¿EL DOCTORADO DE LAS GUERRERAS?

BALONMANO FEMENINO
MUNDIAL DE SERBIA 2013
ARTÍCULO DE OPINIÓN
Autor: Ángel Sandoval
Foto: 20minutos.es

¿EL DOCTORADO DE LAS GUERRERAS?

Aquellos
y aquellas que peinamos canas hemos podido observar la positiva evolución de
nuestro balonmano de mujeres. De su lucha para estar en los grandes eventos
(europeo, mundial y olimpiadas) pasamos a convertirnos en asiduos a los mismos
y, para nuestro gozo, aupándonos hasta los puestos de honor en el último lustro.
Sus
artífices son nuestras populares guerreras y guerreros (la mejor de nuestras
cosechas) que tras laboriosa y cuidada elaboración has sido capaces de demostrar
que el balonmano femenino español tiene personalidad y un estilo de juego
definido y respetado internacionalmente.
Es
verdad que nuestro balonmano puede ser tildado de “precipitado y con elevado
número de errores técnicos”, frutos casi inevitables de la trepidante
concepción del juego que tienen las chicas de Dueñas. Sin embargo nadie deja de
reconocer otros grandes valores del balonmano femenino español como la calidad
de las trayectorias, el ritmo que imprime a cada uno de sus procedimientos tácticos
grupales, buen nivel de finalización, mejora 
constante en el repliegue defensivo y una defensa capaz de intimidar y
recuperar balones a los mejores conjuntos del planeta.
Además
hay otros aspectos que aportan un valor añadido a esta generación de jugadoras como
el sacrificio, la capacidad de reacción en situaciones complicadas y la
valoración del grupo frente al lucimiento individual (que fue nuestro gran
enemigo durante una década).
En
este Mundial de Serbia nuestro equipo no tiene nada que demostrar. Ya lo han
hecho durante estos últimos años aprobando con excelentes notas su carrera
deportiva. Quizá falte la guinda (el doctorado) consiguiendo superar alguno de
sus grandes éxitos. Para ello la suerte (cruces de octavos y cuartos en este
caso) puede ser determinante.
De por
medio cinco exámenes con un calendario que seguro hubiéramos preferido de otra
manera para terminar de ajustar el juego (Noruega y Polonia no deberían ser el
arranque), pero cosas más complicadas han hecho.
Pase
lo que pase siempre tendremos que agradecer a nuestras guerreras los buenos
momentos que nos han permitido disfrutar a los de siempre y a tantos otros que
terminarán por adorar este maravilloso deporte. Desearles suerte porque su
trayectoria la merece, por poner en valor nuestro deporte ante todo el mundo y
porque en la situación tan complicada que vivimos  seguirán siendo el sostén del balonmano
español.
Ánimo,
disfrutad de la competición y los demás apretaremos el culo contra la silla.
Eso sí, si es posible, con una copita con solera para acompañar a esta
magnífica cosecha de jugadoras.

Ángel
Sandoval fue entrenador del Elda Prestigio durante muchos años y dirigió también al Mar Alicante. Innumerables títulos inundan su currículo deportivo.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *