GRACIAS CAPITANA

BALONMANO FEMENINO
SELECCIÓN ESPAÑOLA
RETIRADA BEGO FERNÁNDEZ
Fotos: rtve / elperiodico / lavozdegalicia

Nadie lo esperaba. El
tiempo dictará sentencia, pero este Campeonato del Mundo en Serbia era especial
y la manera de volver a casa duele. Era especial porque, no solo por la triste
lesión de Carmen Martín, sino porque se retiraba una jugadora que ha sido
insignia de una generación única de balonmanistas que, ojalá, no tarde décadas
en repetirse.Begoña Fernández es la
capitana. Difícil explicar la importancia de una deportista como ella, el
carácter que imprime al grupo se antoja esencial para entender la actitud de
este EQUIPO. Un equipo que ha terminando apropiándose un apelativo que se ha
ganado a pulso. Guerreras. Por el sacrificio, la lucha, el pundonor, la
perseverancia, la fe y la entrega… Eso es lo que siempre han demostrado en el
40×20.
181 internacionalidades
defendiendo la camiseta de la selección nacional, jugando para defender los
colores con los que todas las niñas sueñas desde pequeñas. Obviamente no ha
disputado los casi 11.000 minutos que suponen todos esos compromisos
internacionales, pero sí ha estado más de la mitad de ellos en el 40×20. Acumula
395 goles con ‘La Roja’, solo uno por debajo de Morskova en la tabla que lidera
Mangué. Muchos reversos mágicos en la continua, muchos 7 metros, muchos golpes
francos en retaguardia, muchos blocajes.
Bego es la responsable
de dar la última consigna cuando los combinados forman frente a frente antes de
saludarse y comenzar la contienda. Tiene galones. Fue designada mejor pivote
del Mundo en China 2009, ha estado 9 años y dos meses representando a un país
en el balonmano internacional. La cántabra Vero Cuadrado, que dejó el combinado
nacional hace algunos meses, ha sido alter ego de la gallega durante la época
dorada de esta escuadra. Eran Zipi y Zape, las ‘Torres’ de España.
Debutó un 19 de
octubre de 2004 hasta el 16 de diciembre de 2013, su último rival fue Hungría.
Y por el camino mucho sudor, una medalla de bronce en los JJOO de Londres 2012
y una presea de plata en el Europeo de Macedonia en 2008. Su currículo en
clubes es un escándalo, campeona de la EHF y subcampeona de la Champions con el
Itxako. Ligas, Copas de la Reina y Supercopas, comenzó en L’Eliana, luego viajó
a Pamplona para recalar en el Elda Prestigio y de nuevo a Itxako. Emigró para
jugar en el Zajecar serbio y ahora busca la Champions en las filas del Vardar.
Lo mejor de todo es
que todavía podremos disfrutar de su espíritu en el conjunto macedonio,
principal aspirante a la competición de clubes más prestigiosa del planeta. El
objetivo del Vardar es conquistar el título que posee el Györ de Ambros Martín. Sin duda, es ejemplo para muchas balonmanistas que dan sus primeros pasos en este deporte, para las jóvenes que ya juegan en División de Honor y hasta para las más veteranas. Viendo los mensajes en twitter, te das cuenta de lo que significa Bego Fernández en el balonmano de mujeres, te echaremos de menos. En cuanto a tu periplo con ‘La Roja’, solo una cosa más: GRACIAS CAPITANA. 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *