#GUERRERAS, GRACIAS POR OTRA PLATA HISTÓRICA

BALONMANO FEMENINO
EUROPEO HUNGRÍA / CROACIA
FINAL – BUDAPEST
Foto: Uros Hocevar (EHF)

NORUEGA 28-25 ESPAÑA

Apunten esta fecha. 21 de diciembre de 2014. Seis años y una semana después de aquella medalla de plata de Macedonia, llega la plata en Budapest. Otro metal continental, Gracias por todo. No pudo ser pero sabe a oro. Desde que sonaron los himnos, sabíamos que esta final ya era un regalo. Un súper éxito, como dijo Dueñas, que las últimas instrucciones que le dio a sus chicas fueron: “hay que creer y disfrutar”.
Así empezó todo, Barbosa -extramotivada- anotó los dos primeros goles hispanos colándose entre el 6:0 nórdico. Al principio, se alternaban los golpes. Mork era la jugadora más peligrosa en el ataque de las de Hergeirsson, aunque Noruega dispone de miles recursos pero España establecía un dispositivo inquebrantable y fluía en la parcela ofensiva -otra vez con una Nerea estelar que anotó seis dianas en apenas 17 minutos con 100%-. La perfección no existe, pero existe la retaguardia de las #Guerreras, que incluso provocaba pérdidas rivales con inferioridad, y las campeonas olímpicas estuvieron casi ocho minutos sin ver puerta. Eso tiene mucho mérito. Precioso encuentro entre las dos mejores selecciones del Europeo y con dos de las mejores guardametas del mundo frente a frente. Navarro desesperaba a las lanzadoras contrarias mientra su sobrino, David, flipaba viendo a su tía por la tele… +4 para las #Guerreras. El entrenador escandinavo tuvo que detener el choque porque sus pupilas no podían superar el magisterio defensivo de las de Dueñas. Macarena en ataque y Lara en defensa fueron los primeros relevos en el 40×20 y la diferencia se amplió hasta el 5-10. Decía Herrem en la previa que quizá el mayor defecto de España era el repliegue defensivo, puede ser pero hoy corrían hace detrás igual de rápido, o más, que hacia delante. Es cierto, que el 6:0 que comandaban Breivang, Loke, Alstad y compañía fue adquiriendo paulatinamente más consistencia y las españolas sufrieron tres exclusiones en el primer acto. Esas y otras circunstancias, como algunos lanzamientos que detuvo Solberg, propiciaron un parcial de 5-1 que comprimió el guarismo antes de arribar al asueto (10-11, minuto 29). Tiempo muerto del cuerpo técnico español y Macarena, gracias a su descomunal talento. aprovechó la última posesión para poner dos arriba a las #Guerreras en el ecuador de la finalísima. Que Loke acabe con un solo gol el primer capítulo de un compromiso de este calibre habla, y muy bien, del dispositivo de nuestras internacionales. Igual que el hecho de que la todopoderosa Noruega pierda nueve o diez balones en 30 minutos. Mérito brutal ante un combinado que enlazaba siete finales continentales de manera consecutiva. Analicen esto por favor.
En solo 90 segundos de la continuación equilibró el choque Noruega, encajamos cuatro goles en tres minutos pero enseguida Pinedo, Chávez y Mangué se estrenaron para contrarrestar las embestidas. El primer parcial se alcanzó por debajo, mínima ventaja de las noruegas después de endosarnos seis goles en cinco minutos. Mork, el contragolpe de Riegelhuth y la intensidad más Solberg fueron aspectos fundamentales entender cómo las de Hergeirsson dominaban, sin ventaja amplia, el marcador flotante del Papp Laszlo de Budapest. España no se despegaba, siempre estaba ahí. Jamás tiraron la toalla. Las Bonaventura no mantuvieron el mismo criterio en ambas áreas, fallamos cuatro lanzamientos desde los 7 metros y eso nos perjudicó. Aún así, y después de la máxima diferencia de Noruega (+4), Dueñas pidió ‘timeout’ y las #Guerreras volvieron a reflejar en ese 40×20 una lección de garra… Parcial de 0-3 para meter presión y tensión a sus contrincantes. ¡Qué ovarios, por Dios! Macarena cogió el volante: penetraba y producía su famoso 7 metros más exclusión. Dos veces consecutivas. Cinco para la conclusión, solo uno abajo. No fue posible, tuvimos dos posesiones para empatar. Al final, Riegelhuth -que anotó 10 tantos como Nerea Pena- sentenció el compromiso y devolvió a su país a la cima del balomano de mujeres continental. Pero España ocupa el segundo escalón del podio, así que GRACIAS. Silvia Navarro, Ana Temprano, Macarena Aguilar, Bea Escribano, Eli Pinedo, Naiara Egozkue, Carmen Martín, Marta López, Eli Chávez, María Núñez, Bea Fernández, Nerea Pena, Marta Mangué, Lara González, Patri Elorza y Alexandrina Barbosa. A Jorge Dueñas, Manu Etayo, Noe Oncina, César Flores y Francisco Daniel Llorente. Gracias a las que estuvistéis, a las que estáis y a las que estaréis. 
Mañana, alrededor de las 16 horas, las #Guerreras aterrizarán, con su medalla colgando del cuello, en el aeropuerto Barajas – Adolfo Suárez de la capital. Por cierto, otro éxito más del deporte de mujeres de nuestro país.

FICHA TÉCNICA
NORUEGA (10+18): Solberg (16 paradas) y Sando (1 parada); Riegelhuth (2), Arntzen, Kristiansen (1), Alstad (1), Loke (2), Breivang, Mork (7, 1p), Oftedal (2), Karlsson, Koren Riegelhuth (10, 5p), Jacobsen, Herrem, Solberg (3) y Wibe.
ESPAÑA (12+13): Silvia Navarro (13 paradas) y Ana Temprano; Macarena Aguilar (2), Bea Escribano, Eli Pinedo (1), Naiara Egozkue, Carmen Martín (4, 1p), Marta López, Eli Chávez (1), María Núñez, Bea Fernández, Marta Mangué (3), Nerea Pena (10, 4p), Patri Elorza, Lara González y Alexandrina Barbosa (4).
ÁRBITROS: Hermanas Bonaventura (Francia). Excluyeron a Solberg y Riegelhuth (2) por parte de Noruega; a Elorza, Barbosa, Lara (2) y Pinedo por parte de España. 
PARCIALES: 3-2/3-4/4-7/6-10/7-11/10-12 (descanso). 16-15/19-18/22-20/25-21/26-25/28-25 (final).
CANCHA: Papp Laszlo Sportarena de Budapest ante 7.500 espectadores. 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *