ASUN BATISTA: “OJALÁ EL BALONMANO PLAYA SEA PROFESIONAL ALGÚN DÍA”

La emperatriz de la arena. Asunción Batista (26/09/1993) es el reciente fichaje del BM Castellón para la temporada 2018/19, va a cumplir 25 años el mes que viene y ya posee una de las carreras más dilatadas siendo una de las mejores jugadoras de balonmano playa del mundo. Se puede afirmar, sin temor a equívoco, que es la mejor pivote de Europa en esta disciplina y sus 178 centímetros acarician el cielo cuando ejecutan cientos de puntos cada campaña estival. En el plano global, solo la brasileña Renata Santiago puede discutirle el trono. Sus estadísticas acumuladas con el equipo nacional responden a 67 partidos y 399 puntos (promedio de 4,68 por confrontación), aunque su relevancia ofensiva crece cada verano. En el Mundial del pasado mes de julio fue la máxima goleadora con 101 en ocho encuentros (+11 por compromiso). No se pudo subir al podio con la selección española, pero su temporada es más que notable en el ámbito colectivo y sobresaliente en el individual ya que recibió el galardón de Mejor Pivote del Mundial de Kazán 2018. Pero su temporada no termina ahí, también disfruta de ser subcampeona en la Champions Cup con BMP Algeciras y, recientemente, campeonas de España en Laredo por segundo año consecutivo tras derrotar a BMP Ciudad de Málaga en los ‘shoot out’ de la finalísima.

Palmarés colectivo e individual: Campeona del Mundo (2016), campeona Champions (2017) siendo MVP y máxima goleadora, campeona EBT Finals (2017) finalizando máxima goleadora, bicampeona de España (2017 y 2018) siendo MVP en una de las ediciones y tricampeona Circuito Brasileño BMP (2015 y 2017 [2]).

Foto: Europeo Zagreb (Facebook Asun Batista)

Finaliza un verano, respecto a la competición de playa, muy bueno para Asun…

Sí, la verdad es que estoy muy contenta. El verano empezó en Polonia con las EBT Finals, donde conseguimos quedar segunda. Desde ahí, cada torneo ha sido muy competitivo y muy intenso, cada vez hay más equipos que luchan por llegar a las finales… Muy contenta con los resultados porque, tanto con la selección como con el equipo, hemos conseguido sacar cositas buenas y positivas. Al final todo se sufre y se lucha bastante, así que contenta.

De lo nuevo a  lo antiguo. Campeonas de España otra vez, después de ganar a Málaga en un partidazo…

Síííí, fue de las finales… [Piensa] más sufridas creo recordar… El año pasado fue 2:0 contra Plan B. A mí me encanta las finales así, llegamos a muerte súbita y unos shoot out donde hubo un poquito de suerte y experiencia. Pero fue un partidazo, muy bien jugado también por parte de ellas, muy sufrido y reñido. Eso es lo bonito del balonmano playa, que haya competitividad y un poquito de rivalidad.

Qué buena eres y qué buenas sois, tanto Algeciras como la selección, en los shoot out.

Tenemos muchas, muchas horas de trabajo detrás de eso. Con la selección hemos entrenado muchísimas horas los shoot out y ahí queda el resultado. Aunque algunas veces no salga como queremos o como esperamos, llevamos mucho trabajo detrás para hacerlo bien. Parece fácil pero puede ser de las situaciones más complicadas que tenga un partido de balonmano playa.

Y este título de campeonas que revalidáis otorga el billete para la Champions que se disputa en Sicilia…

Sí, este año es en Catania (Sicilia). La verdad es que es otro motivo para estar contenta, la Champions en Canarias se organizaba muy bien… Aunque solo fui un año me encantó el sitio y el ambiente, estuvo superbien. Que este año sea en Sicilia ha sido una grata sorpresa porque salir de España y dejar lo cercano da un puntito extra de motivación.

Foto: Patricia Sports

En el Mundial otra vez semifinales, desde Lloret de Mar 2015 siempre entre las cuatro mejores… ¿Satisfecha?

Sí, fue lo que se propuso para este grupo nuevo. EL objetivo era llegar a semis, ahí ya el equipo que te puede tocar en el torneo es siempre muy fuerte pero conseguimos el objetivo. Nos cruzamos con Grecia, un equipo que luchó mucho y no pudimos superarles.

Fue una pena que te perdieses el partido de semifinales [estaba sancionada] porque eres una jugadora muy relevante en lo ofensivo pero luego también en los defensivo si hablamos de shoot out

Sí, bueno. Llevo también muchos años y esa responsabilidad cae en la que sale a hacerlo que, normalmente, somos Patri [Encinas] y yo. Es cierto que el hecho de que hubiese jugado no significaba haber ganado el partido, pero quién sabe…

Alguna opción había, tuviste el reconocimiento como Mejor Pivote del Mundial. Claro, tuiteamos que te habían dado ese galardón porque eras la mejor pivote del mundo…

Muchísimas gracias. Yo siempre lo he visto como un premio un poco lejano porque al tener a Renata, la pivote de Brasil, que es tremenda… Yo decía, ya cuando se retire me tocará a mí [risas]. Pero mira, gracias a Dios, las cosas llegan si se luchan y se trabajan.

¿Y este puesto en la cita mundialista también da visado para los World Games?

Sí, este año son en San Diego.

El balonmano playa de mujeres en España está consolidado en la élite Mundial, ¿importante estar allí?

Sí, es verdad que fue un puntito. Cuando perdimos en semifinales nos confirmaron que estábamos clasificadas para los World Games porque no lo sabíamos, poder estar por segundo año consecutivo en un evento tan importante para nuestro deporte nos llena de ilusión y ganas. Nos gusta participar en este tipo de competiciones para que esto siga creciendo.

Foto: Pawel Jakubowski Photography

¿Por qué ahora sois favoritas siempre? ¿Qué ha cambiado en los últimos años para dar este salto cualitativo?

Bueno, la RFEBM ha optado por apoyar en cierta parte nuestro deporte. Al final los jugadores somos los que sufrimos mucho todo esto, somos los que nos movemos, somos los que jugamos… Y es verdad que cada torneo se organiza mejor y se intenta mejorar las cosas, todo está progresando muchísimo. La gente que está moviendo este deporte es de nivel, ahora mismo en cada Europeo, Mundial o cada torneo que jugamos es increíble el apoyo de la gente. Incluso nos ven por la calle, nos piden fotos y nos reconocen. Es cierto que se ha dado un bombo que, desgraciadamente, todavía no es el que se merece pero, poquito a poco, creo que sí llegaremos bastante lejos.

Hacemos autocrítica. ¿No crees que falta una mayor implicación de los medios de comunicación? Ya no hablamos solo de los grandes medios nacionales pero, al menos, los digitales podrían realizar una cobertura mayor…

Sí, es verdad. No me gusta comparar, pero solo hace falta ver la repercusión mediática que reciben las jugadoras de pista… Lo mismo que hacen con la selección de pista no hacen con la de playa, lo de los spots previos al campeonato por ejemplo… Hay una gran diferencia. Pero bueno, la gente que hemos empezado en balonmano playa sabemos que de no tener nada a tener esto es un gran paso. A ver si de tanto pedir nos va a faltar, mejor así… [Risas].

Supongo que soñarás con eso, ¿crees que puede llegar el día en el que el balonmano playa sea profesional o que no te va a pillar en activo?

Yo creo que sí, gracias a Dios yo soy de las pequeñas del grupo porque todavía soy relativamente joven. Así que yo creo y espero que sí, ojalá que sí. Es el sueño que tengo, sin ser profesional ya me dedico en cuerpo y alma a esto, el día que sea profesional y pueda, digamos, vivir de esto será obviamente un sueño.

Asun Batista con el galardón de Mejor Pivote del Mundial 2018 – Foto: Mundial Kazán (IHF)

Te tengo que preguntar, ¿te sorprendió mucho, poco o nada que Luisa García y Andrea Sánchez no fuesen convocadas con la selección?

Sí, siempre te sorprende. Es un grupo hecho y el seleccionador decide cambiar la forma de juego o simplemente quiere cambiar el equipo porque ha sido más gente, no solo ellas. Creo que hubo cuatro cambios desde Budapest 2016 y, bueno, sorprende porque además son compañeras de mi equipo. Simplemente hay que aceptarlo y acomodarte a lo nuevo que viene.

Para desmitificar algunas corrientes que piensan que el balonmano playa es solo diversión, cerveza y sol. ¿Cómo es un día de trabajo de Asun Batista para preparar el verano de competición?

A ver, normalmente cuando termina el año de pista la gente sigue entrenando para empalmar la temporada de playa. Normalmente voy al gimnasio, salgo a correr por la playa y algunos días también entreno porque tengo la suerte de que aquí en Málaga hay equipos juveniles o incluso cadetes que, como te he dicho antes, cada vez son mejores y aporta mucho poder entrenar con chicas que tienen mucha ilusión por aprender. Pero sí, esa es la rutina: gimnasio, playa y disfrutar un poco de mi familia que, con todo esto, no te da tiempo a mucho más. Normalmente jugamos de jueves a lunes y el tiempo que estoy en casa se reduce a martes y miércoles,

No te quiero poner en un compromiso con las españolas, pero imagina que eres seleccionadora mundial. ¿Te atreves a hacer un equipo con las mejores?

Ufff…

De pivote Renata, que ya me lo has dicho…

Sí. Yo es que soy muy muy muy fan de Brasil. Aparte de que yo voy a jugar allí, llevo ya años…

¿Vas otra vez este año?

Pues mi intención es ir, por supuesto que me encanta ir porque siempre es… Como yo digo, buena parte de lo que soy yo se lo debo a ellos porque me han enseñado muchas cosas que aquí jamás hubiera podido conocer. El amor que tienen hacia este deporte es increíble, la fe y todo porque yo he vivido cómo organizan un torneo, cómo hacen un simple campeonato y ellos se encargan de todo, pagan los arbitrajes y los peajes. Allí no existe la federación, no tienen ningún apoyo y si lo hacen ellos es solo por amor porque por otro motivo no se haría. Así que soy muy fan de Brasil, pero mira Grecia. Ha sido el primer Mundial que han jugado y lo han hecho de escándalo. Es que como no tengo mucha memoria para acordarme de los nombres… [Risas]

Foto: Jawel Jakubowski Photography

Bueno, pero tu equipo ideal mundial sería con brasileñas, españolas, griegas…

Sí.

¿Y Noruega? ¿Qué hacen para triunfar y ser buenas en todo? Países como España, Italia o Brasil tiene más lógica, pero con el frío que hace allí…

[Risas] Bueno, pues supongo que son chicas que, con los medios que tengan, serán muy trabajadoras y todo lo que hacen lo tienen muy trabajado y muy preparado. Manejan un estilo y lo perfeccionan, todo lo que hacen lo hacen bien. Me dan un poco de pena porque siempre se quedan a las puertas, llegan a semis pero se quedan ahí… Pero sí, mi equipo sería con Brasil, Noruega y Grecia.

Bueno, que no se lleven medallas en la arena que ya se las llevan siempre en la pista…

[Risas] Ya ves…

La última. Afrontas una nueva temporada en DHF con el BM Castellón, ¿qué supone este reto para ti a las órdenes de Montse Puche?

Pues afronto este año con muchísimas ganas y muchísima ilusión porque, hasta que me llamó Castellón, no entraba en mis planes jugar en DHF. Sí tenía ganas pero no había surgido nada, el hecho de que me llamase personalmente Montse Puche fue un tironcito bastante fuerte por el proyecto que tenían y saber cómo afrontaban el año. Me hizo ilusionarme un poco más, veo una gran entrenadora que es un referente en pista para todo el mundo. Quiero aprender de ella y de todas porque las experiencias son para eso, para aprender y para disfrutarlas. Tenía muchas ganas de jugar en España y de jugar en la máxima categoría, ver a esas compañeras de la playa que ves solo en verano y ahora poder vivir enfrentamientos en la pista con ellas y verles más de una vez al año también mola mucho. Y nada, que tengo muchas ganas de disfrutar lo que hay en España y seguir mejorando y creciendo en todos los aspectos posibles. Seguro que este año, sea bueno o malo en cuanto a resultados se refiere, me hace seguir creciendo como jugadora, yo estoy dispuesta a dar lo máximo de mí para alcanzar el nivel que se exija.


 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *