DIMITE EL SELECCIONADOR DE BM PLAYA

BALONMANO FEMENINO
MUNDIAL BALONMANO PLAYA
SELECCIÓN ESPAÑOLA

Pedro Moreno, seleccionador nacional femenino de Balonmano
Playa, presentó ayer su dimisión ante la Federación y abandona el cargo de
máximo responsable técnico del combinado absoluto femenino que ostentaba desde
2002. Los motivo sradican en fondo y en forma -el entrenador se enteró de la decisión unilateral fedrativa por la prensa (www.somosbalonmano.com)-, pero la gota que ha colmado el vaso es la no
participación de ‘La Roja’ playa en el próximo Mundial que se disputará en
Omán, cuando la IHF había cursado la invitación para las nuestras, ya que la sexta plaza obtenida en el Euro de Croacia no daba el bilete para la cita mundialista.

¿Por qué dimite Pedro Moreno?
Fundamentalmente, por la decisión de la Federación Española
de rechazar la invitación realizada por la IHF para disputar el Campeonato del
Mundo de Omán.
Quedasteis en sexta posición en el pasado Europeo de Croacia,
¿pero la invitación por parte de la IHF para España era obvia?
El grupo de trabajo de balonmano playa de la Federación
Internacional (del que forma parte Fernando Posada, responsable técnico de los
equipos nacionales de playa) recomendó que, en caso de vacante, se adjudicara la
primera reserva de Europa que, en el caso del femenino, era España. Es
frecuente que en los campeonatos mundiales haya renuncias entre  los equipos femeninos de África o Asia y,
además, Omán, como organizador, ya anticipó que sólo participaría con  su equipo masculino, liberando así la plaza
que le correspondía a su selección de mujeres.
¿Pero Jesús Guerrero, responsable de BM Playa de la RFEBM, os
aseguró que asistiríais al Mundial? ¿Estaba presupuestado?
Desde el primer momento, 
tanto Jesús Guerrero como Fernando Posada (responsables federativo y
técnico, respectivamente) aseguraron que, en el caso de que la IHF realizara
una invitación, la selección femenina disputaría el mundial que inicialmente se
iba a disputar en Brasil. Posteriormente, tras la renuncia de Brasil a
organizarlo y ante la posibilidad de que se jugase en Croacia, se nos aseguró
que se incrementarían los días de concentración. Hace unos dos meses, a
instancias de la Federación, estuve visitando instalaciones deportivas y
hoteleras en Guadalajara para realizar allí 
las concentraciones de los equipos nacionales de playa, por lo que
entiendo que debería estar presupuestado.
¿Qué supone para el futuro del balonmano playa este tipo de
decisiones unilaterales por parte de la Federación?
Un enorme paso atrás.
La decisión supone que no va a haber ninguna actividad internacional, ya de por
sí escasa, en esta temporada. Muchas jugadoras trabajan, entrenan y dedican
mucho tiempo y dinero para mejorar y poder formar parte del equipo nacional y
que su esfuerzo se vea recompensado con el crecimiento y reconocimiento del
balonmano playa.
España acudió al Europeo 2011 de Umag (Croacia) con seis
jugadoras nuevas que debutaban en competición internacional y con una
preparación de menos días y menos partidos amistosos internacionales que la
mayoría de los países. Pues, a pesar de todo, sólo un par de lanzamientos al
poste nos impidieron, primero luchar por las medallas y segundo conseguir la
clasificación directa para el Campeonato del Mundo. El juego desarrollado por
el equipo hacía concebir esperanzas, dada la 
juventud y desparpajo de las debutantes y así fue reconocido por el
mundo del balonmano europeo. Técnicos, árbitros y jugadoras rivales destacaban
el gran futuro para una selección que había ganado o puesto contra las cuerdas
a países  como Noruega o Italia que son  un referente en el balonmano playa femenino.
¿Cuál es la dedicación de la RFEBM hacia el balonmano playa?
¿Cuenta con selecciones inferiores?
Parecía que con la
llegada de Jesús Guerrero, que había sido un impulsor de esta modalidad
deportiva en Europa, el balonmano playa podía adquirir la importancia que
merece y el reconocimiento que se ha ganado por derecho pero, lamentablemente,
parece que los aficionados a este deporte volvemos al camino de la decepción.
Dentro de la Federación no se le da la importancia que, por participantes y
éxitos de sus equipos nacionales, debería tener. Siempre es el “hermano pobre”
o la primera actividad prescindible, no hay un convencimiento decidido y las
decepciones se van sucediendo como ha ocurrido con la renuncia a jugar el
Mundial.
Dos apuntes que valen
para ilustrar esta falta de compromiso: la temporada pasada la selección de
Noruega (campeona del Mundo y subcampeona de Europa en ese momento y el mayor
referente en playa femenino) decide concentrarse en España (Lanzarote) para la
preparación del Europeo de Croacia. Quería, como es lógico, disputar partidos
amistosos contra la selección española, lo que a nosotros nos venía de
maravilla. La Federación no convocó a la selección femenina y Noruega tuvo que
conformarse con jugar partidos con una selección de Lanzarote. La otra
decepción fue el regreso desde Croacia tras Campeonato de Europa del pasado
año. La selección masculina volvía como medalla de bronce y en el aeropuerto de
Barajas la única representación oficial que recibió a nuestra selección fueron
los empleados que acudían a recoger el material deportivo. No imagino que si la
selección absoluta de pista retorna de un viaje tras un éxito como el
conseguido por la de playa se encuentre con ese panorama.
Actualmente sólo las selecciones absolutas representan a
España internacionalmente a nivel de selecciones. En Europa hay Campeonato de
Europa sub-18 pero a día de hoy la Federación ha declinado convocar a las
selecciones, que creo que sería otro espaldarazo importante si se lograra.
Muchos de los equipos que compiten durante el verano por las playa españolas
cuentan entre sus componentes con jugadores menores de 18 años que podrían
formar parte de los equipos nacionales e ir dando relevo en el futuro a las
selecciones absolutas.
¿Qué nota le pondrías a la gestión de la RFEBM con el
balonmano femenino en general?
A nivel de selecciones
con la absoluta y la junior parece que no hay problemas en cuanto a
concentraciones. Dentro de los ajustes presupuestarios, cuentan con varias
concentraciones y disputan encuentros y torneos internacionales. Decepcionante
el trato con la selección juvenil y lo mismo con la única selección de
balonmano playa femenina.
En el nivel de competiciones de clubes, debería replantearse
las mismas. No hay apenas patrocinadores y las subvenciones de organismos como
ayuntamientos, diputaciones o comunidades autónomas llegan tarde y son cada vez
más escasas. Deberían replantearse las competiciones al nivel económico que
vive el país y abaratar costes, haciendo menos desplazamientos y que éstos sean
más cortos. Una posibilidad sería hacer más grupos, aunque implique jugar
algunos partidos menos, pero así se garantizaría la continuidad de clubes que
de otro modo están condenados a desaparecer.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *