EL RÉCORD DE ASISTENCIA EN EL BALONMANO FEMENINO ESPAÑOL

Después de que el Rocasa Gran Canaria levantase la Supercopa de España 2017 ante el Mecalia Guardés, se hizo público la cifra exacta de asistencia en As Travesas con 3.169 personas en el coliseo gallego, con capacidad para 4.500 espectadores. Estuvo cerca, pero esos 3.169 espectadores no suponen el récord de asistencia en España de un partido entre clubes españoles de balonmano femenino. Aunque no hay una cifra exacta, el encuentro de semifinales de la Copa de la Reina 2010 que acogió la ciudad de León entre el Cleba León y el Mar Alicante se sitúa como el mayor registro en nuestro país. Hay varios argumentos para contrastar dicha afirmación con suficientes garantías. En primer lugar, la noticia publicada por el Diario de León titulada “4.000 en las gradas, el récord se queda en León”. Aunque en el cuerpo de texto de la misma, el periodista Georgino Fernández reconoció que la asistencia no llegó a los 4.500 espectadores que reflejó el acta oficial del encuentro –acta que debe poseer la RFEBM–, la afluencia “superó de largo los 3.000 espectadores”. Algunas de las personas que vivieron in situ aquel compromiso lo relatan como increíble. DeporteCienPorCien ha contactado con Diego Soto, el entonces entrenador del conjunto anfitrión, y ha rememorado todo lo que sucedió aquella inolvidable tarde que pasó a la historia del balonmano:

“Recuerdo aquel día 26 de febrero [2010], duro en León en cuanto a la climatología. Una vez que nos concedieron la Copa de la Reina, el club había diseñado muchas iniciativas si éramos capaces de pasar los cuartos de final pero nos había tocado un rival muy duro como era Astroc Sagunto. Esas iniciativas eran de múltiples variables, querían conseguir la máxima afluencia para ese posible partido de semifinales. Finalmente, ganamos a Astroc y nos clasificamos… Recuerdo coches por la calle con megafonía, flyers entregados por parte de las jugadoras donde animaban al público leonés a acudir a ese partido y todo transcurrió con normalidad hasta el viernes. Antes de la semifinal del sábado se declaró una alerta meteorológica de la Guardia Civil y de Protección Civil donde aparecía una ciclogénesis explosiva que aconsejaba a la gente no salir a la calle. Estábamos expectantes por saber qué iba a pasar en esa semifinal que nunca habíamos alcanzado como club y donde nos enfrentábamos al Mar Alicante. Llegamos ese sábado pronto al pabellón, sobre las 16:00 horas, y los comentarios eran de incertidumbre: no sabemos cuánta gente vendría, a ver qué pasa, igual no viene nadie… Todo lo que suele suceder cuando entran dudas. Después de la charla, salir al Palacio de los Deportes y mirar las gradas 45 minutos antes del comienzo del partido fue sorprendente. Ver que había unas 1.000 personas auguraba lo que fue posteriormente, una gran cantidad de gente, había muchísima gente en el Palacio. Vivimos aquel partido de una forma extraordinaria, lo disfrutamos y siete años después, aunque el Mar Alicante nos superó de forma contundente, nos lo llevamos en la retina. Es de esos partidos que ahora recuerdas y, por la cantidad de público que acudió y por cómo nos apoyaron, se nos pone la piel de gallina después de tanto tiempo”.

Foto: Elda Prestigio

Para aproximarnos a una cifra más concreta, cuestionamos a Soto sobre el número de espectadores que calcula teniendo en cuenta los 5.100 asientos de los que dispone el Palacio de Deporte de León: “Ahora que recuerdo, creo que una funcionaria municipal certificó posteriormente la cifra para el registro del Ayuntamiento de León. Mi impresión es que había 3.700 o 3.800 personas”. Quizá pueda faltar alguno, pero estos son los tres encuentros de balonmano femenino con mayor asistencia de público en España.


CLEBA LEÓN – MAR ALICANTE

(Copa de la Reina, 2010, León)

3.700 espectadores

SD ITXAKO – LARVIK HK

(Final Champions League, 2011, Pamplona)

3.300 espectadores (3.500 según acta EHF)

MECALIA GUARDÉS – ROCASA GRAN CANARIA

(Final Supercopa, 2017, Vigo)

3.169 espectadores


Hay otros encuentros, en el ámbito de clubes, con notables cifras de asistencia como la final de la Copa EHF que Elda Prestigio disputó contra Randers HK en el Florentino Ibáñez con más de 2.500 espectadores, aunque el acta oficial registre 3.000, o la ida de la final de esa misma competición que ganó SD Itxako ante el Leipzig con 2.500 personas en Lizarreria. Estella y Elda fueron poblaciones cuyos medios informativos se volcaron con sus equipos debido, en parte, al mayor nivel competitivo que poseían comparado con los clubes de fútbol o baloncesto. Hoy, el ejemplo más clarividente de esa situación se encuentra en A Guarda, una población de apenas 11.000 habitantes y con un equipo en la máxima categoría que disfruta de una masa social que supera los 600 socios –lo que supone casi un 6 % del total de su población– y congrega a más de 500 personas. De hecho, en el último encuentro de la pasada campaña contra el KH7 Granollers que decidió el título la entrada en A Sangriña superó los 900 espectadores. En la temporada 2015/16 jugó en la máxima categoría del balonmano el Aiala Zarautz, un modesto club de cantera que ascendió a la élite, que fue uno de los pabellones con mejor afluencia (800 personas en varios encuentros según las actas oficiales) a pesar de ser una ciudad con unos 22.000 habitantes. Son algunas cifras que secundan la influencia de la geografía en el desarrollo y en el seguimiento de entidades pertenecientes a los mal denominados deportes minoritarios.

Foto: Mecalia Guardés (Phototeca B&N)

A pesar del registro del pasado sábado y de otras asistencias notables a la par que esporádicas en Bidebieta, Huerta del Rey o el Palau d’Esports de Granollers, la movilización del balonmano femenino en España está muy lejos de todo eso cuando uno de los principales motores que sustenta cualquier disciplina deportiva es la afición. Observen los datos de las ligas femeninas europeas. Tras las 10 primeras jornadas del curso 2015/16 en la División de Honor Femenina, el promedio de espectadores se situó en los 392, lo que supone solo un tercio de la media que manejó la Liga Francesa (LFH) en el mismo período de tiempo. De hecho, la competición gala aumentó en solo un año su promedio y, tras las nueve primeras jornadas de la 2016/17, concentró 1.528 personas por encuentro teniendo como afluencia máxima el Brest Bretagne – Issy París que concentró a 4.126 aficionados en el Arena de Brest. O el reciente récord que protagonizó el balonmano de mujeres germano con el TuS Metzingen – Nellingen de Bundesliga, reuniendo a 6.157 aficionados en el Porsche Arena el 26 de diciembre de 2016 y batiendo el anterior registro de 5.875 del Leipzig – Leverkusen.

Obviamente, en el ámbito de la Champions League es muy habitual encontrar pabellones con más de 4.000 personas en las gradas como Györ, Podgorica o Skopje. Pero en la Final 4 que acoge el Papplazslo Sportarena de Budapest, las asistencias oscilan entre los 9.000 y los 12.000 espectadores cuando el conjunto magiar que dirige Ambros Martín disputa la finalísima. Si se habla de citas continentales o mundiales con combinados nacionales, cabe recordar aquella mítica semifinal que libraron Dinamarca y Noruega en ‘su’ Europeo en 2010 con 11.411 personas en Herning o los cuartos de final, cuatro años después en el Mundial de Dinamarca cuando las anfitrionas concentraron 12.500 espectadores en Herning en el duelo ante Rumanía. Si hablamos de las Guerreras en territorio español, hay que hacer referencia al encuentro que se jugó en el Multiusos de Santiago de Compostela entre España y Austria (25-15) clasificatorio para el Europeo de Suecia 2016. El récord absoluto de asistencia a un partido de balonmano fue el que libraron las selecciones masculinas de Francia y de Islandia correspondiente a los octavos de final del Mundial de Francia 2017. El escenario fue el estadio de fútbol de la ciudad gala de Lille reconvertido y la entrada registrada se fue hasta los 28.010 espectadores.

 

 

 

/ metros

932 vistas totales 1 vistas hoy

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies