LA COPA MÁS MISTERIOSA…

BALONMANO FEMENINO
COPA DE LA REINA 2015
ARTÍCULO DE OPINIÓN
Cartel: RFEBM

Menos de 10 días para que se inicie la Copa de la Reina en Castellón. La RFEBM hizo oficial la sede a finales de enero y el sorteo se celebró el pasado viernes. Primero se publicó a bombo y platillo que todo el mundo podría disfrutar de esta competición de manera gratuita, horas después se rectificó y solo accederían gratis los menores de 14 años. El precio del abono, para siete partidos (1/4 de final, semis y final), es de solo 5 euros pero la estrategia fue, digamos, poco acertada. No sabemos quién fue el ideólogo, pero en Google tecleas ‘copa de la reina balonmano castellón’ y aparecen muchas entradas -incluso de medios nacionales- haciéndose eco de la gratuidad. El cartel es otro tema, ¿es esta la imagen del producto que queremos vender? Hemos hablado con dos diseñadores y me confirman que ese cartel no tiene ni 20 minutos de trabajo. No hay diseño, ninguna fotografía de las verdaderas protagonistas. Sin originalidad. En fin, así nos luce el pelo. 
Luego está lo que no se sabe. Nadie sabe dónde comprar los abonos o las entradas, los clubes no saben si se pueden quedar el viernes en el hotel o deben volver a sus orígenes en caso de ser eliminados. Teledeporte, al menos hace un par de días, no sabía ni la hora de la semifinal que deben emitir en directo. Nadie sabe si habrá algún ‘clínic’ en tierras castellonenses, si se reunirá la Mesa del BM Femenino o si los asistentes podrán disfrutar de actividades paralelas. Por no saber, no sabemos si la Casa Real tendrá un hueco en su apretada agenda para hacer acto de presencia en una competición que lleva su nombre.
Sin ninguna intención de destruir, creo que la promoción de este evento no está a la altura de la categoría del evento. Vamos a ver a ocho de los mejores equipos de nuestro país, siete partidos en apenas 50 horas. No hay ninguna otra cita que concentre tanto balonmano femenino, con permiso del Partido de las Estrellas que no es competición oficial. Se podrían haber hecho muchas cosas, ahora ya es demasiado tarde. 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *