‘EN POSITIVO’ – EL BENEFICIO DE LA VITAMINA D EN EL RENDIMIENTO DEPORTIVO

Departamento técnico de Laboratorios Nutergia. 

Área deportiva.


En los últimos años han sido frecuentes las noticias sobre los posibles beneficios de la Vitamina D más allá del tratamiento clásico de la osteoporosis, del raquitismo y la osteomalacia. Se han sugerido posibles beneficios en el sistema inmune, en el sistema metabólico, en la función muscular e incluso en la reducción de enfermedades cardiovasculares o cáncer. En los últimos años los estudios también se ha demostrado los beneficios de la vitamina D en el de­porte. En los atletas se ha descubierto que los niveles de vitamina D son variables y dependen especialmente del tipo y frecuencia del entrenamiento, de la exposición al aire libre (exposición al sol), el tipo de alimentación y micronutrición, el color de la piel y la ubicación geográfica. Aunque la investigación ha encontrado que los atletas en general no cumplen con la ingesta recomendada para la vitamina D (5mcg o 200UI), la síntesis endógena inadecuada es la causa más probable de la condición deficiente en esta vitamina. Dados los recientes hallazgos, es imperativo que los nutricionistas deportivos y médicos evalúen de manera rutinaria el estado de vitamina D y hagan recomendaciones para ayudar a los atletas a alcanzar un nivel mínimo de 32ng/mL e incluso idealmente, de 50ng/mL.

Foto: VGGaribay

A pesar de que .sabemos con certeza que los deportes al aire libre mejoran la producción de vitamina D, un estudio demostró que, incluso en primavera, un grupo de futbolistas mostraron deficien­cia del 81% en esta vitamina. También existe evidencia emergente de la relación entre los niveles de vitamina D adecuados y la prevención de lesiones y una mejor recuperación. En un estudio se demostró que los jugadores con lesiones musculoesqueléticas tenian niveles de vitamina D sustancialmente menores (promedio de 19.9 ngfml) en relación a los no lesionados. Adicional a lo anterior, el aumento de los niveles de vitamina D proporciona múltiples beneficios musculoesqueléticos, aumentando y/o mejorando:

  • La síntesis de proteinas musculares.
  • La concentración de ATP.
  • La fuerza.
  • Diferentes tipos de saltos: salto de altura, salto de velocidad, salto de potencia.
  • La capacidad de ejercicio.
  • El rendimiento físico general.

Por otro lado se ha observado que disminuye la degeneración de la masa muscular y puede revertir las mialgias. También tiene efectos inmunomoduladores y reducen la inflamación que se produce en los entrenamientos de alta intensidad y en las competiciones. Finalmente, y como ya es conocido, la vitamina D juega un papel importante en la salud de los huesos y ayuda a pre­venir fracturas, siendo este un beneficio importante a tener en cuenta en el caso de los deportistas. En un estudio con reclutas militares femeninos se observó que al ser suplementadas con 2 gramos de calcio y 800 UI de vitamina D, tuvie­ron un 20% menos fracturas en compa­ración con grupo placebo. Las citocinas proinflamatorias como el TNF-alfa y la interleucina-6 se incrementan cuando existen niveles bajos de vita­mina D, especialmente después de inten­sos periodos de ejercicio, pudiendo ser causa de los efectos del conocido “sobre­-entrenamiento”. Es por lo anterior que se postula que si los atletas mejoraran sus niveles de vitamina D lograrian reducir su inflamación y, por ende, mejorar el proce­so de recuperación post-ejercicio.

Vitamina D de origen natural

ERGY D aporta colecalciferol o vitamina D3 de origen natural. La proteína de transporte de la vitamina D o DBP tiene más afini­dad con esta forma de origen animal, que proviene de la lanolina o cera de lana, que con el ergocalciferol, forma vegetal o vitamina D2. Así la vitamina D3 permite mantener más tiempo la concentración circulante de dicha vitamina(1). Uposoluble, su soporte es el aceite virgen de colza, de primera presión en frfo, enriquecido en vitamina E de origen natural para preservarla.

 ¿En qué casos utilizarla?

Por temporada (desde octubre hasta marzo):

  • Para reforzar el sistema inmunitario (gripe, infecciones respiratorias, asma…).
  • Para la salud musculoesquelética (niños, adultos, deportistas).

Durante largos periodos:

  • En las personas que se exponen poco o casi nunca al sol, con pigmentación oscura de la piel, mujeres embarazadas…
  • En las personas mayores (prevención de caídas, fracturas, osteoporosis), y en convalecientes.

Consejos de uso

1 gota al dia aporta 5 µg* (200 UI) de vitamina D3. 10 gotas (cantidad diaria recomendada) pueden ser necesarias para reequilibrar el terreno según las recomendaciones del Profesional de la Salud. “100 % de los VNR o Valores Nutricionales de Referencia. Composición por 1 gota: Vitamina D3 de origen natural % CDR**o VNR 5 µg (200 UI) 100%. Ingredientes: Aceite virgen de colza, de primera presión en frío, vitamina D3 (colecalciferol), antioxidante: vitamina E de origen natural. Presentación: Bote de 15 ml.

¿Por qué aceite de colza?

El aceite de colza o canola se extrae de la semilla de la colza que es una planta crucífera. Crece idealmente en climas que van desde templados a ligerameme fríos y hú­medos. Es un aceite muy rico en ácidos grasos y vitamina E, con propiedades organolépticas de gran interés, ya que su bajo contenido en agua le permite soportar fácilmente altas temperaturas sin perder propiedades. En 1981 la tragedia sucedida supuestamente por el con­sumo de un aceite de colza manipulado provoco una alar­ma social bien conocida en España, que ha dado lugar a un distanciamiento por parte del consumidor de dicho aceite, a pesar de que es un lípido muy seguro, de gran valor nutritivo y comercializado en todo el mundo por em­presas y laboratorios de prestigio. En el año 2003 la FDA americana reconoció que “existe evidencia científica que sugiere que el aporte de cuchara­da y media de aceite de canela (colza) al día puede reducir el riesgo de contraer enfermedades coronarias gracias a su composición en ácidos grasos insaturados” (Guidance far lndustry: A Food Labeling Guide, 12. Apéndice D: Afirma­ciones calificadas sobre salud. 2009).

  • 1O % de Ácido Alfalinolénico (Omega 3}
  • 60 % de Ácido Oleico (Omega 9)
  • 20% de Omega 6
  • vitamina E

Referencias bibliográficas

Bouillon R. Rosan CJ. Vitamin O and ex­traskaletal haalth.BJelakovlc G. Gluud U. Nlkolova D. Whltfleld K,, Wetterslev J. Slmonettl RG. B)elakovlc M, Gluud C. Vltamln O supplementatlon for preventlon of mortallty In adults. Cochrane Database of Systematlc Revlews 2011, lssue 7. Villacis D et al. Prevalence of Abnormal Vitamin D Levels Among Division I NCAA Atheletes. Sports Health 2014 Jul;6(4):340-7 Franklin D Shuler et al. Sports Health Benefits of Vitamin D. Sports Health. 2012 Nov; 4(6):496–501. Shindle MK. Voos JE. Gulotta L. et al. Vitamin D status in a profe11ional American football team [ID 46-9849}. AOSSM Annual Meeting; San Diego, CA; 2011. Bisdtoff.ferrari HA. Giovannucci E. Willett WC. Dietrich T. Dawson-Hughes B. Estimation of optimal sarum cancentrations of 25-tlydroxyvitamin D for multiple health outcomes. Am J Clin Nutr. 2006;84(1):18-28. Vlllmlkl V\( Alfthan H, Lehmuskalllo E, et al. Vltamln D status as a determlnant of peak bone mass In young Flnnlsh men. J Clln Endoalnol Metab. 2004:89(1):76-80. Willis KS, Peterson NJ. Lanon-Meyer DE.• Should we be mncemed about the vitamin D ltlltus of .thletm? lnt J Sport Nutr Exerc Me­ tab. :ZOOl;18(2):204-2:Z4.



SINFILTROSDEPORTECIENPORCIEN – ISABEL ORTUÑO


Si quieres recibir un informe semanal con las últimas noticias publicadas, puedes suscribirte con tu mail:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *