ANDREA DE LA TORRE: “EL AGRAVIO POR RAZÓN DE GÉNERO ES INTERNACIONAL”

Andrea de la Torre (22/08/1990), una de las mejores guardametas del país, emigró al balonmano francés -al SUNAL Bouillargues- el pasado verano después de pasar toda una vida defendiendo la camiseta del BM Granollers. Consiguió llegar a la élite desde abajo, sabiendo valorar el sacrificio del camino para luego disfrutar de las mieles. En su palmarés deportivo sobresale, por encima del resto, la medalla de oro que se colgó con las Guerreras en los Juegos Mediterráneo 2018 disputados en Tarragona. Capitana de la primera plantilla vallesana durante su estancia en el Palau D’Esports y voz imprescindible para la reivindicación y posterior evolución de este deporte.

En territorio galo padeció lo peor para una deportista, lesión grave. Meses apartada de las pistas para volver más fuerte, la guardameta catalana aborda muchos temas relacionados con la forma y el fondo del balonmano. La psicología en la rehabilitación, el potencial de la D2 francesa, el argumento en la comparativa, la reflexión sobre su futuro en el 40×20, el crecimiento de la disciplina deportiva que le apasiona o la investigación académica para contribuir y ser agente directa. Cuando habla Andrea de la Torre no solo hay que escuchar, conviene tomar nota.

Andrea de la Torre – Foto: BHNM (Facebook)

Lo primero, ¿cómo estás? Te lesionaste prácticamente sin tiempo para disfrutar de la nueva experiencia…

Ahora… ¡Estoy muy bien! Me fracturé el calcáneo en el tercer partido de liga, nada más llegar, y ha sido prácticamente una “mierda” hasta ahora. No tuve mucha suerte aunque, a estas alturas, creo que la palabra suerte no debería ir al lado de la palabra lesión. Lo bueno es que no pasé por quirófano. Pasé dos meses en muletas (jamás había estado tanto tiempo en mi vida sin poner el pie en el suelo) más tres meses de recuperación, ya que no solo perdí la musculatura de la pierna sino también las sensaciones más básicas como la propiocepción, no tenía bien tonificadas algunas cadenas musculares, etc. En fin, que las estructuras del pie se descoordinaron del todo y tocó ponerlo todo a punto. Arrastraré dolor durante un tiempo pero, al fin, ya juego y eso es lo bueno porque puedo volver a hacer lo que más me gusta: jugar a balonmano.

¿Cómo ha sido psicológicamente el periplo de recuperación y cuándo te podremos ver bajo palos?

Psicológicamente ha sido duro, como cualquier lesión larga. Si le sumas que este era el primer año que salía al extranjero, con equipo nuevo, idioma nuevo y otros factores, pues tranquilamente ha sido una de las lesiones más duras que jamás he tenido. He estado mal. Al principio me lo tomé como una oportunidad para dedicarle tiempo a otras cosas como estudiar o viajar pero, yendo coja, por un lado no podía desplazarme con total libertad y, por el otro, no terminaba de estar cómoda ni adaptada del todo a mi nueva vida para hacerlo sintiéndome bien. No sé bien cómo explicarlo, pero me costaba hacer la compra así que tampoco tenía “estrategias” para ir a la biblioteca cargando con todo, por decirlo así. Entonces me tomé tiempo para leer, pensar, y hacer otras cosas que aparentemente parecen una pérdida de tiempo pero que, a la larga, espero que me hagan ser consciente de que fue un momento de crecimiento personal como se suele decir.

Lo bueno es que procuré no perder, en la medida de lo posible, la forma física que había ganado. En mi caso me han dado mucha ‘carta blanca’ en la primera fase de la lesión. Aun así intentaba no perder ningún entrenamiento, adaptando todos los ejercicios al máximo a mis posibilidades. En lo que sí he tenido suerte ha sido al toparme con buenísimos profesionales de la salud que han estado encima de mí durante todo el proceso de recuperación (desde el médico, hasta el preparador físico o el fisioterapeuta).

A fecha de hoy ya he jugado varios partidos, oficiales y amistosos, puesto que ahora tenemos parón… Algunos con el segundo equipo, que aún compite, y ahora en marzo empezamos el playoff. Esperando poder disputar minutos.

Terceras del grupo 2 de la D2 francesa y en el playoff de ascenso… ¿Se han cumplido ya las expectativas del club o el objetivo para este curso 2019/20 es el ascenso?

Desde luego, las expectativas sí. Yo creo que hasta el propio club está sorprendido. El año pasado este equipo luchó por no descender jugándoselo todo en la última jornada y esta temporada, a falta de tres jornadas, ya estábamos clasificadas para jugar el ascenso. Sin embargo, soñar con subir es complicado. Por un lado, mi club está en trámites de obtención del status VAP de viabilidad económica, que para este año no estará y, por el otro y siendo realistas, hay otros claros candidatos a subir muy superiores a nosotras. Así que, el proyecto es de cara a subir la próxima temporada 2020/21.

Háblanos de los enfrentamientos con jugadoras españolas que también juegan en esta categoría…

Pues, hasta donde he podido coincidir, me he encontrado con muchísima ilusión con Rebeca [López], Sheila [Segura] y Eli Chávez. Digo coincidir, ya que no he jugado contra ninguna porque aún estaba recuperándome, solo jugué contra La Rochelle un par de 7 metros.

Ellas ya llevan años en Francia y todas están relativamente contentas. Conocen bien el sistema y están bien instaladas. En líneas generales, la sensación que me queda cuando hablamos tras los partidos es que aquí se está bien, algunas tienen claro que se quedan durante mucho tiempo y eso es, si cabe, algo bonito de escuchar. Supongo que el tópico sería compararlo con España, pero es que son modelos bastante distintos hasta donde ellas transmiten, entonces no se puede comparar como tal. Están bien en esta liga, algunas han sufrido lesiones importantes también, pero han vuelto mucho más fuertes y hablan un francés maravilloso.

Andrea de la Torre – Foto: Jo.L

¿Qué potencial tiene la D2 comparada con la DHF? ¿Dónde se situarían los equipos que juegan playoff en la competición española?

Ufff… Esa pregunta, ¡la que todo el mundo hace! Un, ¿quién ganaría, si un equipo de D2 o uno de la DHF en enfrentamiento directo? Claramente, cualquier equipo del playoff francés estaría entre los primeros de la tabla en DHF. Sin embargo, hay otros factores muy determinantes en esta afirmación. Aquí se juegan menos partidos, la carga semanal de entrenamientos es mucho más física y sin tanto contenido táctico, ni en ataque ni en defensa. Y esto es muy importante. Por último, en cuanto al conocimiento del balonmano entre los banquillos… Me voy a aventurar, no es el mismo. Ni la capacidad del entrenador o entrenadora (y eso se ve en momentos determinantes de partido en la toma de decisión en poco espacio de tiempo o en situaciones de presión). Ni lo son el desarrollo táctico, ni la disciplina que presentan los equipos en los partidos. Entonces, si sumas el modelo de competición, más el modelo de juego, más el análisis de rival… la comparación es demasiado subjetiva. De modo que, respondiendo a la pregunta de ¿quién ganaría?, diré lo que le digo a todo el mundo: con análisis previo del rival, si se hiciera una media ganaría un equipo de DHF. Sin análisis de rival, ganaría uno de D2.

Debo añadir que, como portera, la calidad y la cantidad de lanzamientos en cada partido de esta liga es muy interesante. Además de que aquí hay jugadoras de distintos equipos nacionales, con mucho lanzamiento exterior que en España es difícil de encontrar.

El otro día Mangué, pero otras jugadoras también lo han hecho antes, hablaba de la cultura deportiva en Francia. ¿Tan abismales son las diferencias en el tratamiento y la visibilidad? ¿Cómo lo percibes tú?

En el tratamiento del deporte femenino, sí. En el tratamiento del balonmano, también. En cuanto a la visibilidad, creo que también pero todavía me falta conocer más cómo funciona… Sin embargo, el agravio por razón de género es internacional. Siempre se le da más a lo “masculino”, muy a nuestro pesar. Las cosas están cambiando, cierto es, y hay mucho mérito en ello. Y, sobre todo y como en todo, gracias a los éxitos deportivos obtenidos. Sabe mal, es injusto incluso, pero en el mudo del deporte profesional muchas veces es así y así lo demuestran los precedentes de algunos casos en España: un día lo eres todo y al día siguiente ya no, y viceversa. Y en muchas ocasiones gracias a los éxitos deportivos.

Lo que yo percibo es que aquí hay una tradición en nuestro deporte con más impacto en la sociedad, más licencias federativas y más proyectos de desarrollo de la base femenina, casi que el balonmano es un deporte de referencia nacional. El palmarés de las selecciones francesas ha ayudado mucho a lo largo de los años pero, a la vez, cada temporada hay una nueva oportunidad para cualquier disciplina. Y los resultados en España nos avalan, así que ahora quizás es nuestro momento.

¿Y qué dices de la plata de las Guerreras? Conoces muy bien a casi todo el cuerpo técnico (Viver, Cuesta, Álamo,…), ¿cómo lo viviste y cómo se puede aprovechar de una vez?

Pues con inmensa alegría. Indescriptible. Con las pocas personas que lo vivieron en directo y que pude hablar en su momento, debo decir que nos hacían partícipes a toda la comunidad del balonmano. Qué honor que Silvia Navarro te diga: ¡Tía, esto también es tuyo! ¿Te lo imaginas? Las Guerreras nos han representado de manera impecable. Estoy con Marta Mangué cuando dice que se merecían el oro. De hecho, para mí lo tienen. ¿Qué cambia de marcar o no un 7 metros a tiempo parado (que además Darly [Zoqbi] toca) en una situación de final de partido?

Durante el campeonato yo era de las que se levantaba a las 7 de la mañana para disfrutar de balonmano bonito, coordinado y ejecutado con la ferocidad que pudimos disfrutar. Tengo la sensación de que esto es inicio de algo grande… No sé bien, pero quizás más gente tiene el mismo pálpito, de ganas de más y aún mejor. Yo los proyectos de futuro los dejo para quienes entienden a nivel teórico y técnico, para quienes son responsables de los proyectos deportivos desde cada uno de sus estamentos. Pero, como jugadora y ya que me preguntas cómo se puede aprovechar, puedo decir que con ganas de seguir haciendo crecer este deporte siendo cada día mejor deportista.

¿Sigues la DHF? ¿Algo que te sorprenda? ¿También crees en el suprafavoritismo del Super Amara Bera Bera?

Pues no mucho, y ya lo siento… Me sabe mal. Sigo al KH7 BM Granollers, eso sí. Muchas de mis amistades siguen allí trabajando de manera loable. Y seguramente lo hago por sentimiento.

Hasta donde sé, el que se haya modificado la DHF les aprieta las cosas a todos los equipos y hay una lucha de puntos clave muy ajustada. Imagino que los clubes y equipos lo pasan mal en cada jornada, pero realmente mal. Quizás la tranquilidad de aquellos “puntos fijos” que había otros años ya no está, y eso genera mucha presión a cada miembro del equipo esperando que eso provoque mejora individual bajo presión, al fin y al cabo. También es cierto que se juegan menos partidos y hay más equipos en competición europea… Entonces, ahí es donde se demuestra la calidad y a optimización de los entrenamientos, buenas rotaciones en banquillos y, en general, buena gestión de la temporada. Sin embargo, al ser algo nuevo y para aquellos que lo están pasando mal, creo que hay que darse margen de error. Pero quien esté trabajando bien, a la larga indudablemente tendrá resultados. Si Super Amara Bera Bera es el favorito incuestionable será porqué está haciendo las cosas muy bien a todos los niveles, ¿no?

Foto: Bouillargues Handball Nimes Metrople

¿Cómo ves a tu KH7 Granollers en su estreno continental?

¡Lo veo muy bien, claro! Como aficionada diré que transmiten una firmeza en pista que, con la experiencia y veteranía del equipo actual, parece que lleven años compitiendo en competiciones continentales. Lo de intercalar además con partidos entre semana es algo nuevo para ellas y parece (y digo parece porque sé que hablo desde fuera) que no les pase factura. Pregúntales a ellas cómo lo están viviendo. Seguro que te dan un testimonio más detallado de la situación. Ahora empiezan las fases duras, pero sabiendo cómo compite este equipo y si no hay lesiones determinantes, tengo la corazonada de que Granollers, como siempre, dará más que hablar.

Te queda otro año más de contrato, ¿quieres acabar tu carrera en España o te plantearías antes probar otro país aparte de Francia?

Si fuera por mí y el nivel no terminara siendo tan distinto entre países, ¡jugaría una temporada en cada país del mundo donde hubiera balonmano femenino! De verdad. Lo que pasa es que las mejores ligas están en Europa y las top te caben en una mano.

Me gustaría conocer todas las culturas que envuelven nuestro deporte. Me gustaría que, de manera recíproca, pudiéramos enseñarnos lo bueno y aprender de lo malo de cada sitio para progresar. Es decir, poder aportar yo a los clubes lo bueno de mi casa y aprender lo mejor de la suya, y asimismo de las ligas y las competiciones que disputan. Aprender idiomas gracias al balonmano también. ¡Qué lujo, eh!

Yo nunca he necesitado mucho para dedicarme a lo que me dedico, a pesar de que aparente lo contrario. Sé que, por mi rol los últimos años, parezco alguien muy exigente. Y así es en realidad. Pero conmigo misma la primera, para así predicar con el ejemplo y que quienes me rodean puedan contagiarse de ese espíritu ambicioso (no avaricioso) con la única idea de mejorar nuestro modelo deportivo. Esto yo creo que es un poco como viajar, pero ojo, no como hacer turismo. No es lo mismo. El balonmano nos ha enseñado cosas muy guais y es por eso que le dedicamos nuestro tiempo. Qué menos que devolverle ese respeto con intención de dejarlo mejor de lo que lo encontramos, ¿no?

¿Cómo crees que ha evolucionado/variado el perfil de jugadora de balonmano en España en los últimos 20 años?

¡Ostias, menuda pregunta! Vale que me enrollo, pero esta no sé si te la voy a saber responder bien o de manera clara. Supongo que me preguntas por el perfil de jugadora sénior DHF que dedica una media de 20 horas semanales al balonmano ¿no?

De la Torre en acción – Foto: Gildas Delepine

Exacto…

Este prototipo de jugadora creo que ha variado en cuanto a sus objetivos personales y a sus prioridades en la vida, la manera de lograrlos y la manera de identificarse con los referentes de balonmano femenino en la élite actual.

Los objetivos de la gran mayoría de jugadoras, ante todo, es la formación académica. Ya son pocas las jóvenes que se quieren dedicar al balonmano profesional y fichan por determinados clubes, si no tienen atado el tema de la formación donde jueguen o bien coordinado en centros de formación a distancia. Antes no era así exactamente. Sí creo que había casos en los que, para las jugadoras con potencial de llegar a la élite, debían negociar bien con sus clubes para que estos se hicieran cargo de los costes en centros académicos (por ejemplo, si el club se hacía cargo de tu matrícula universitaria entonces te planteabas irte). Sin embargo, creo que esto implica entonces que el perfil de jugadora es más bien deportista/estudiante. ¡Me juego lo que quieras a que en la típica pregunta de cuestionario muchas, cuando nos preguntan la profesión, no sabemos qué decir: si estudiante o trabajadora! Como la media de edad de la liga es baja y muchas aún no están en edad laboral pues “deben” estudiar más que trabajar… Pero esta situación a su vez, genera que la parte de la experiencia laboral se vaya aplazando cada vez más.

La intriga que tengo es saber qué pasará cuando esta actual generación de jugadoras crezca y empiecen a entrar en los primeros años de vida laboral, si se les permitirá combinar ambas actividades. Y si un modelo paralelo de balonmano profesional con la dedicación que requiere será compatible con una jornada laboral (quizás no completa) donde a veces debas jugar un miércoles. Porque para que la jugadora sea exclusivamente jugadora profesional, como ya es sabido, debe tener contrato profesional de jornada completa y no todos los clubes de la liga pueden permitirse eso ahora mismo. ¿Qué está pasando actualmente llegado este punto de inflexión? Pues que muchas, directamente, dejan de jugar o se van a equipos de menor categoría.

Por otro lado, quiero comentar que el proyecto ‘Objetivo2021’ y la variabilidad en las últimas convocatorias del equipo nacional han permitido que muchas jugadoras se vean cada vez más cerca de llegar a lo más alto. Esa meta la ven alcanzable y eso es bueno. Porque en momentos de proyección de futuro personal ves que el poder llegar pasa por mejorar. Y por invertir más tiempo. Y por dedicarte más y mejor de lo que lo estás haciendo. Y por valorar cada vez más opciones en entornos donde aprendas más y de las mejores compañeras para, si te llega la llamada, estar preparada y dar el callo. Esa ambición se está expandiendo y eso es muy bueno. Todo esto implica que las jugadoras estudiantes, normalmente con tareas domésticas como tercera actividad semanal, no se puedan siquiera plantear trabajar y lo den prácticamente todo por el balonmano sin que los estudios se vean afectados. Por poner un pero, quizá falta un poco de esa cultura del esfuerzo en las nuevas generaciones como se viene diciendo… Todo lo mencionado anteriormente no es regalado ni por asomo, o sea, hay que currar mucho para estar en las listas de las selecciones. Y estarlo una vez no significa que se deba seguir estando siempre. La disciplina deportiva no es ningún misterio ni requiere estudios milimétricos, es constancia con objetivos bien definidos.

Un giro de lo deportivo a lo profesional, ¿en qué situación académica estás ahora? Sabemos que investigas sobre género y deporte…

Ahora mismo estoy haciendo el doctorado sobre balonmano femenino de alta competición donde procuraré averiguar, según lo que le motiva a la jugadora, qué se puede hacer desde los entes para mejorar su situación. La idea sería guiarme en base a un modelo internacional. Suena complejo pero, a medida que avanzo, cada vez debería serlo menos… Sí que es cierto que lo hago en modalidad parcial, tranquilamente y también según mi disponibilidad de tiempo según los entrenamientos aquí. De modo que, con calma, pero sin que me caduquen los datos.

¿Dónde imagina Andrea su futuro profesional/laboral cuando finalice tu carrera en las canchas?

Buaaaa… ¡Ni idea! Pero de todas las cosas que me inquietan en mi “controlada” vida, me quitan el sueño y me agobian (que algunas ya agotan) la del futuro profesional la tengo bien fijada en lo siguiente: vinculada al balonmano. En cuanto al dónde, te respondería lo mismo que a la pregunta de si me gustaría seguir probando países 🙂


Esta encuesta ha terminado (desde 1 mes).

¿Crees que Marta Mangué y Macarena Aguilar deberían ser homenajeadas en el preolímpico de Llíria después de su trayectoria en la selección española?

92.94%
NO
7.06%

SINFILTROSDEPORTECIENPORCIEN – TERESA FRANCÉS


Si quieres recibir un informe semanal con las últimas noticias publicadas, puedes suscribirte con tu mail:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *