EL ‘PROFESOR’ ANALIZA A LAS #GUERRERAS

BALONMANO FEMENINO
MUNDIAL SERBIA 2013
ANÁLISIS 1ª FASE
OPINIÓN: José Luis Villanueva

EXPEDICIÓN A BELGRADO…

Las Guerreras levantan el campamento base ubicado
durante esta semana en Zrenjanin y establece, en Novi Sad, el nuevo campo I
como punto de ataque intermedio a la cumbre de Belgrado.
Utilizando el símil de las expediciones montañeras,
intento resumir la senda de la Selección Española Femenina en este Campeonato
del Mundo Femenino de Serbia 2013.
La ubicación de este campo base que se ha saldado
con diversos objetivos intermedios alcanzados y ha cumplido su función de
abastecimiento de las experiencias, victorias y puntos necesarios a las
jugadoras españolas a la par que les ha dado la posibilidad de aclimatarse de
forma progresiva a este campeonato.
Jorge Dueñas y sus jugadoras ya están preparados
para asumir el segundo gran reto que es solventar el escollo que nos ha traído
el cruce con el tercer equipo del grupo D, Hungría.
Para llegar hasta Novi Sad,
España ha tenido que enfrentarse a cinco equipos de nivel dispar y ha servido
para ver el nivel de preparación física, mental, táctica y sistemática de
España.
Las cuatro victorias, una derrota
y ocho puntos con la segunda plaza aferrada de forma segura en las manos de las
jugadoras, nos ha mostrado un conjunto maduro y preparado para afrontar cumbres
mayores, con la mayoría de edad adquirida y con un repertorio aprendido, que
demuestra que para llegar hasta aquí el staff técnico español ha trabajado de
forma denodada para inculcar todos aquellos aspectos necesarios para afrontar
este campeonato.
La constatación de que son muchas
las jugadoras que llegan en un gran estado de forma y habiendo competido a gran
nivel en sus respectivos equipos nos proyecta una imagen de equipo sólida,
seria y consistente que ha pasado en estos cinco primeros encuentros por
pruebas de diversa índole. Hemos jugado con un equipo seria A (Noruega), dos
equipos de la Serie B (Angola y Polonia) y con un conjunto de la Serie C (Argentina)
y otro más de la Serie D (Paraguay). No ha estado mal ya que hemos tenido un
poco de todo en este grupo C.
Esta variedad de rivales le ha
dado al seleccionador español a comprobar cuestiones como las siguientes:
a)     
El equipo
está a punto para competir a máximo nivel (pese a la derrota con Noruega la
imagen de igualdad fue manifiesta).
b)     
El nivel de
asimilación de conceptos del equipo es muy buena.
c)     
Las
jugadoras han llegado en un buen estado de forma física, sin grandes
problemáticas que le impidan rendir a tope.
d)     
La defensa
está a un 85% de su máximo.
e)     
El ataque
tiene un margen de mejora pero produce cambios notorios.
f)      
La portería
raya a grandísima altura.
g)     
Las
jugadoras menos habituales, en minutos, en el equipo nacional, han respondido a
la confianza en minutos de Jorge Dueñas.
Foto: Rafa Samu

Entrando en detalle…
La portería
Observamos cómo Silvia Navarro
sigue rindiendo a grandísimo nivel en todos los partidos, cuando la defensa ha
rendido ha hecho números sensacionales, y en momentos que la defensa no ha
estado tan acertada ha alertado a sus compañeras con paradas enormes que han
hecho despertar el sistema defensivo.
La defensa
La defensa de España siempre ha
sido un punto fuerte de nuestra participación en campeonatos de élite, pero en
este concretamente nos ha mostrado un nivel de preparación y de mejora
ostensible. Bajo la base del 6:0 habitual, hemos visto multiplicarse a las
jugadoras para evitar lanzamientos exteriores, colaboraciones con la portería
de primer nivel, ayudas entre defensoras para cierre de pasillos de penetración
absolutamente solidarios y un gusto por hacer bien el sistema defensivo y
contribuir a que los ataques contrarios se desdibujaran.
Begoña Fernández ha encontrado en
Patri Elorza una “socia” con la que liderar e interpretar el sistema defensivo
español, convirtiéndose en una aliada de lujo para la viguesa, tan habituada a
formar tándem con la retirada Verónica Cuadrado “las torres gemelas” de la
selección, como a mí me gustaba llamarlas.
Ellas dos aportan el sentido
colectivo al sistema defensivo cumpliendo con los cometidos encomendados por el
entrenador y haciendo que el resto lo cumpla. Los demás componentes para una
buena defensa lo interpretan a la perfección las jugadoras que dispone Jorge
Dueñas en cada posición y cada momento, lucha, entrega, agresividad, pasión y
voluntad de protección de la propia portería no exento de una cuidada calidad
individual.
Otra pequeña sociedad notoria es
la de “las Martas” (Mangué y López) con un nivel de entendimiento (no en vano
juegan en el mismo club, Fleury) que casi no necesitan comunicarse una con otra
para saber lo que debe hacer en cada momento.
El lado izquierdo de la defensa
tiene como propietaria a Eli Pinedo que se puede asociar con cualquier
compañera que el entrenador le sitúe cerca, debido a su polivalencia, voluntad,
garra, y buen hacer defensivo convirtiéndose en el comodín ideal para cualquier
compañera de equipo (Sandy, Bea, Maca, etc.)
Las interrelaciones entre estas
tres pequeñas sociedades son tremendamente efectivas, dando momentos de gran
nivel visual para los amantes de las buenas defensas.
El contraataque
El buen hacer defensivo ha
posibilitado momentos en que el equipo español ha podido realizar contraataques
individuales y se ha denotado las indicaciones a Patri
Elorza para que suba el contraataque en segunda oleada, no realizando el cambio
de forma inmediata.
El ataque
En ataque también se han visto
mejoras, especialmente las que aporta Sandy Cabral en el lanzamiento exterior y
que tanto desahogo nos puede producir en momentos en que el ataque cercano a
los 6 metros se nos atraganta por el buen hacer defensivo rival.
El resto lo conocemos, “picar,
picar y picar” hasta que las defensas rivales acaban cediendo un resquicio, un
espacio por donde colarse. El famoso y temido, por las contrarias, estilo
ofensivo español. Nuestra forma de entender el ataque ya ha puesto “patas
arriba” a los más afamados sistemas defensivos, debido a que no es previsible y
las aportaciones de calidad que realizan las jugadoras españolas.
La verticalidad letal de la
primera línea, la definición de las extremos y el trabajo incansable en el
pivote, metido en la batidora todo eso, nos ofrece un producto de primer nivel.
Otro aspecto en el que se ha
mostrado mejora es en la reducción de balones perdidos por partido. Las
lecturas de los partidos se han hecho mostrando la capacidad del equipo a no
involucrarse en formas de jugar que no van con nosotras. Intentando hacer
prevalecer el “estilo español”.
El repliegue defensivo
De excelente cabe remarcar el
repliegue defensivo español que tuvo su mayor exponente en el primer partido
del grupo ante Noruega, en donde se minimizó el riesgo de las nórdicas al
contraataque con un espléndido sentido colectivo de correr hacia la propia
portería.
España acaba esta primera fase
como segunda del grupo, pero con una tremenda credibilidad. Fuera de España nos
respetan, nos temen, aquí es recomendable abonarse al discurso de Jorge Dueñas
de “vamos partido a partido”. Ahora llega otro partido, “el PARTIDO” pero están
preparadas, bien entrenadas y representan todos aquellos valores que yo y creo
que la mayoría de personas que lean este articulo desearían que tuvieran los
equipos que entrenamos, vemos o sentimos sus colores: tesón, lucha, voluntad,
entrega, generosidad, deportividad y calidad…. por eso nos enganchan y por eso
LAS GUERRERAS ya están por encima de cualquier resultado que se pueda producir.

José Luis Villanueva es analista técnico de balonmano en Teledeporte y autor del blog BoteBalonmano

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *