DUEÑAS, UN TÍO NORMAL (Por JC SOLAR)

BALONMANO FEMENINO
EUROPEO HUNGRÍA / CROACIA
PREVIA: MNE – ESP
Texto: Juan Carlos Solar
Fotos: DeporteCienPorCien

*** Juan Carlos Solar ha sido el alter ego de Jorge Dueñas durante muchos años, más de 100 partidos como segundo de las #Guerreras. Le conoce perfectamente, desde pequeño, y nos muestra la visión menos conocida de uno de los principales artífices de esta época dorada del balonmano español. Dueñas ha capitaneado un cuerpo técnico humilde que ha sabido congeniar, a la perfección, con un grupo de jugadoras maravilloso. Pero Solar, por supuestísimo, también es una de las personas más importantes de este ciclo mágico.
Con el bronce de Brasil2011. 

Me pide mi buen amigo Vicente que trace unas pinceladas sobre
Jorge que permitan acercar su figura al público en general. Y en estas me
hallo. Es evidente que todo lo que diga carece de rigor científico puesto que
soy parte interesada, y mucho. Hemos nacido en el mismo barrio y hemos sido
compañeros de colegio y de equipo desde niños, por lo que mi criterio está
adulterado debido a la cercanía.
Jorge es, básicamente, un “tío” normal. Y lo digo en el
sentido más positivo del término. Siempre ha huido de divismos y
excentricidades.
Nunca ha demandado un protagonismo por encima del que le
correspondía. Más bien, al revés. Siempre que las cosas han ido bien, ha dado
un paso atrás y han sido las jugadoras las que se han asomado al escaparate
mediático. Cuando han ido mal, ha intentado liberarlas de ese trance.
Por otro lado es un tímido y esa “supuesta” seriedad que le
atribuyen algunos, no es más que un mecanismo de defensa ante lo desconocido.
En cuanto le quitas el barniz aparece ante ti un auténtico vacilón, con mucha
coña, con el que da gusto irse de fiesta o a tomar algo.
En nuestro primer
contacto con la selección, me llamaba la atención que para comentar cualquier
circunstancia, por nimia que fuera, (de entreno, de rutinas, de horarios,…) se
acercaban las capitanas a “solicitar” una reunión. Nadie hablaba a título
personal, lo hacían como grupo. Esta distancia conseguimos acortarla en el
europeo de Macedonia. Estábamos hospedados en un hotel muy coqueto pero
totalmente alejado de cualquier lugar. No existía el whatsapp. Las redes
sociales no las manejaba nadie. Internet iba a pedales y hacía un frío que no
te dejaba ni salir al jardín. El único medio de contacto con el exterior era el
teléfono de la RFEBM, pero hasta las semis solo había llamado algún enfermo del
balonmano como Vicente y Radio Nacional de España. Fueron muchísimas horas de
convivencia.
TIE Almería 2010. 
Para el grupo, Ohrid supuso un antes y un después. Las
jugadoras inventaron la “terapia rodillo”
(solo ellas saben en qué consiste). Y
Jorge, por aquel entonces muy amigo de las lecturas sobre “coaching”, montó una
terapia grupal en los sofás del hotel. La cosa salió bastante bien, pero el
mérito se lo atribuyo, a partes iguales, al terapeuta y a las cervezas que por
allí circulaban (eso siempre ayuda a soltar la lengua). Aprendimos mucho sobre
las inquietudes y las ambiciones del grupo. Lo que las motivaba, los roles
dentro del grupo,…
Otro punto de inflexión a nivel grupal fue el Mundial de
Brasil. Allí también crecimos y lo hicimos, en gran medida, fuera de la pista.
El calendario nos permitió tener una noche libre y las jugadoras nos ofrecieron
compartir la cena y la fiesta. Algunas actuaciones fueron memorables y elevaron
a la categoría de “hit parade” a “las nadadoras que venían de ultramar”
(coreografía creada por el propio Jorge y que se popularizó al obtener el
bronce).
No quisiera frivolizar. Lo que quiero es realzar que el grupo
se comporta como grupo tanto dentro como fuera de la cancha.
Las veteranas
siempre han mostrado una gran sensibilidad con las nuevas y se han anticipado a
sus problemas. Hemos tenido un grupo de mujeres con la cabeza muy bien
amueblada y totalmente comprometidas que han tirado siempre del carro. Y Jorge
ha sabido darles la autonomía y confianza necesarias para funcionar. Nunca ha
sido intervencionista, pero porque no ha hecho falta.
Almería, 2010. Seriedad de Dueñas y Solar. 
En lo técnico Jorge es un gran observador. Es un gran
estudioso (no queda otra a estos niveles) pero su mayor virtud es la capacidad
de síntesis del juego. Enseguida desbroza lo importante de lo baladí y eso
resulta trascendente.
Los montajes no pueden ser muy largos porque en estos
torneos juegas muy seguido y se te acumulan las sesiones de vídeo. El nivel de
receptividad de la gente se va consumiendo con el paso de los días y necesitas
que lo que les ofreces en el montaje sea relevante.
Nunca le he visto echar una bronca de forma acalorada. Cuando
ha tenido que llamar la atención a alguien lo ha hecho en el ámbito personal.
Bis a bis. Cuando habla en grupo y quiere reprochar algo siempre lo hace a la
generalidad y nunca personaliza. Eso le cuesta.
Por eso estoy seguro que su
peor momento, en todos estos años, ha 
sido afrontar la situación de hacer los descartes para los JJOO. Aquello
fue un auténtico trago, máxime cuando no hay más motivo que el del cupo.

En definitiva, un tipo normal. Carente de manías relevantes.
Humilde (podría reclamar los derechos del “partido a partido”) y muy
trabajador. Totalmente accesible para sus jugadoras, para los medios e incluso
para los aficionados. Ha sabido gestionar el grupo con mucha suavidad
haciéndoles sentir importantes a todas.
Pero creo que lo mejor de todo es que
se ha sabido rodear de buena gente y a todos les permite trabajar a gusto y ser
importantes. Pero Manu, Noelia, César, Fco. Daniel, Jose Luis, Manolo y tantos
que han estado anteriormente, se merecen un capítulo aparte.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *