¡ALCALDE, USTED ES UN SINVERGÜENZA!

BALONMANO FEMENINO
DIVISIÓN DE HONOR
ARTÍCULO DE OPINIÓN
Foto: VGGaribay

Es noticia por supuesto, pero no es novedad. El revuelo mediático en Valladolid es elevadísimo debido a las subvenciones municipales que ha otorgado el Ayuntamiento a los clubes deportivos. Se han confirmado los peores presagios, todo el mundo confiaba en la recapacitación del consistorio vallisoletano, pero definitivamente la subvención al Aula Cultural de Valladolid ‘asciende’ a algo más de 7.200 euros. Esta DISCRIMINACIÓN, por no utilizar otro término relacionado con la delincuencia, ya fue denunciada a finales de septiembre del año pasado. Contextualizando el asunto, es necesario poner en antecedentes a la audiencia para que sepa qué tipo de persona, no de político, es el caballero -irónicamente hablando- Francisco Javier León de la Riva. No se merece ni la mención, pero deseo que todo el mundo conozca un poco mejor a este personaje que perdió su moral hace bastante tiempo. No se me ocurren calificativos para definir a este individuo que manda en una ciudad como Valladolid bajo las siglas del PP. El club que preside Cayetano Cifuentes aún sigue esperando la recepción oficial por parte de alcaldía. Machismo político. 
Por partes, primero hay que decir que el Aula Cultural es el club femenino más importante de la provincia. Solo los chicos del rugby -con una subvención injusta pero cuatro veces superior al Aula-, que ocupan la segunda posición de la División de Honor, superan en méritos deportivos a las pupilas de Miguel Ángel Peñas. El equipo de fútbol, en Segunda División, recibe mucho más de un millón de euros del Ayuntamiento de Valladolid, el equipo de baloncesto, que tampoco ocupa la máxima categoría, recibe casi 400.000 y el equipo de balonmano masculino -que desapareció el año pasado y volvió a ‘nacer’ en la Plata- percibe 140.000 euros. Juzguen. Hay un detalle muy relevante, el coste del uso del Pabellón Huerta del Rey supone para el Aula más de 8.000 euros anuales. Eso se denomina maltrato. Representar mejor que muchos a una ciudad y tener que pagar por ello mientras habitamos con la repugnante corrupción política que nos inunda. Y el máximo responsable de todo esto es el sinvergüenza al que nos referimos en el titular de la entrada. Por cierto, algo que dice mucho de los ‘lobbies’ deportivos en Valladolid, no se ha producido ningún gesto de solidaridad para con el Aula por parte de los clubes ‘poderosos’ financieramente hablando. Mañana habrá rueda de prensa con el objetivo de explicar cuál es la situación real en todos los ámbitos. 
Para finalizar, lo que están sufriendo las balonmanistas es una odisea. Obviamente -como muchos clubes de DHF- viajan en autobús el mismo día de partido. Ninguna jugadora del primer equipo cobra un salario. El pasado fin de semana jugaron en Valencia, recorrieron más de 1000 kilómetros en menos de 24 horas y las chicas tuvieron que prepararse su propia comida porque la capacidad económica de la entidad pende de un hilo. Eso se llama sacrificio por el nombre de una ciudad, esfuerzo por el escudo de un club y dedicación a un deporte. No estáis solas. 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *