‘LAS PERLAS DE ARI’: LAS GEMELAS MARTÍNEZ

CAPÍTULO 11 – NURIA y GEMMA MARTÍNEZ
Reportaje: ARIADNA CAÑAMERAS
Fotos: Pablo Lozano
Ambas han fueron protagonistas en el campeonato de España de selecciones territoriales, las dos configuraban una conexión casi imparable es esa categoría. Nuria dirigía desde el central y Gemma ejecutaba en el pivote desde la línea continua, sociedad limitada. Gemma acumula 40 partidos en DHF y 17 goles, además puede ‘vacilar’ de haber anotado cinco tantos contra el Guardés y tres contra el Bera Bera, mientras que su hermana Nuria suma 25 encuentros en la máxima categoría y 13 goles -tres al Rocasa y cuatro al Málaga-.

IMG-20160424-WA0007

Hay dos perlas que se hacen una cada vez que pisan el 40×20. Ellas son Nuria y Gemma Martínez, las gemelas del BM Porriño tienen algo especial, mágico, y sienten devoción por su club. Con 18 años, tienen un futuro por delante esperanzador: juntas, son imparables. El hecho de ser gemelas ya es algo único en nuestra División de Honor, hay muy pocos casos. Es de esos momentos en los que la magia, de verdad, existe en el balonmano. Gemma confirma que tienen “una conexión especial: solo con la mirada ya sabes lo que te pide, cuando te va a generar un espacio,… Es una pasada, como tener telepatía sobre el campo”. Pese a esto, no todo les sale bien. “A veces discutimos porque no nos hemos entendido, no todo sale; pero vamos aprendiendo y vamos conociendo mejor cómo queremos las cosas”, afirma Nuria.

Pero este pack, a veces también, se separa y tiene que sobrevivir partido en dos. Gemma y Nuria también han tenido que aprender a jugar cada una por su lado. “Hubo un año que la selección gallega no me convocó”, dice Nuria, “era el primer año que nos separaban completamente y yo desde la grada lo pasé muy mal”. Gemma, por su parte, dice que sus primeras convocatorias con el primer equipo también fueron complicadas, en los primeros viajes lo pasó “fatal”, pero poco a poco “te das cuentas de que es una experiencia más y vas cogiendo ritmo”.

Ambas llevan toda una vida juntas en Porriño. Pese a probar otros deportes, “nos hizo gracia correr detrás de una pelota, y seguimos jugando”, apunta Nuria. Gemma, por su parte, dice que se apuntó a jugar por su hermana, pese que a ella también era un deporte que le llamaba la atención.

Foto: Pablo Lozano

Foto: Pablo Lozano

“Ver a un equipo grande, como el BM Porriño, que transmite tanto, nos ha llevado a seguir día a día luchando para parecernos a ellas, como a Soraia Lopes”, asegura Gemma. “Siempre nos dijeron que teníamos un don”, certifica Nuria, “que podíamos aspirar a lo más alto y esa motivación ha sido muy importante”.

Gemma se sorprendió la primera vez que Abel Estévez le llamó para formar parte del primer equipo, “no me lo creía y mi hermana tampoco…. Lo fuimos a celebrar, porque no nos lo esperábamos. Es muy especial: que un equipo grande que juega a nivel nacional deposite esa confianza en ti”. De hecho, el mejor recuerdo de Nuria es fichar por el primer equipo del BM Porriño. “Es algo mágico”, dice.

Abel Estévez, su técnico, comenta que en el equipo filial “han destacado las dos, hasta que se ha lesionado Nuria. Creemos que son parte muy importante de nuestro proyecto y que van a ser seguro una parte muy destacada del BM Porriño”. De momento, deben pasar un período de adaptación: “es muy complicado dar el salto del equipo filial, que se les está quedando pequeño, al primer equipo. Eso es más cuestión de tiempo que de otra cosa: otras jugadoras del club han pasado por esa misma fase, como Sarai Sanmartín o Iris Sanjuán. Con un poco de paciencia y con continuidad van a ser piezas muy importantes para nuestro proyecto”.

El partido más especial que han jugado es, curiosamente, diferente. Para Nuria, jugar el “clásico” ante el Guardés fue un recuerdo excepcional, mientras que Gemma destaca haberse enfrentado al Bera Bera, y su mejor recuerdo es haber jugado en la selección gallega.

Respecto al combinado español, Nuria dice que es una aspiración: “¡a ver si algún día lo conseguimos!”. Para Gemma también es un objetivo que califica “de otro nivel”. Si siguen trabajando y jugando como lo hacen, ese nivel puede estar cerca. Verlas juntas es, seguro, un espectáculo. Porque esa magia es lo que les hace ser especiales.

PERFIL TÁCTICO

(Abel Estévez – Entrenador BM Porriño)

Nuria (central): Es una jugadora con mucha capacidad de desborde en el uno contra uno. Tiene una gran capacidad de leer el juego. Le hemos dado minutos como central, aunque no descartamos que juegue en alguna otra posición. Tiene que mejorar en temas defensivos y evolucionar físicamente para, poco a poco, ir asumiendo más minutos.

Gemma  (polivalente): Es una jugadora muy polivalente en ataque y que ha asumido minutos sobre todo en defensa en nuestro equipo, tanto en avanzado como en su capacidad de jugar en segundo. Creemos que puede asumir ese rol en el equipo y poco a poco irá cogiendo peso. Este año ha compartido equipo con el filial.

Foto: BM Porriño

Foto: BM Porriño

El ConfesionARIo de Nuria

Un referente del balonmano: Bea Fernández

Un referente de la vida: Mi familia

Una comida: Lasaña

Una película: ‘El niño con el pijama de rayas’

Una serie: ‘Breaking Bad’

Un libro: ‘El Perfume’

Una canción: ‘Me, myself & I’

Un grupo/cantante: Eros Ramazzoti

Un número: 2 y 9

Un lugar: Horta de Sant Joan (Tarragona)

Un sueño: Poder vivir de algo que me gusta

Un consejo: Vive el día a día

Foto: BM Porriño

Foto: BM Porriño

El ConfesionARIo de Gemma

Un referente del balonmano: Julen Aguinagalde

Un referente de la vida: Mi abuelo

Una comida: Barbacoa

Una película: ‘Diamantes de sangre’

Una serie: ‘The Walking Dead’

Un libro: ‘Pan de guerra’

Una canción: ‘7 días’

Un grupo/cantante: La Oreja de Van Gogh

Un número: 3 y 5

Un lugar: Nueza Zelanda

Un sueño: Viajar a Nueva Zelanda

Un consejo: Lucha por alcanzar tus sueños

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *