LA MURALLA DEL BERA BERA VALE UN LIDERATO

BALONMANO FEMENINO
DIVISIÓN DE HONOR
JORNADA 11
Foto: Juan Carlos García Mate

BERA BERA 25-20 ROCASA GRAN CANARIA

El choque de colosos no fue tan vistoso como el aficionado esperaba antes de que se pusiera el balón en movimiento. Las anfitrionas se jugaban más y tenían que satisfacer a los casi 800 espectadores que se dieron cita en las gradas de Bidbieta, gran ambiente como requería la ocasión. El 6:0 vasco se impuso desde el principio, el dispositivo defensivo local fue mucho más intenso que el canario -en apenas 18 minutos las de Etxaburu cumplieron el ciclo de amarillas y acumularon tres exclusiones-. Los problemas ofensivos de las de Santana crecieron conforme pasaban los minutos, María González sustituyó a Davinia López y Silvia evitaba una renta mayor. El tiempo muerto del conjunto insular no se hizo esperar con el 7-3, además las visitantes tenían un problema: no aprovechar las inferioridades rivales. El Rocasa puso fe para comprimir el luminoso, defendió mejor y las guipuzcoanas atravesaron una sequía de ocho minutos que propició que Etxaburu detuviera el compromiso. Pinedo saltó al 40×20 en el 17, era difícil que se perdiera un choque tan decisivo como este. Las imprecisiones de las insulares le facilitaron la tarea al Bera Bera para marcharse a los vestuarios con cinco goles de ventaja. Tras el descanso, el guion se modificó poco. El público respiraba con tranquilidad tras visualizar el +6 en el marcador, pero los cañonazos de Rodríguez o las situaciones de Luján redujeron diferencias.  La mayor decisión ofensiva de las amarillas y la actuación de Silvia Navarro bajo palos hicieron que hubiese partido cuando superamos el ecuador del segundo capítulo. Mientras el conjunto anfitrión conservaba y contemporizaba su renta, las foráneas exhibían la impotencia en ataque que padecieron en la tarde de hoy -promediaban 32 goles por confrontación- que no conectaban con su pivote -Haridian anotó un solo gol en el minuto 41-. Aún así, cuando restaban ocho minutos para la conclusión todavía había opciones de recuperar esos tres tantos que separaban al líder de las donostiarras. Hasta que Pinedo anotó dos goles consecutivos que, junto a otra diana de Ana Martínez, sentenciaba la batalla en favor de la igualdad en DHF. 
El duelo no lo guardaremos en nuestra memoria por su vistosidad y calidad: 39 pérdidas de balón (19 del Bera Bera y20 del Rocasa) y 46 lanzamientos fallados suman un total de 85 posesiones desaprovechadas. Menos mal que Temprano y Navarro no defraudaron. 
Ahora la tabla queda más comprimida que nunca, con siete escuadras en un pañuelo de seis puntos. La peor noticia para las de Telde, además de la propia derrota, han sido los cinco goles del golaveraje con los que le aventaja su máximo rival. 

FICHA TÉCNICA
BERA BERA (13+12): Ana Temprano (11 paradas) y Maite Zugarrondo; Ana Martínez 2, Patri Elorza, Amaia Azanza 1, Esther Arrojería 3, María Núñez 4, Silvia Ederra 1, Eli Pinedo 5, Matxalen Ziarsolo 4, Maitane Etxeberría 3, Alba Menéndez 2, Nagore Arizaga y Uxue Ezkurdia.
ROCASA GRAN CANARIA (8+12): Silvia Navarro (16 paradas) y Adriana González; Alba Albaladejo, Davinia López 1, María Luján 6, Almudena Rodríguez 6, María González 2, Haridian Rodríguez 1, Tiddara Trojaola 1, Melania Falcón 3, Carmen Toscano y Patricia Guedes.
ÁRBITROS: García Serradilla y Marín Lorente (CAT). Excluyeron a Elorza (2), Menéndez (2), Azanza (2) y Arrojería por el Bera Bera; a López por el Rocasa.
PARCIALES: 3-1/5-3/7-4/7-6/11-6/13-8 (descanso). 14-9/16-12/18-14/19-14/22-17/25-20 (final).
CANCHA: Bidebieta ante unos 800 espectadores.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *