ELDA, UNA FÁBRICA DE TALENTO

BALONMANO FEMENINO
MERCADO DE FICHAJES
ARTÍCULO DE OPINIÓN
Foto: Jesús Iborra

El Elda Prestigio sigue siendo un histórico del balonmano de mujeres en España, a pesar de que al finalizar la campaña 2011/12 decidió abandonar la élite a causa de las dificultades económicas que padeció el club. Desde el año pasado milita en categoría autonómica y la directiva tenía la intención de ascender deportivamente con gente de la casa, aunque el curso pasado no pudo clasificarse ni siquiera para disputar la fase de ascenso a la División de Plata -que este año quería contar con cuatro grupos de 10 equipos y finalmente se ha quedado coja-. Independientemente de las aspiraciones, ese momento supuso un punto de inflexión en el club porque muchas jugadoras de la casa emigraron a otros lugares con objetivos competitivos mucho más ambiciosos.
No es ningún secreto que la sólida estructura de la entidad eldense durante los últimos 20 años supone que muchas balonmanistas de nivel se hayan formado en su cantera. El Elda Prestigio siempre ha sido uno de los clubes, no el único, que mejor cuida la base en nuestro país. De hecho, el año pasado se incoporaron como entrenadoras a las categorías inferiores Bea Morales e Isa Ortuño -balonmanistas de primer nivel internacional retiradas-. Con la coordinación de José Verdú, la imprescindible figura del maestro Juan Francisco Machado y la colaboración de muchos otros técnicos, las pequeñas jugadoras siguen teniendo en Elda un lugar para poder cumplir su sueño de ser profesionales de este deporte.
Aunque es cierto que algunas jugadoras que vamos a mencionar a continuación no ‘nacieron’ de la cantera eldense, es indudable que Elda también contribuyó en sus formaciones. El club eldense ha perdido muchos efectivos en los últimos dos años. Susi Sánchez se marchó al Rocasa, aunque su cesión finalizó y parece que su próximo destino será el Mar Alicante. Teresa Francés y Paula García desembocaron en el BM Alcobendas, destino que suena también para la menor de las Francés, María, que podría formar parte de la plantilla madrileña en próximas fechas. Sheila Segura llegó de Ribarroja y se marchó al Mar Valencia cuando el Elda abandonó la máxima categoría, lo mismo que Irene Espínola y Cristina Gabaldón. Estas dos viajaron rumbo a Andalucía, donde consiguieron el ascenso a la División de Honor con el Adesal La Fuensanta de Córdoba -aunque la lateral andaluza jugará en el BM Oviedo esta campaña-. Celia López va a cumplir su segundo año como jugadora del Aula Cultural de Valladolid, que también se ha convertido en uno de los mejores 14 equipos de España. La próxima en salir, dirección Elche Mustang, va a ser Alicia Requena.
El modus operandi de los mandatarios del Elda ha sido la de ceder a las jugadoras, no han realizado ningún traspaso por dos razones fundamentales: quieren mantener la oportunidad de que puedan volver en un futuro y, además, ningún equipo quiere/puede pagar los famosos derechos de formación. Este cánon existe por algo, si luego no se traduce en beneficio económico para el club vendedor que los supriman. La moda en los clubes compradores es no pagar o pagar una cantidad irrisoria argumentando la crisis… Entiendo que no se puede cortar la proyección de una jugadora, pero creo que un club que gasta mucho tiempo y mucho dinero en entrenar y educar jugadoras debe recibir algún rédito.
El futuro del Elda es incierto, veremos qué desenlace tiene esta situación. Muchos clubes se nutren del talento que origina Elda, pero todos deberían poner el mismo mimo en sus respectivas canteras. Y más con la recesión financiera que nos ocupa…

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *