CRISTINA CABEZA: “ME MUERO DE GANAS POR VOLVER A MI PAÍS”

Cristina Cabeza fue una de las centrales más talentosas de nuestro balonmano, tras dirigir el juego del Elche Mustang se marchó a tierras alemanas. Jugó y entrenó, simultáneamente, al DJK/MJC Trier en la Bundesliga y en la Bundesliga 2 -en dos etapas diferentes-. Hace unos días, en nuestro perfil de Twitter, informamos acerca de su futuro al frente del conjunto alemán:

Primero la entidad teutona le pidió que volviese para salvar a su primer equipo del ocaso, cambió la dinámica en apenas un par de meses. “El club me ha comunicado que tiene problemas económicos serios y no puede contar conmigo ni con algunas jugadoras para la próxima temporada”, confiesa la entrenadora madrileña de 40 años. Su segunda etapa en territorio germano está siendo más que notable. Llegó para dirigir una escuadra prácticamente rota y ahora mismo se encuentra en la cuarta plaza de la tabla clasificatoria a un solo punto del ascenso directo.

Foto: Cristina Cabeza

“A pesar de que en el club nos han dicho que no quieren ni pueden ascender, vamos a intentar dejar el equipo lo más alto posible en la clasificación. Vamos a luchar hasta el final todos los partidos que quedan. Es complejo motivar a las jugadoras tras ocho meses de trabajo casi perfecto, pero seguiremos dando guerra”, así viven la actualidad. Con trabajo y dedicación, han volteado la condición de principio de curso y ahora no pueden luchar por el objetivo más ambicioso. Algo muy inusual que rompe con algunos principios fundamentales del deporte.

“Tengo alguna oferta aquí en Alemania de Bundesliga 2 pero, sinceramente, me muero de ganas por volver a mi país y engancharme al balonmano español que tanto añoro”, reconoce Cristina Cabeza. Es una mujer con una capacidad sobradamente demostrada que anhela retornar a la División de Honor, ahora solo falta que algún equipo que busque inquilino para su banquillo se fije en ella de cara a la próxima temporada. Hacen falta entrenadoras en la élite, solo Montse Puche es la máxima responsable deportiva de los 14 clubes DHF. Acaba contrato al final de temporada pero ahora le deben un mes y algunas dietas, mientras que adeudan dos mensualidades a varias balonmanistas de la primera plantilla. Esta delicada situación no es única en el balonmano de mujeres alemán, es conocida la grave actualidad financiera del Leipzig (que disputó la fase principal de la Champions League en la campaña 2014/15) al borde del abismo con una deuda cercana al millón de euros, pero tampoco es un problema generalizado (hay clubes con una gran solvencia económica).

/ metros

3876 vistas totales 3 vistas hoy

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies