JUSTOS POR PECADORES

BALONMANO FEMENINO
PRE-EUROPEO 2014
ARTÍCULO DE OPINIÓN
Foto: marca.com

Mirad esta instantánea… ¡Qué contentos estábamos tod@s ese 11 de agosto! ¿Verdad? 
Son datos contrastables que la selección femenina, especialmente tras la ‘Época Dorada’ de las medallas, ha aumentado la masa social que se preocupa por ella. Todo fueron halagos y reconocimiento desde la plata continental de 2008 hasta el bronce olímpico de 2012, pasando por la plata mundial de 2011. Ahora, en 2014, esa maravillosa generación de balonmanistas ha cambiado. No es la misma. Es ley de vida… Ciobanu, Barnó, Fernández o Cuadrado, entre otras, dijeron adiós al combinado nacional. Es tiempo de relevo generacional, aquí publicamos hace meses que teníamos que ser coherentes y realistas. La afición española debe ser consciente de que hay pilares fundamentales que ya no están y que un grupo de jugadoras no puede mantener el mismo nivel deportivo7competitivo durante seis años consecutivos -las deportistas tienen un periodo culmen, pero nada es para siempre-. Esto se suma a muchos detalles, algunos más pequeños y otros más grandes, que modifican la situación de una selección absoluta como la nuestra. 
En España somos así de simples. Cuando el resultado acompaña no vemos más allá, pero cuando surgen las derrotas… Nos disfrazamos de seleccionadores y de jugadoras para criticar, muchas veces sin ningún tipo de argumento, a un grupo de balonmanistas que han sacrificado muchas cosas de su vida para llegar a defender un país en las competiciones internacionales más prestigiosas. Lo han dejado casi todo para poder cumplir su sueño de ser deportistas de élite en un deporte minoritario y, en innumerables ocasiones, discriminado por parte de muchos medios e incluso de instituciones. Muchas han tenido que emigrar lejos de sus familias y amigos para poder vivir con dignidad. 
Soy periodista y defensor de la libertad de expresión, pero algunos se amagan en el anonimato para menospreciar e insultar a las protagonistas de este espectáculo que se llama balonmano. Las críticas hacia un servidor no son relevantes, pero sí hacia las jugadoras y demás ‘actores’. Hemos preguntado a través de las redes sociales y la respuesta ha sido mayoritaria: NO al anonimato en los comentarios de nuestro blog.
Siempre he defendido que no cercenaría la libertad de muchos por la intolerancia de unos pocos, pero también defiendo que los lectores y las lectoras de este blog son los que mandan porque para ellos informamos, subjetivamente, y opinamos. No dejéis que os vendan la objetividad en el periodismo, por favor. Porque el que presuma de ello, os estará mintiendo. Creo en la imparcialidad y en la independencia que, para mí, son aspectos más importantes. Si nadie sabe de qué equipo eres, algo estás haciendo bien. 
A partir de este momento, no permitiré los comentarios anónimos. He dado mil facilidades, he borrado mensajes y he avisado por activa y por pasiva. Nuestra falta de educación y de moral ha propiciado este desenlace. Es curioso que ninguna jugadora reciba críticas, de ningún tipo, en Twitter y Facebook. Esto solo denota la cobardía de los que se crecen con la careta del anonimato. Ahora, quien quiera opinar, al menos tendrá que registrarse. A aquellos y aquellas que siempre han respetado, os pido disculpas. Siempre pagan justos por pecadores.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *