EL PODERÍO DEL ATLÉTICO GUARDÉS

BALONMANO FEMENINO
DIVISIÓN DE HONOR

Sinceramente,el club que más nos ha sorprendido por su actuación en este mercado de fichajes ha sido el Mecalia Atlético Guardés gallego. El pasado 6 de junio entrevistábamos a la presidenta de la entidad, Esperanza Iglesias, que aseguraba estar con la ‘calculadora’ haciendo números y confesaba que no era necesario empezar una revolución para cumplir con el objetivo de la permanencia.
Primero fue la guardameta procedente del BM Porriño, Mariia Makarenko. Después la guardameta internacional júnior María Esteban. Luego Vanessa Amorós, la medallista olímpica recalaba en la disciplina del conjunto de La Guardia. Y ayer, se confirmaba el fichaje de la bielorrusa del Vicar Goya almeriense, Alesia Kurchankova. Sin duda, tres refuerzos que dotan de un plus de claidad y, sobre todo, experiencia, a una plantilla que se postula como uno de los presupuestos más altos de la División de Honor -por detrás del Bera Bera-.
Los entrenadores Marcial González y Elena Estévez, con la incorporación también de Clara Dorado, dirigirán a un grupo que parece que puede pelear con garantías por clasificarse para la Copa de la Reina -si analizamos el potencial de la Liga-. Y os preguntaréis: ¿cómo un recién ascendido puede desembolsar dinero con la crisis que azota nuestro deporte?
Nuestras buenas lenguas nos comentan que el ‘jefe’, o al menos uno de los pesos pesados de Mecalia -patrocinador principal-, forma parte de la directiva del club. Aplaudimos cualquier apuesta empresarial por el deporte femenino y esta también. El objetivo es potenciar su marca, esta empresa ya puso bastante dinero antaño en el club de fútbol de La Guardia y ahora es turno para el balonmano de mujeres.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *