ETAYO: “LA RFEBM DEBE PREOCUPARSE MÁS DEL FEMENINO”

BALONMANO FEMENINO
DIVISIÓN DE HONOR
Foto: noticiasdenavarra

Manu Etayo era el segundo entrenador del Asfi Itxako, ha pasado un cuarto de siglo en el club navarro y, después de lo sucedido durante la temporada pasada y el verano, debe abandonarlo por obligación. Seguirá en el mundo del balonmano y continuará entrenando, concretamente al Beti Onak masculino. Un hombre que lo ha dado todo por la cantera y que, gracias a su aportación, el Itxako ha sido lo que ha sido. Hoy, habla con DeporteCienPorCien para aclarar la complicada situación que viven jugadoras y cuerpo técnico.
1 – Después de esperar y esperar.. ¿Qué esperanzas tenéis de cobrar lo que os debe el Itxako y cuál es la situación actual?
Dicen que la esperanza es lo último que se pierde. Creo que tod@s deseamos que el tema se pueda solucionar, por el bien tanto de los afectad@s como del club; pero, la verdad no lo veo fácil. Después de muchos incumplimientos la esperanza de una solución a corto plazo se va desvaneciendo.
Seguimos con la misma incertidumbre y desinformación y no sabemos cual va a ser el futuro de la S.D. Itxako. La situación no está siendo fácil y es duro ver como se desmorona un club por el que tanta gente ha trabajado desde que se fundó en el 72.
2 – Para ti, ¿la deuda del club navarro se debe a una planificación incorrecta o a una mala gestión por parte de los directivos?
Como todos sabemos la deuda es muy grande; pero prefiero reservarme mi opinión, porque a estas alturas no ayuda a solucionar el tema. De todas las formas, no creo que sea yo el que tenga que dar esas explicaciones.
Yo puedo opinar del comportamiento ejemplar de profesionalidad y compromiso que tanto jugadoras como cuerpo técnico han demostrado hasta el último minuto de competición, pese a los problemas que se iban arrastrando.
3 – Existe la posibilidad de que desaparezca, pero un grupo de personas no habéis querido que ‘muera’ la cantera…
El nuevo club nace por la preocupación de un grupo de personas (padres, madres, entrenadores, entrenadoras y amantes del balonmano) ante la incertidumbre y desinformación sobre el futuro del club. Sería una pena que más de 200 niños y niñas dejaran de practicar este deporte que tanto queremos porque nadie dá un paso adelante. Este es el único objetivo. Ha sido un trabajo y esfuerzo de muchas personas a lo largo de estos años que no puede perderse de un plumazo. Vamos a necesitar el apoyo de mucha gente, pero lo que está claro es que no nos falta ilusión y ganas de trabajar.
La idea es que el balonmano siga vivo en Estella-Lizarra. En breve se dará información de este nuevo proyecto.
4 – ¿Cuál es tu opinión acerca del éxodo masivo de jugadoras al extranjero? ¿Qué Liga nos espera?
Es paradójico que en una temporada en la que el balonmano femenino ha conseguido por primera vez una Medalla en los Juegos Olimpicos, las jugadoras tengan que emigrar porque en su país no encuentran sitio y ven como van desapareciendo clubes históricos. 
Han sido muchos factores los que han llevado a un número tan grande de jugadoras a abandonar nuestra liga, en muchos de los casos, muy a su pesar. Creo que la situación económica actual junto a la poca solvencia de los clubes y la incertidumbre en el cumplimiento de los contratos ha hecho que se llegue a esta situación. El mayor ejemplo lo hemos vivido en Estella-Lizarra, viendo como toda la plantilla se veía obligada a abandonar el club y la mayoría fichando por equipos extranjeros. Sería bueno hacer una reflexión sobre lo que está ocurriendo y mirarnos en otras ligas como la francesa. Creo que la Federación también debería tomar cartas en el asunto y preocuparse más del balonmano femenino.
En cuanto a la Liga que nos espera está claro que quizás Bera Bera esté un peldaño por encima del resto de equipos. A partir de ahí la igualdad va a ser máxima y quizás equipos de cantera como Elche, Alcobendas y Porriño pueden adquirir mucho protagonismo. Está claro que se han perdido grandísimas jugadoras. Buscando cosas positivas veremos nuevos valores que en otras circunstancias no hubieran tenido esta oportunidad. Está claro que es el momento de potenciar el trabajo de cantera tanto por parte de los clubes como de las Federaciones.
5 – Tras la ‘espantada’ brutal -no queda NADIE del año pasado- y la marcha de Ambros al Györ, ¿qué hará Manu Etayo?
Después de toda una vida en Itxako (casi 25 años), me ha resultado especialmente dolorosa esta forma de finalizar mi relación con el club. Ahora pienso en el futuro y ya he empezado mi nueva andadura en el Beti Onak de Primera Nacional Masculina como entrenador. Estoy muy ilusionado y con muchas ganas de de seguir disfrutando de este deporte. Compaginaré esta labor con la de Seleccionador Navarro Juvenil Femenino, y echaré una mano en lo que pueda en el nuevo club que se ha creado. Mi intención en este nuevo club es trabajar con los/las más pequeñ@s y seguir ayudando a formarles.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *