CARTA DE NURIA ANDREU (RINCÓN FERTILIDAD MÁLAGA)

Esta mañana hemos recibido un correo electrónico de una jugadora de División de Honor, esa balonmanista es Nuria Andreu. Ha escrito esta carta porque ha creído conveniente contar su experiencia en el club durante su etapa, se adjunta el escrito remitido por la balonmanista de forma íntegra.


LA OTRA CARA DEL CLÍNICAS RINCÓN

Nuria Nadreu – Foto: Iso100photopress

Después de todos los comentarios que estoy leyendo acerca del Clínicas Ríncón Fertilidad y de cómo tratan a sus jugadoras lesionadas, creo justo y necesario comentar la realidad que yo he vivido en Málaga durante mi larga lesión. Cuando llegué a este club lo hice en una de las situaciones más difíciles para firmar un nuevo contrato para cualquier jugadora, llegué lesionada. Conocedores de ello, me dieron la oportunidad y la confianza de sumarme a su proyecto para la temporada 17/18, firmando el contrato que me vinculaba con ellos durante dicho periodo. Mi lesión por desgracia se complicó muchísimo, hasta el punto de que lo que a priori iba a ser una baja de 2 meses se convirtió en un periodo de 14 meses sin poder entrenar ni competir.

Durante todo este tiempo mi club me proporcionó toda la ayuda que les fue posible, se volcaron conmigo, me dieron toda la libertad para decidir dónde y cómo recuperarme, además de recibir visitas constantemente cuando no me encontraba bien. Estos dos años han sido mis peores años anímicos y deportivos, podría decir, de toda mi trayectoria en el deporte, y en ningún momento mi teléfono paró de sonar. Llamadas tanto de mi entrenador como de mi presidenta, llamadas en las que en todo momento la principal preocupación era saber cómo estaba Nuria como persona, cómo estaba mentalmente. Llamadas para tranquilizarme y decirme que estaban ahí para todo y que me iban a esperar. Y los acontecimientos posteriores demostraron que no era palabrería, que era de verdad.
Acabada la temporada 17/18 y con mi lesión sin resolver, mi contrato expira. La posición del club es ofrecerme renovar y evidentemente no lo dudo. Lejos de desistir conmigo y con mi situación, que no parecía tener una pronta solución… el club vuelve a apostar por mí. Ese mismo verano, durante el periodo de vacaciones decido quedarme en Málaga para recuperarme. El club me paga el alojamiento de dichos meses (periodos en los que ya no tenía contrato). Me facilitaron un centro de rehabilitación, fisioterapia y todas las instalaciones y medios necesarios para poder volver. Repito. Fuera de mi periodo como jugadora contratada.
MIS GRACIAS A ESTE CLUB SON ETERNAS.
“Al César lo que es del César”
Una vez contada mi historia, me gustaría expresar mi total desacuerdo con los comentarios hirientes y oportunistas vertidos hacia el Clínicas Rincón Fertilidad. Todo el que se encuentra inmerso de la forma que sea en el balonmano español, sabe perfectamente lo que hay. El problema no es que “siempre la hacen los mismos”, el problema real es que las jugadoras todavía no hemos dado voz a TODO. Me parece muy injusto descalificar al club de la forma en que se ha hecho, cuando es conocido por todos que es uno de los clubes con más jugadoras contratadas y con mejores condiciones laborales. Con esto no quiero decir que no se tengan que contar las situaciones que pasan, estoy muy pero muy a favor de que las cosas salgan, y todos debemos asumir las consecuencias de nuestros actos, así como luchar por lo que es nuestro. Pero sinceramente considero que no podemos caer en la facilidad de sumarnos a la fiesta y acribillar al que sale a la palestra. Es demasiado fácil ver la paja en el ojo ajeno, lo realmente complicado es ver la viga en el propio. Si esto pasara, quizás la historia cambiaría mucho y los que ahora se ven con la licencia de machacar y sacar pecho, pasarían a agachar las orejas.  Que hable la justicia, y ojalá hable en muchas ocasiones más. Todas las que sea necesario.
Por último ya, me gustaría volver a animar a las jugadoras que nos consideramos profesionales a exigir que se nos trate como tal, a llevar las situaciones que consideramos injustas hasta donde sea necesario. Todo mi apoyo desde aquí a todas las valientes que luchan por sus derechos sin importarles las consecuencias, y sobretodo a las que en situaciones complicadas se crecen. Nosotras más que nadie debemos protegernos.
Y por supuesto, todo mi apoyo también a los clubes que de verdad hacen por ser mejores, a los que tratan a sus jugadoras de forma profesional, que no se conforman, que cambian y aprenden de sus errores, y que en lugar de estancarse o refugiarse (sin ofender) en el término amateur y familiar, se esfuerzan porque el balonmano español tenga el reconocimiento que todos deseamos. 
Un saludo.

Esta carta se publica porque DeporteCienPorCien siempre ha sido una ventana de promoción y difusión del balonmano de mujeres que ha estado abierta para las protagonistas. Cualquier persona que sea agente directo con este conflicto entre jugadoras y club que ha saltado al panorama mediático, tiene a su disposición este portal web: [email protected]


SINFILTROSDEPORTECIENPORCIEN – TERESA FRANCÉS

 


Si quieres recibir un informe semanal con las últimas noticias publicadas, puedes suscribirte con tu mail:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *