CANYAMELAR ADEUDA TRES MENSUALIDADES A SU PRIMERA PLANTILLA

El Canyamelar Valencia atraviesa una situación financiera de extrema complejidad. ¿Qué sucede? Las jugadoras y el cuerpo técnico de la primera plantilla no han percibido sus salarios de los tres últimos meses (octubre, noviembre y diciembre). ¿Por qué? Porque el club no dispone de liquidez debido a que las instituciones públicas (Ayuntamiento, Diputación y Generalitat) todavía no han abonado las subvenciones correspondientes al año pasado -ni por supuesto las de este curso-. Ese es el problema, que se hace más grande porque además de los sueldos -que suman un total aproximado de 6.000 euros mensuales- es necesario seguir pagando otros conceptos que acompañan al hecho de tener un equipo en la élite del deporte nacional: los pisos donde viven algunas de las balonmanistas (no residentes en Valencia), los arbitrajes o los desplazamientos del equipo. La última hora se reduce a la espera, la entidad valenciana confía en poder ingresar una cantidad suficiente para cortar la sangría antes de que concluya este mes de enero. Esta carencia del dinero público y la pérdida de algún patrocinador privado han desembocado en la realidad actual. ¿Qué versión ofrecen las fuentes directivas del Canyamelar Valencia? Aseguran que siempre han sido sinceros con las jugadoras y su máxima prioridad es que cobren lo acordado. En cuanto a la solución, las noticias radican en una reunión el próximo miércoles 23 de enero entre el club valenciano y el Ayuntamiento de la capital del Túria. Respecto a la Diputación, hay una llamada pendiente -que debe ser inminente- entre la cúpula directiva valenciana y las esferas políticas provinciales con el fin de solventar este grave contratiempo.

Martina Mazza – Foto: Rocío Jordá

Así sobrevive a la realidad uno de los 14 mejores equipos del balonmano femenino español, con un presupuesto inferior a los 200.000 euros -según fuentes del propio club- y con una deuda actual que supera los 20.000 euros. La controversia de esta situación tiene consenso en relación a las versiones, tanto las fuentes directivas como las del vestuario coinciden en el fondo del problema. Las jugadoras se llegaron a plantear incluso iniciar una huelga pero, después de meditar mucho, desestimaron esa posibilidad por el momento. No han faltado a entrenar, han viajado y han compitiendo hasta el punto de sacar dos valiosos puntos de una cancha tan complicada como la de Carranque que les saca de la zona de descenso. Ahora llegan 15 o 20 días de máxima relevancia, las arcas del club esperan la llegada de dinero contante y sonante para abonar las deudas y continuar disputando las 14 jornadas ligueras que restan para que concluya el presente curso. Esta es la estado de  un club DHF, aunque no es lo habitual -quede claro-. Así que no son ciertas aquellas aseveraciones que algunos organismos intentan expandir de vez en cuando, hay camino por recorrer. Es preocupante porque hablamos de un club (no el único) cuyas jugadoras disponen de salarios impropios para esta categoría.


¿Quién ha sido la Mejor Defensora?

  • ÁNGELA RODRÍGUEZ (C. Valenciana)
    (43%, 395 Votos)
  • LYSA TCHAPTCHET (Navarra)
    (28%, 256 Votos)
  • NEREA GIL (Navarra)
    (19%, 172 Votos)
  • EIDER HERNÁNDEZ (Navarra)
    (10%, 96 Votos)

Votos totales: 919

Cargando ... Cargando ...

TATI GARMENDIA – SINFILTROSDEPORTECIENPORCIEN


Si quieres recibir un informe semanal con las últimas noticias publicadas, puedes suscribirte con tu mail:

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. David dice:

    También adeuda la última mensualidad de la pasada temporada

  1. 05/02/2019 - 6: 43

    […] porque era prácticamente imposible ir hacia atrás, la reducción de los impagos -aunque todavía hay casos-, la ‘obligatoriedad’ de cotización de un porcentaje de jugadoras o la reducción de […]

  2. 08/02/2019 - 12: 56

    […] medio publicó hace un par de semanas la delicada situación financiera del club valenciano del Canyamelar, que adeuda ya cuatro mensualidades a la primera plantilla -cuerpo técnico y […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *