaba, que notaba una emoción tremenda cuando las compañeras y los entrenadores me chocaban la mano”. Las selecciones territoriales ya llamaban a su puerta.
Celia formó parte del CLEBA León hasta ser juvenil de primer año, que “tuvimos problemas con el club e hicimos un nuevo equipo, el Atlético León”, solo para salir de paso, por eso todas esas valientes están jugando en otras escuadras y ya no existe. “Yo quería seguir jugando”, confirma.

 

Y con esa valentía y ese espíritu de lucha, Celia aterrizó en el Jofemesa Oviedo. “Yo quería estar en un equipo que pudiera hacer algo grande, importante, como jugar en la División de Honor Femenina”, y esta temporada ha debutado en la máxima categoría del balonmano de nuestro país con el conjunto asturiano. “No me arrepiento de nada: en Oviedo me están tratando muy bien y estoy muy feliz de haber venido. Aquí entreno con compañeras de mucho nivel”. Celia, igual que su equipo, es debutante en la categoría y pese a que el inicio de la temporada no ha sido fácil, “poco a poco nos iremos acoplando a la Liga Loterías y vamos a dar más de una sorpresa… ¡Seguro!”.

La ilusión de Celia es seguir compaginando el deporte con los estudios, porque “ya se sabe que en España no se vive del balonmano femenino”. Ella se atreve, incluso, a llegar a los 35 años jugando. Dice que, hasta ahora, “me lo ha puesto todo muy fácil, aunque siempre caen algunos palos; algunas palabras que te dicen personas; decepciones conmigo misma y con otros”.
Su entrenador en el Jofemesa Oviedo, Alfredo Rodríguez, dice que Celia “puede jugar en la DHF muchos años, sabiendo que tiene 18 y que todavía está en periodo de formación”. Según el técnico, ella todavía “tiene mucho que aprender en distintas facetas del juego y, sin duda, cogerá la experiencia necesaria para seguir ahí”.

El mejor recuerdo de Celia es cuando estuvo convocada con la selección española para disputar un Campeonato de Europa. “Cuando me llamaron estaba en un torneo con el CLEBA León, y lo celebramos todo el equipo como locas”. Ella recuerda con emoción esos instantes: “ojalá vuelva allí, pero hay gente de mucho nivel”.
Lo peor que el balonmano ha dado a Celia fue el esguince de cuello que le hizo perder el conocimiento en el 40×20. “La recuperación fue muy lenta… Es lo peor que he vivido”. No tuvo miedo en volver a la pista, no dejó de jugar al balonmano. Celia Rojo es una superviviente nata, un espíritu de lucha, con los pies en el suelo, deseando volar alto.
PERFIL TÁCTICO
(Alfredo Rodríguez – Entrenador Jofemesa Oviedo)

Celia juega en un puesto muy específico, muy complicado, y lo hace de una manera muy diferente a lo que se está viendo en la DHF. Es una pivote dinámica, que recuerda a lo que fue en su momento la gran Cristina Gómez del Mar Valencia. Celia sabe estar en el sitio adecuado en el momento preciso y tiene unas magníficas manos para poder jugar en ataque y tener esa buena recepción del balón. También es una pivote peligrosa a nivel defensivo, a pesar de no tener ese perfil corpulento y grande: es una jugadora muy inteligente, tiene mucho sentido de la anticipación defensiva, gran capacidad de recuperación del balón y, a partir de ahí, con la flexibilidad que le otorga el sistema defensivo que nosotros ofrecemos puede aportarnos muchas opciones en el juego profundo con anticipación, capaz de llegar un segundo antes a las situaciones de juego.



El ConfesionARIo
Un referente del balonmano: Begoña Fernández
Un referente de la vida: Mis padres
Una comida: Pizza
Una película: ‘La vida es bella’
Una serie: ‘Mentes criminales’
Un libro: ‘El hilo invisible’, de Laura Schroff
Una canción: ‘I’m Yours’, de Jason Mraz
Un grupo/cantante: Ariana Grande
Un número: 3
Un lugar: Mi cama
Tu mejor virtud: Me preocupo mucho por las personas que me importan
Tu peor defecto: Soy poco paciente
Un sueño: Ganar un Mundial
Un consejo: No rendirse nunca

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *