NEREA PENA: “QUIERO ESTAR EN LOS JJOO DE TOKIO 2020”

Nerea Pena no es solo una de las mejores jugadoras españolas, sino una estrella de reconocimiento mundial. Su visita a Granollers como madrina de la Granollers Cup corroboraba lo que todos ya sabíamos: es una referente para cientos de niñas que sueñan con llegar a parecerse a ella. La primera línea pamplonesa, de 28 años, lleva seis temporadas en el Ferencváros húngaro, subcampeón de liga que se quedó a las puertas de clasificarse para la EHF Final4. Se formó como jugadora en el Itxako de Amrbos Martín, quien la descubrió, pero la quiebra del club navarro la obligó, como a muchas, a buscar un destino lejos de nuestras fronteras estando, además, lesionada. “Tuve mucha suerte”, afirma.

Pena es ahora una de las jugadoras veteranas de las Guerreras, con 134 partidos disputados y 432 goles anotados. Ahí es nada. Pese a que las lesiones han estado muy presentes en los últimos años, la Guerrera fue una de las artífices del bronce en el Campeonato del Mundo de Brasil (2011) y la plata del Campeonato de Europa de Hungría y Croacia (2014). Se trata de una de esas jugadoras a las que un periodista disfruta entrevistando, de las que no responde con evasivas y replica, directa, con aplomo.

Foto: Xavier Solanas

Ahora eres una de las veteranas de las Guerreras. ¿Has notado un aumento de la responsabilidad dentro del grupo?

Sí, mucho. A ver, deportivamente todas contamos y todas aportamos lo mismo, pero es verdad que dentro del grupo ahora las que llevamos más tiempo pues tenemos que meter un poco en la dinámica a las que llevan menos tiempo. He pasado de estar en un rol en el que estoy allí y todas me llevan, a ser un poco pues eso, ayudar a las demás.

¿Cómo estás viviendo desde dentro el famoso ‘relevo generacional’? Cómo se incorporan las nuevas, este rol del que me hablas de las veteranas…

Las nuevas vienen con muchísima ilusión, o sea, yo he sido nueva y sé lo que es entrar nueva. Entonces, al final es fácil: cuando alguien quiere estar allí, es fácil de integrar en el grupo. Es cierto que a nivel deportivo cuesta mucho, porque hay muchísimo cambios, especialmente el cambio del entrenador, que al final es cambiar todo el sistema de nuevo. Todo eso cuesta, necesita tiempo, y poco a poco nos vamos adaptando.

Foto: Fradi.hu

En tres años (2021) se juega el Mundial en casa. ¿Crees que el bloque actual puede llegar al mismo nivel que el grupo anterior?

[Piensa] No lo sé. Son jugadoras diferentes… Todo es diferente. Lo que está claro es que en esos tres años -que para mí son cuatro, porque son cuatro grandes campeonatos-, el equipo debe llegar en ese momento en su mayor esplendor. Si el nivel va a ser el mismo que el que fue, eso no te lo puedo decir, porque esto solo nos lo va a decir el tiempo. Somos jugadoras diferentes, un estilo de juego diferente, es todo diferente. Entonces, no sabría decirte si llegaremos a ese nivel deportivo, lo que sí te digo que en ese Mundial se debería ver el máximo rendimiento de este equipo,porque van a ser esos cuatro campeonatos que te decía más el que ya llevamos.

Estamos acostumbrados a ver que las jugadoras que juegan fuera de España se mueven bastante de equipo e incluso de país, pero tú llevas mucho tiempo en Hungría, en el Ferencváros. ¿Por qué? ¿Notas un sentimiento de pertenencia al club?

Pues es que para mí, Ferencváros es mi segunda casa. Tengo el mismo sentimiento que cuando estaba en Itxako, incluso con más responsabilidad porque, otra vez, soy la segunda más vieja del equipo [risas]. Entonces es superdivertido: llegar hace nada y ser la niña y ahora soy la más vieja. Yo he tenido suerte. Yo siempre he dicho que yo tuve mucha suerte en mi elección, porque me fui un poco a la desesperada, lesionada, a por una oportunidad que creí que era buena y, al final, ha sido la oportunidad de mi vida. Es mi segunda casa, el club es estupendo, la gente es estupenda… He tenido mucha suerte. No todo el mundo tiene la oportunidad de tomar las buenas decisiones, pero es que en mi caso he tenido mucha suerte.

Foto: EHFCL

¿Cómo se vive el balonmano en Budapest y Hungría?

El balonmano es uno de los deportes rey del país y el femenino en especial, te diría que tiene más repercusión el femenino que el masculino excluyendo al Vezprem, lógicamente. Es cultura. Al final, han tenido siempre una selección superbuena, medallas olímpicas… Hay muchísima cultura. Además, los húngaros son hipernacionalistas: Györ y mi equipo se llevan a muerte, pero cuando Györ está en la EHF Final4 mi equipo le apoya. A ver, no son fans, pero prefieren que gane él a un equipo extranjero. Aquí el balonmano se vive de una manera… Yo nunca he vivido el balonmano como en Hungría.

Has participado en todo tipo de grandes campeonatos (Juegos Olímpicos, Mundiales, Europeos), pero te falta jugar una EHF Final4. ¿Es tu superobjetivo?

Sí, sí, claro. A nivel de club, por supuesto. He jugado una final de Champions [con Itxako, 2011], pero no he jugado una en el formato EHF Final4.

¿Crees que la próxima temporada podéis llegar?

¡Por supuesto que sí! Es es mi objetivo…

Foto: GTRES

¿Te planteas volver a España?

Si las condiciones que me ofrezcan en el futuro se pueden asemejar, que ahora mismo es complicado, o ser buenas… O sea, si yo quiero volver y tengo una buena oportunidad para volver, por supuesto. Es más, me gustaría poder volver algún día.

¿Crees que en España podría volver a haber, en un futuro próximo, un equipo como Itxako?

¿Qué es próximo? Dos años, no. Cuatro, si se lo plantean, sí. Si un club apuesta realmente por el balonmano femenino a nivel de Europa, de traer a las mejores jugadoras nacionales, a jugadoras de fuera… Porque a ver, tienes que tener a las mejores jugadoras, y muchas de ellas están en el extranjero. No necesitas hacer un Györ, es más, Itxako no era un Györ, en Itxako éramos una gran mayoría jugadoras españolas y cuatro o cinco extranjeras que nos aportaban mucho. Eso es lo que hay que buscar para hacer un buen equipo: primero, que vuelvan las españolas, que se haga un buen grupo, que se trabaje bien y luego a fichar a las extranjeras que se necesiten.

En España, el deporte femenino sigue sumando más éxitos pero sigue teniendo menos repercusión que las disciplinas masculinas. ¿Cómo crees que se puede cambiar eso? ¿Crees que va a cambiar?

Yo te puedo decir por qué se produce eso: los hombres generan más ingresos que las mujeres, desgraciadamente. Yo siempre digo que mi caso no lo comparo con el fútbol, porque el fútbol gana lo que genera, mueve lo que genera, nos guste o no es así. Para eso hay que cambiar la cultura y al final eso es muy muy difícil de cambiar. La cultura viene determinada por nuevas modas. La gente, poco a poco, va siguiendo otros deportes. No es algo que pase de cero a cien en dos días, eso está claro. Pero con el tiempo, los resultados, poco a poco los patrocinadores están apoyando más el deporte femenino, el gobierno también está dedicando una gran partida de su presupuesto a fomentar el deporte femenino. Creo  también que años atrás, la mujer quizás no tenía tanto protagonismo dentro del deporte, porque tenía que compaginarlo con otras cosas. Ahora esto está cambiando, con estructuras más profesionalizadas, y eso va acompañado de los resultados, que su figura se vea más… Creo que algún día llegará a ser igual, pero el movimiento va a depender de la cultura del aficionado.

Ambros Martín, un viejo conocido tuyo, ha ganado esta temporada su cuarta Champions League. ¿Qué nos dirías de él?

Él me ha creado como jugadora. Yo siempre digo que él me hizo jugadora, entonces de él aprendí todo, mi visión de juego tácticamente la tengo por él. Desde mi punto de vista, en lo que yo he conocido, tácticamente es el mejor, es un enfermo del balonmano, y al final lo bueno que creo que hace, que también creo que ha cambiado desde que se fue de Itxako, es que está integrando muy bien a las jugadoras y eso creo que es algo superpositivo, creoque en eso él es muy bueno.

Foto: EFE

Macarena Aguilar, muy amiga tuya. Esta temporada ha dejado de estar en las convocatorias de la selección, pero ha terminado el año campeona de la Bundesliga. 

Deportivamente, creo que es una de las grandes estrellas españolas y creo que sigue manteniendo un nivel, sobre todo en ataque, espectacular. Es una referente para muchas de nosotras, lo ha sido y lo seguirá siendo a muchos niveles, no solo en el deportivo, sino en lo extradeportivo. Y yo solo te puedo decir que, como gran amiga mía que es y por todo lo que me ha aportado, la echo mucho de menos.

¿Hay algo que digas ‘tengo que hacer esto antes de dejar el balonmano’?

Ufff… Es es difícil, el tema de la retirada depende de muchas cosas, y más para mí que siempre pienso en el tema de las lesiones. Mi retirada estará condicionada por mi estado de salud, eso lo primero. Pero si me puedo retirar yo estando sana y pudiendo conservar mi físico… A nivel deportivo, lo que me encantaría es ir a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ahora mismo, porque creo que van a ser impresionantes, que va a ser un espectáculo, y sería mi objetivo. Quiero estar allí. Una EHF Final4 a nivel de club, Tokio 2020 a nivel de selección.

¿Cuál es el sueño de Nerea Pena?

¡El sueño de Nerea Pena! ¿El sueño de Nerea Pena? [Piensa]. Hombre, mi sueño sería un oro olímpico. También te digo que voy a pasos pequeños: mi sueño ahora mismo es llegar. Es que mis objetivos son llegar, no son ganar, estar allí. Pero un sueño, como tal, sí que sería un oro olímpico.

Foto: Xavier Solanas

¿Qué les dirías a las niñas que empiezan a jugar a balonmano y que te tienen como su referente?

Que hagan lo que les haga feliz. Que si quieren jugar a balonmano, que apuesten por el balonmano. Que lo hagan compaginando estudios, porque esto es así. Que aprovechen el tiempo. Y que sigan sus sueños, que si quieren jugar al balonmano, que lo hagan; que si quieren bailar, que bailen; que si quieren estudiar, que estudien. Al final, el deporte es algo bonito que te hace también aprender un montón de valores y hay que aprovecharlo.

¿Cómo desconectas del balonmano?

¡Soy “serieadicta”! Me encantan las series.

¡Venga! Recomiéndanos alguna.

Pues la última que he visto es ‘Stranger Things’ y me ha gustado mucho. Mira, pensaba que no me iba a gustar y me ha gustado mucho. Pero si te tuviese que destacar alguna otra u poco más… Me gustó mucho ‘Following’, la primera temporada. A ver, yo no soy mucho de series españolas, pero ‘La casa de papel’ me pareció también una pasada.

Y además de las series… ¿Algún otro hobby?

¡Viajar! Viajar por placer.

¿Qué sitio te ha gustado más y a qué país te gustaría ir?

Mi ciudad favorita es Roma. Parece una ciudad impresionante, impresionante. Y quiero conocer Nueva Zelanda, lo que pasa que para eso necesito mucho tiempo y no tengo.


Si quieres recibir un informe semanal con las últimas noticias publicadas, puedes suscribirte con tu mail:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *