‘LA ROJA’ SE CUELGA UN BRONCE CON SABOR A ORO

BALONMANO FEMENINO

MUNDIAL DE BRASIL 2011
FINAL DE CONSOLACIÓN
Foto: Cinara Piccolo 

DINAMARCA 18-24 ESPAÑA  

El BALONMANO de MUJERES español es de BRONCE. Poco más hay
que decir, este nuevo capítulo mundialista se recordará históricamente porque 16
DEPORTISTAS que nos regalaron los momentos más bonitos que una afición puede
vivir. Gracias Silvia Navarro –la MVP
por antonomasia-, Cristina González –la
disciplina-, Michela Ciobanu –el saber
estar-, Macarena Aguilar –la Genio
de Bolaños-, Andrea Barnó –el ejemplo-,
Nely Carla Alberto –la potencia-, Nerea Pena –la perseverancia-, Marta Mangué –la clase-, Vero Cuadrado –brillante-, Carmen Martín –la garra-, Eli Pinedo –la jugona-, Vane Amorós –el sacrificio-, Patri Elorza –la cumplidora-, Jéssica Alonso –la elegancia-, Patri Pinedo –la voluntad- y Eli Chávez –la entrega-. Jorge, Juan
Carlos, Noe, César y Saray… ‘chapeau’. Nada más que decir. Enhorabuena por hacer
el Balonmano Femenino más grande…
La película más esperada se iniciaba con un 5:1 -Vane en
el avanzado- y una actividad superlativa que posibilitó que ‘La Roja’ arrancase
la contienda muy concentrada, Macarena provocaba el primer penalti que
transformaba Carmen con su particular eficacia. Pero Dinamarca despertó rápido
y la tónica que dominó el primer acto fue el de la igualdad, pocos goles y
protagonismo de los dispositivos defensivos –el 6:0 de Pytlick se ajustaba
paulatinamente y Vero Cuadrado estaba muy controlada-. Se apreciaba el respeto
que se dispensaban ambas escuadras, las de Dueñas controlaron bien las pérdidas
hasta el ecuador de la primera mitad (solo tres balones extraviados) e impedía
que Dinamarca corriese al contragolpe. Marta Mangué y Nerea Pena se estrellaban
contra Pedersen, la guardameta del Viborg se entonó y, tras un atasco español
en ataque, las nórdicas se pusieron dos arriba. Tiempo muerto de ‘La Roja’, que
volvió a intensificar su retaguardia y encontró huecos en la continua que se
tradujeron en dos lanzamientos desde los 7 metros para igualar el
luminoso. España se precipitaba –al final 10 pérdidas de balón- pero el joven
combinado danés no materializaba sus ocasiones. Silvia puso el candado y se
arribó al descanso con tablas (9-9).
Igualdad en los primeros compases de la reanudación. Vero
Cuadrado y Mette Melagaard –compañeras en el Randers- libraban un duelo
precioso en la línea continua que se llevó, claramente, la santanderina. Un
parcial de 0-5 estremecía las huestes escandinavas permitió a ‘La Roja’ voltear
el score mientras Silvia Navarro, otra vez suprema MVP, volvía a hacer de las
suyas. Era convicción o fe, pero la sensación era positiva. Mangué se retiró
lesionada y aparecía Nerea Pena con la capa de súperheroe para no despertarnos –cuatro
‘chicharros’ que valían su peso en bronce-. Pytlick tuvo que detener el
encuentro para espabilar a las suyas pero, quizá, fue demasiado tarde. España
no bajaba el ritmo, Carmen Martín hacía lo que quería, los marcó de todos los
colores hasta 10 –el número de las cracks- y defendió como jamás antes lo había
hecho. Verónica Cuadrado, soberbia desde la sombra, fue una de las claves en
ataque y en defensa. La brecha se hacía cada vez más grande y el metal se
acercaba progresivamente porque quería cuellos españoles.
Cuando vi llorar a Jéssica en el banquillo, a partir de
ese momento ya no supe realmente qué sucedía en el 40×20 de Sao Paulo. Llorábamos,
soñábamos despiertos, estábamos como en una nube pero teníamos el
convencimiento de que se había conseguido algo histórico. Daban igual la táctica,
las pérdidas, las exclusiones y los parciales. La medalla de bronce sabe a oro.
‘La Roja’, las 16 balonmanistas con mayúsculas, y las que no están pero son
importantes, deben sentirse orgullosas por el simple hecho de hacer felices a
miles y miles de personas. Porque en eso, básicamente, consiste la vida.
Un placer haber podido escribir estas líneas… 

FICHA TÉCNICA
DINAMARCA (9+9): Christina Pedersen (10 paradas),
Karin Mortensen (1 parada) y Sandra Toft; Trine Troelsen (2), Christina
Krogshede (3), Line Jorgensen (1), Susan Thorsgaard, Loise Burgaard (4), Anne
Grette Norgaard (3, 2p), Mette Melgaard (1), Maibrit Kviesgaard, Maria Fisker
(1), Pernille Larsen, Kristina Bille (1), Stine Jorgensen y Louise Spelleberg
(1).
ESPAÑA (9+15): Silvia Navarro (19 paradas),
Michela Ciobanu y Cristina González; Macarena Aguilar (3), Andrea Barnó, Nerea
Pena (4),  Patri Elorza, Patri Pinedo,
Marta Mangué (2), Nely Carla Alberto (2), Vero Cuadrado (1), Eli Chávez, Carmen
Martín (10, 6p), Jéssica Alonso, Eli Pinedo (2) y Vane Amorós (1).
PARCIALES: 1-2/3-4/5-6/8-6/8-8/9-9
(descanso). 12-11/12-15/14-17/14-19/16-21/18-24 (final).
ÁRBITROS: Cohen y Peretz (Israel).
Excluyeron a Melgaard (2) y Spelleberg por parte de Dinamarca; y a Pena, Nely y
Elorza por España.
CANCHA: Ibirapuera (Sao Paulo) casi vacío
ante menos de 2000 espectadores. Lo peor del partido.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *