MIREIA PAYÁ: “¿CUÁNTOS EQUIPOS PUEDEN PAGAR 800 EUROS?”

Mireia Payá. Líder, competitiva y sin tapujos cuando habla. Rara avis en estos lares del deporte de élite. Se ha tenido que retirar con 28 años después de liderar al Canyamelar Valencia durante los últimos años, la situación del balonmano de mujeres de nuestro país camina por estos derroteros. El deporte por el que muchas han sacrificado millones de cosas no permite que las mejores vivan de él. No se esconde para reivindicar que la situación es grave, asegura que en otro contexto “podrían vivir de esto”.

IMG-20160602-WA0041

 

Fue internacional en categorías inferiores, es una de las jugadoras pretendidas por algunos clubes de mayor entidad que el Canyamelar a pesar de su retirada. Casi 500 goles registrados oficialmente en la RFEBM en sus últimas cuatro campañas, 138 en la 2012/13 como mejor marca. Tuvo la lesión SLAP en el hombro, volvió destrozando todos los plazos -apenas tres meses- y ahora debe dejar la práctica del balonmano. No rehuye temas delicados, reconoce los méritos de Blázquez al frente del ente federativo y reivindica una NECESIDAD BÁSICA: “el seguro médico es penoso, de auténtica vergüenza”. Más claro, H2o. Confiesa que el nivel no es el mismo que antaño, cuando ella empezó entrenaba con Silvia Navarro: “era una gozada”. Habla de su papel de capitana y reconoce que este año no se ha sentido líder, asegura que nunca le tembló la mano para enfrentarse a cuerpo técnico y directiva.

“Hemos mejorado, las mujeres hace unos años éramos una auténtica mierda” o “la solución [al machismo] tiene que partir de nosotras” son algunas de sus aseveraciones acerca del machismo en los medios de comunicación. No podrá desconectar del balonmano e irá a ver a sus compañeras los sábados. Por último, confirmó públicamente sus debilidades en los extremos: Carmen Martín y Matxalen Ziarsolo. Casi nada. Imperdibles sus declaraciones sobre ellas.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. manuel dice:

    Es penoso que deportistas como Paya, tengan que dejar el balonmano, porque no ven futuro y tan solo están pidiendo 800 euros al mes, otros en sus poltronas y en este mismo deporte duplican y triplican esta cantidad, lamentable.

    • Vicente Soler Olcina dice:

      Obviamente es penoso, pero el problema no es que Mireia pida 800 euros. Ella lanza esa pregunta al aire como alerta de la situación que atraviesa la élite de nuestro deporte, no porque no le hayan podido pagar esa cantidad -que igual también-. Al menos así lo entendí cuando le grabé. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *