DUEÑAS: “ES DIFÍCIL REPETIR LA SELECCIÓN DEL CICLO ANTERIOR”

BALONMANO FEMENINO
MUNDIAL DE SERBIA 2013
ANÁLISIS SELECCIONADOR
Entrevista: DeporteCienPorCien
Foto: eurosport.com

Da la cara aunque es difícil explicar la derrota ante Hungría en 1/8 de final del Mundial de Serbia. Jorge Dueñas ha dirigido a la selección española en 159 ocasiones y sus éxitos siguen en la historia de nuestro balonmano. El bilbaíno estaba abatido, asume las responsabilidades que le tocan y respeta las críticas que recibe cuando pierde. Bego Fernández ha dicho adiós a ‘La Roja’, se cae otra pieza fundamental de un esquema que cada vez se irá pareciendo menos al que nos llevó a la gloria.
¿Se jugó el peor partido en el momento menos adecuado?
Evidentemente, era el momento más importante, el partido de 1/8. No nos salió nada después de una buena trayectoria, podía ocurrir sabiendo el sistema de este tipo de torneos y tuvimos un mal día. En ningún momento pudimos enderezar el trabajo y hacer el partido que teníamos planteado.
¿Cómo titularías tú el partido en una frase?
La impotencia. Las ganas de hacerlo bien pero con demasiada precipitación. No ajustamos la defensa y nos precipitamos durante todo el partido.
¿Cómo se explica que lleváramos un promedio de 18
Es lo difícil de explicar, creo que estuvimos con falta de contundencia, con ayudas excesivamente precipitadas sin venir a cuento. Esos partidos que no estas ajustada en defensa te lleva a un carrusel que ellas supieron llevar mejor y no supimos controlar la ansiedad. Habiendo tenido un poco mas de paciencia podíamos haber tenido más opciones de remontar el partido, pero no la tuvimos. 
Hubo cinco jugadoras, incluyendo a Cristina González, que no saltaron a pista. ¿Hubo causas físicas en la derrota?
No, no, yo creo que el partido se decantó en el primer tiempo con lo cual entiendo que el tema físico no era un condicionante. Sí se puede poner como pero al entrenador que hubo pocas rotaciones pero entendía que las jugadoras que tenía en el campo eran las que podían sacar el partido adelante y no salió bien. Es lo que tiene un partido en el que te pones muy por detrás tan pronto y no puedes remontar.
La euforia que hay desde Londres 2012 es excesiva porque no invertimos, como otros países, en balonmano como para ser una potencia mundial. ¿Crees que esta selección, con seis o siete jugadoras importantes retiradas, podrá repetir los éxitos que consiguió?
Bueno, primero sí pienso que hay demasiada euforia por fuera. Yo siempre intento trasmitir que tenemos un buen equipo pero hay muchos rivales con un nivel muy alto y hay que ser muy prudentes. En un Mundial como este se fueron tres segundos de grupo [España, Rumanía y Montenegro], lo que da a entender que hay mucha igualdad. En estos torneos hay que tener la paciencia y la intensidad en el juego, pero también hay que controlar las ganas y dosificar la excesiva motivación que había. Entiendo también que es difícil que se pueda repetir una selección como la que teníamos en el ciclo anterior porque, como tú dices, muchas jugadoras se han retirado. Puede ser una selección de parecido nivel pero con otras características y lo que lleva es un tiempo de adaptación y que las jugadoras sepan el grupo que tenemos. De todas formas no se puede pensar que por un partido todo esto cambie…
Pero el resultado del Europeo del pasado año tampoco fue bueno, por eso te lo comentaba… Son dos grandes campeonatos seguidos.
Sí, pero yo creo que lo de Hungría sí es puntual. Llevábamos una trayectoria muy positiva y fue un mal día en todos los aspectos, tanto el defensivo como el ofensivo, creo que no  hay que ser tan alarmista. Fue un día malo como lo pudo tener Montenegro o Rumanía, que también jugaron una buena primera fase. 
En España nos gusta mucho actuar de entrenadores, sobre todo en las derrotas, y algunos dicen que con la llegada de Barbosa hemos modificado nuestro estilo.
Bueno, la gente puede opinar. Cuando se pierde es muy fácil pero aceptable, yo intento ser lo más justo posible trayendo las mejores jugadoras para tener la mejor selección. Me puedo equivocar, es evidente, porque tomo decisiones pero creo que el equipo no está supeditado al Barbosa. Nosotros tenemos un estilo de juego muy claro y Barbosa intenta hacerlo lo mejor posible con otras características diferentes a las que tienen otras jugadoras. 
Después de las medallas y de los 159 partidos que llevas con este grupo, ¿qué piensas cuando lees y oyes ‘Dueñas dimisión’?
Pues que la gente es libre de opinar. Hay algunos que se esconden en el anonimato para decir cosas ahora, sin embargo cuando las cosas van bien te llenan de halagos y tampoco hay que darle tanta relevancia. Creo que hay que pensar en el trabajo, este grupo ha trabajado muy bien en esta preparación y en este campeonato. No hay que tirar todo por tierra por un partido maldito como el de Hungría… No hay que darle tanta trascendencia, debemos tener los pies en el suelo y estar convencidos de que estamos haciendo las cosas bien y vamos por el camino correcto.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *