GUERRA: “VI A ELI LÓPEZ Y DIJE: QUIERO SER COMO ELLA”

BALONMANO FEMENINO
COPA DE LA REINA – 2015
CARA A CARA 
Foto: VGGaribay

Lourdes Guerra, guardameta del Aula Cultural. 24 años. Coincidió con Andrea de la Torre, guardameta del Aula, en categorías de base del combinado nacional y jugaron una final defendiendo la portería de España en 2007 -con solo 17 años- . Respuestas con peso, no se esconde ante ninguna cuestión. El año pasado se lesionó pero ha vuelto a un gran nivel, considera que jugar fuera de nuestras fronteras es una experiencia bonita. Dicen que las guardametas están hechas de otra pasta, ojo a las supersticiones de Guerra. 

¿Cuándo y por qué empezaste a jugar al balonmano?
Pues me viene de
familia, mi padre jugaba al balonmano y desde pequeña estoy en contacto con
este mundo. Desde que tenía dos años ya corría y jugaba con el balón por el
polideportivo.
¿Te pusieron de portera o escogiste serlo? Cuéntanos la
historia
Eso fue algo que
decidí un día que estaba con mi padre viendo la tele y estaba jugando España, la
portera en ese partido era Eli López, la vi y dije:  PAPÁ, QUIERO SER COMO ELLA. Desde ese momento
volví loco al entrenador hasta que me puso… Jejejeje.
Desde siempre has ido con las categorías base de la selección
nacional. A pesar de quedarte sobre todo con el bonito recuerdo, ¿qué suponía
para ti?
Suponía todo, algo por
lo que entrenar y superarte cada día en tu club. En esas edades te ayuda a
madurar deportivamente y personalmente. Tuve la suerte de estar en una
generación de jugadoras comprometidas con el equipo y que se dejaban el alma en
cada partido, eso hacía que mereciese la pena estar tanto tiempo fuera de casa,
volvería a esa época sin duda alguna.
¿Qué fue de aquel grupo de Félix y Miguel Ángel que fue plata
en el Euro de Bratislava 2007? ¿Mantienes contacto con aquellas jugadoras?
Yo creo que era una
generación de jugadoras de mucha calidad y eso se está notando, algunas están
ya en la absoluta y otras no tardarán en llegar. Mantengo contacto con
bastantes, no tanto como me gustaría porque están lejos pero siempre es una
alegría recibir un mensaje de ellas y jugar contra algunas de ellas es algo
especial y verles me encanta. 
¿Qué implica jugar fuera de casa? ¿Cómo lo llevas? ¿Crees que
volverás a Canarias en un futuro no muy lejano?
Estar fuera de casa
implica empezar a sacarte las castañas del fuego tu sola, ya no está mama para
ayudarte. El primer año lo llevé muy mal, soy muy familiar y los necesito cerca
para estar bien pero poco a poco todo fue mejorando y en Valladolid tengo una
familia que me ayuda y no me deja caer nunca. Las compañeras de equipo son como
hermanas y toda la gente de Valladolid se ha portado genial conmigo, no tengo
nada malo que decir somos una gran familia.
Tengo envidia sana de
lo que está viviendo el Rocasa, me alegro mucho de todos sus éxitos y creo que
esta generación se merece un titulo. Pero el volver no sé, la vida da muchas
vueltas y nunca se sabe, la sangre me tira mucho y les debo el estar donde
estoy. El volver o no lo dirá el tiempo.
Seguro que estás bien en tu club, pero… Abrir fronteras,
ahora que las cosas no son fáciles para nadie, ¿cómo lo ves en tu situación?
El Aula Cultural me ha
hecho ver el balonmano de otra forma, ha hecho que vuelva a tener ilusión y lo
que estamos consiguiendo lo demuestra. Es un equipo muy joven que aún le queda
mucho por dar y espero estar aquí para verlo crecer y ayudar a ello. Por otro
lado, soy consciente de que el tren solo pasa una vez y nunca he  escondido mi intención de jugar fuera de España,
me parece una experiencia muy bonita de vivir.
Lo mejor y lo peor del balonmano
Lo mejor del balonmano
es que un deporte de equipo con todo lo que conlleva la palabra equipo en lo
bueno y en la malo, siempre remando en una misma dirección. Te ayuda a conocer
gente nueva y a conocer tus limites, el balonmano es una forma de vida no es un
simple deporte. Lo  malo es la situación
en la que se encuentra ahora mismo el balonmano español y es una pena porque es
un gran espectáculo. No tiene nada que envidiarle al fútbol o al baloncesto,
bueno el dinero que tienen sí lo envidiamos… Jejeje.
¿Supersticiones?
No me considero muy
supersticiosa pero algo sí que soy: llegar al vestuario, tirar la maleta y
ponerme a bailar es algo que necesito antes de salir al campo. El color de la
equipación para partidos importante debe ser el mismo siempre. Debo reconocer
que este año, gracias a una compañera, salí a jugar con dos bragas porque me
convenció de que si no perderíamos… Menos 
mal que ganamos, si no la mato. No lo intentéis, es muy incomodo… Jejeje.
¿Sueños cumplidos? ¿Sueños por cumplir?
He tenido varios
sueños, pero el que más ilusión me hizo cumplir fue el de subir a DHF con el Aula,
un día que jamás olvidaré y que siempre tengo presente. Sueños por cumplir aún
quedan muchos, esta semana se puede cumplir alguno… Pero bueno, mentiría si no
dijese que poder ser una #Guerrera es un sueño que tengo y algo que me
encantaría cumplir.
Si de ti dependiera mejorar el balonmano femenino a nivel
nacional, ¿qué propondrías?

Uffff complicada esta
pregunta. Yo creo que mejorar es cosa de todos, cada uno en lo suyo. Desde la Federación
hasta los clubes, iniciativas para llenar las gradas, encontrar patrocinadores
grandes que ayuden a los clubes a tener mayor estabilidad y volver a traer a
las jugadoras que se han ido fuera reforzaría la DHF y la haría más competitiva
si aún se puede más. Espero que la situación cambie, sería muy triste que el
balonmano femenino siguiera en esta dinámica y los que pueden hacer algo estén
sentados de brazos cruzados.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *