EL LÍO DEL JUVENIL DEL CLEBA LEÓN

BALONMANO FEMENINO
CPTO. ESPAÑA JUVENIL
CLEBA LEÓN
Foto: leonbalonmano.com

Quizá lo peor que puede pasar en el corazón de un club es el divorcio entre mandatarios y jugadoras jóvenes. La cantera debe ser el bien más preciado de cualquier entidad deportiva y más con la situación económica que atraviesa nuestro país en general y nuestro deporte en particular. El lío está servido en la entidad leonesa que preside Roberto Álvarez porque la directiva ha decidido renunciar al Intersector del Campeonato de España Juvenil Femenino, esto significa que las juveniles no podrán luchar por revalidar el título de campeonas de España de clubes que consiguieron el curso pasado en categoría cadete. 
El conflicto viene de largo, el año pasado los padres de aquel equipo cadete sufragaron el canon de la Fase Final del Nacional que acogió León (5.100 euros) y esto supuso un desembolso de 300 euros por cada familia. Según los padres, el club prometió devolverles esa cantidad cuando consiguiera patrocinadores pero el reembolso nunca llegó. La directiva dice que abonaron 1000 euros -procedentes de Caja España- con los que ese equipo pudo reducir los gastos de un viaje a Francia, meses después, para jugar un torneo internacional.  
Lo que ha sucedido durante esta campaña es que solo dos jugadoras juveniles (María Prieto y Tatiana Lozano), que juegan con el equipo DHF, han pagado la cuota anual de 330 euros más otros 135 correspondientes a la ropa deportiva. La entrenadora Camino Gallardo dejó la dirección del equipo ya que no se cumplieron sus exigencias mínimas de entrenar dos días a la semana con todas las juveniles. Todo esto según la versión de las juveniles, que además añaden la falta de transparencia por parte de los ‘mandamases’ del club y la deuda que acumulan durante la presente temporada -sumada a la que ya tienen del pasado-. Los mandatarios arguyen que la decisión de la renuncia se basa en razones económicas y disciplinarias, una medida que preserva la estabilidad de la entidad y que no deben obviar para no crear precedentes. 
Los padres de las juveniles solicitaron una reunión con toda la cantera que no se produjo porque, según ellos, el presidente Álvarez siempre quiso dividir  para vencer. La directiva responde que una reunión con cada equipo era más fructífera, lo que está claro es que este pasado martes el máximo responsable del club se reunió con el padre de una jugadora juvenil -que representaba al conjunto- y quedaron en volver a hablar ayer jueves para buscar una solución al problema. En la mañana del miércoles, la RFEBM recibió la llamada de renuncia al Intersector por parte del club.

Versión del entorno del equipo juvenil femenino
No han pagado la cuota 330 euros/año (más 135 euros de ropa) porque no confían en la gestión de la directiva y porque quieren recibir el dinero que les prometieron el año pasado. Hablan de situaciones oscuras con la empresa MACRON y de un total que supera los 100.000 euros de deuda. El desglose  de esta corresponde a casi 50.000 euros con Autocares Romerías, siete u ocho meses de salario de la primera plantilla, sueldos de los entrenadores de la base y más de 12.000 euros correspondientes a las sanciones federativas por impagos arbitrales, la ausencia de médico, los derechos de formación de María Prieto -la RFEBM no se ha pronunciado todavía- o las multas recibidas por el entrenador de la División de Plata, Jorge Castellanos, al no tener licencia de técnico nacional.
Los padres de estas jugadoras que se quedarán sin competición quieren saber dónde están los 7.700 euros de la Junta de Castilla y León relativos al ‘Programa Cantera’ y sostienen que el hecho de renunciar a participar en el Campeonato de España en fecha tardía supondrá una nueva multa por parte del ente federativo. 
Versión de la Junta Directiva del Cleba Léon
No les preocupan las deudas actuales porque confían en que  el ejercicio económico del mes de junio va a reflejar el trabajo que han hecho. Confiesan que lo que se le debe a Moreno, anterior entrenador, ronda los 1000 euros y aseguran que la deuda con Autocares Romerías es menor a los 50.000 euros. Respecto a las jugadoras, la directiva enuncia que a algunas se les adeuda el 60% de sus salario anual pero han cobrado una cantidad recientemente -hace 10 días aproximadamente- y prometen que al final de este curso percibirán lo acordado ya que el 70% d los ingresos públicos y privados tienen que llegar a las arcas del club. Una frase textual que quiere resaltar la directiva es la siguiente: “este club, con lo que ha generado y ha recibido de las instituciones y de las empresas, no tendría ni un euro de deuda si el balance se hubiera puesto a cero cuando llegamos hace dos años”. 
Los mandatarios del club confían en que infantiles y cadetes permanezcan unidas al club el próximo año, a pesar de los que reza el comunicado que el equipo juvenil ha remitido a algunos medios de comunicación leoneses. Este escrito deja como clara posibilidad la escisión del club por parte de las juveniles, a las que podrían unirse cadetes e infantiles, con la intención de crear un nuevo club. El futuro del Cleba León debe solucionarse.

La conclusión es negativa se mire por donde se mire, por una cantidad inferior a los 4.000 euros las juveniles del Cleba se quedan sin competición en pleno mes de abril. El conflicto interno ha trascendido a los medios de comunicación en el momento más trascendente de la temporada para la escuadra de Javi Callejo y además se destapa una situación financiera muy desfavorable para los directivos. 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *