LAURA STEINBACH: “QUIERO SEGUIR JUGANDO AL BALONMANO”

Por Ariadna Cañameras

Laura Steinbach es una de las mejores jugadoras de la Liga Loterías. El curso pasado disfrutamos de ella con el Prosetecnisa Zuazo hasta que en verano anunció su retirada, pero en 2017 decidió volver al 40×20 de la mano del KH7 Granollers de José Luis Villanueva. Cuando llegó al club vallesano, el equipo vivía una situación crítica: solo sumaba cinco puntos y la distancia que le separaba de la zona descenso era mínima. La llegada de la alemana hizo crecer a todas las jugadoras del conjunto catalán y ahora se sitúa al filo de la media tabla, con la permanencia ya en el bolsillo. La jugadora alemana ha sido 116 veces internacional con su país y acumula 243 goles con la elástica teutona. A lo largo de su carrera profesional, antes de jugar en España pasó por Alemania (en el TuS Metzingen, el DJK/MJC Trier y el Bayer 04 Leverkusen) y por Hungría (en el Ferencvaros Budapest). Allá por donde ha pasado ha dejado huella y en España no podía ser menos: fue elegida MVP de la Copa de la Reina del año pasado y recibió el ‘Trofeo Vicen Muñoz’ como mejor balonmanista de 2016. Nosotros solo podemos maravillarnos con su juego y su espectáculo. Porque sí, ver jugar a Steinbach es una auténtica maravilla.

Foto: Xavier Solanas (KH7 Granollers)


El Granollers ya ha logrado la permanencia matemática. ¿Objetivo cumplido?

Hemos cumplido el objetivo de la salvación, pero todavía quedan tres partidos de Liga y queremos seguir sumando puntos hasta el final.

La pregunta del millón: el año que viene, ¿dónde estará Steinbach?

No se sabe… [risas]. Desde que vivo en España estoy supertranquila y estoy bien en todos los lugares que he visitado… No lo sé.

¿Pero será cerca o alejada del balonmano?

Tampoco lo sé. Aunque ahora tengo, otra vez, ganas de jugar. El verano pasado, cuando lo dejé, no tenía más ganas de seguir, pero este año es diferente: ahora sí he cogido otra vez las ganas y quiero seguir jugando al balonmano.

¿Por qué volviste?

En noviembre noté que me faltaba algo. Trabajando tanto, pasando ocho horas sentada delante del ordenador,… Cuando acababa el día tenía la necesidad de hacer algo de deporte. ¡Me encanta el deporte! Subimos mucho a la montaña con la bicicleta o voy a correr, pero no es lo mismo. No es igual que hacer un deporte de equipo. Echaba mucho de menos el vestuario…

El Granollers tiene una media de edad bastante baja. ¿Cómo ves a este equipo?

Veo a las compañeras con muchísimas ganas, todos los días entrenando bien, sufriendo para cumplir sus objetivos y sus sueños. Esto me gusta mucho, porque yo a su edad me sentía igual: tenía siempre mi sueño y trabajé mucho para conseguirlo y eso lo veo en muchas de ellas.

Foto: Xavier Solanas (KH7 Granollers)

¿Qué aporta José Luis Villanueva como entrenador?

¡Es un muy buen entrenador! Las chicas tienen el respeto que se necesita de un entrenador y también les puede enseñar cómo mejorar. Tiene una estructura muy buena, lo hace muy bien, trabaja muy bien con Robert [Cuesta] y sí, me gusta. Creo que para las chicas es bueno que lo tengan. Cuando eres joven necesitas un entrenador que siga la línea.

¿Cómo has visto la Copa de la Reina este año? La derrota, durísima…

¡Sí, superdura! Pero ya dije después del partido que todas las jugadoras son jóvenes y, si siguen así, trabajando, pueden llegar otros muchos años más a la fase final y superar las eliminatorias. Todo partido que perdemos vale más que cualquier victoria: hay que aprender y hay que valorar todo lo que hicimos. No quiero que nos quedemos con la última acción del partido, porque lo hicimos superbien en la primera parte y eso tiene que pesar más que el resultado final. Debemos aprender de los errores y de los partidos perdidos. Hay que seguir.

En comparación con otros países en los que has jugado, ¿cómo ves el juego de la DHF?

¡A cada país que voy me hacen la misma pregunta! El balonmano, en cada país, es diferente y por eso la selección de cada país es diferente. En España, por ejemplo, no hay tantas jugadoras como en Alemania que puedan lanzar desde los nueve o 10 metros. Por eso, el juego aquí es más rápido, más de penetraciones, más uno contra uno. Al final, creo que no se puede comparar…  Es la diversidad de cada liga.

Foto: Xavier Solanas (KH7 Granollers)

¿Qué crees que se puede hacer para que haya más aficionados en las pistas?

Es difícil y en Alemania también estamos luchando por ello. Ahora, España ha conseguido organizar el Mundial 2021 y estas cosas ayudan al balonmano femenino. Otra cosa que también contribuye: la base. Por ejemplo, en este club, el Granollers, ver cómo todos los jóvenes se enamoran de este deporte, no solo los chicos sino también las chicas, es especial. Es importantísimo tener buenos entrenadores en la base, también para la selección. Y la selección, en España, tiene un nivel muy alto: han conseguido muchas medallas y eso también contribuye a que la gente, y especialmente las chicas jóvenes, tenga un referente y diga ‘yo quiero jugar allí’. Yo recuerdo que con nueve años fui a ver a la selección alemana, que estaba entrenando en mi pueblo, y recuerdo que me dije: ‘yo quiero jugar allí y quiero jugar como ellas’.

¿Hay alguna jugadora de aquí que creas, especialmente, que va a llegar lejos?

Paulina [Pérez Buforn]. Paulina y Kaba [Gassama]. Si siguen así, trabajando, van a llegar muy lejos.


/ metros
3629 vistas totales 2 vistas hoy

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies