JÉSSICA ALONSO: “HE CUMPLIDO TODOS MIS SUEÑOS”

Entrevista de Ariadna Cañameras

Fotos: Getty Images

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

Su marcha ha sido discreta, pero no por ello menos importante. Se retira una Guerrera de esas que, poco a poco y sin hacer mucho ruido, llegó a la cima. Jugó la final de la Champions con el Itxako, se llevó una Copa EHF, ha jugado en Serbia y Francia y ha formado parte del grupo de jugadoras que ilusionó a todo un país. Jéssica Alonso jugó 97 partidos con la camiseta de la selección, anotó 202 goles y formó parte de algunas de las gestas de nuestras Guerreras: bronce en el Mundial de Brasil de 2011 y bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. El gol que nos dio ese bronce olímpico quedará, para siempre, en nuestro recuerdo. Gracias infinitas, Jessi.

¿Por qué dejas el balonmano?

Creo que he vivido todo lo que tenía que vivir en el balonmano. He tenido mucha suerte: he alcanzado todos mis sueños con este deporte. Me apetecía emprender nuevos retos y cambiar de vida donde la familia y mi pareja fueran mi prioridad. Hasta ahora, lo había sacrificado todo por el balonmano.

¿Lo tenías claro desde hace tiempo o has tomado la decisión en pocos días?

Llevaba un año planteándomelo; de hecho, a punto estuve el año pasado. Pero Raph Tervel me convenció para pasar un año más con ella en Besançon (Francia), donde debutaba como entrenadora, y me dejé engañar. Pasé un buen año con ella y pude terminar mi carrera como yo quería: jugando a buen nivel.

¿Qué te llevas del balonmano?

Amigas, experiencias, valores, aventuras, locuras… Desde los 15 años, todo lo que he vivido ha sido en un ambiente de balonmano y rodeada de compañeras de equipo. Está claro que ganar medallas y títulos es por lo que luchas y para lo que te preparas cada temporada, pero el camino hasta conseguirlo es lo mejor. He aprendido mucho de mis compañeras, hemos reído y llorado juntas muchas veces y por eso les estoy muy agradecida, al igual que el esfuerzo de todos aquellos entrenadores que han invertido su tiempo en formarme.

Has sido una de las balonmanistas más grandes de tu país. ¿Hay algo que te hubiera gustado hacer y no pudiste?

Bueno… Me dio pena cuando volvimos de Londres, con la medalla, no haber tenido más tiempo con los míos y haber disfrutado más de ese momento en mi ciudad, porque a los dos días tuve que hacer las maletas para irme a Serbia con mi nuevo equipo. Y puestos a pedir… También me hubiera gustado haber ganado la final de la Champions con el Itxako, porque creo que son oportunidades que no se presentan muchas veces.

Foto: Jonathan Chapon

Foto: Jonathan Chapon

¿Cambiarías algo de lo que has hecho en tu carrera deportiva?

No cambiaría nada. Me quedo con lo bueno y lo malo, porque de todo he aprendido y si no hay momentos malos no se valoran tanto los buenos. Me siento muy afortunada de haber formado parte de un grupo tan importante como son las Guerreras y de un equipo como fue el Itxako.

¿Cuál ha sido tu mejor momento, el que más recordarás?

¿El mejor recuerdo? El último gol contra Corea, sin duda. Pero han sido muchísimos: puedo decir que he llorado más veces de alegría que de tristeza con este deporte.

¿Y ahora… qué?

Con todo lo que me ha aportado el balonmano empiezo una nueva aventura, nuevos retos que me motivan. Y es por ello que he decidido empezar el Grado en Fisioterapia para, algún día, poder seguir vinculada a este deporte a través de esta profesión que me gusta. Disfrutar de mi gente y de mi pareja y, por qué no, formar algún día una familia. Me gustaría seguir vinculada al balonmano y hacer algo para que este deporte sea más conocido y haya más niños y niñas que lo practiquen. Y en mi tiempo libre practicaré deporte… Estoy bastante enganchada al ‘running’, así que por qué no presentarme a lo mejor algún día a alguna prueba (jajaja)…

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Elorza dice:

    Una suplente como no hay dos. Gacias, Jessi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *