JORGE DUEÑAS: EL ARTÍFICE

Un reportaje de Ariadna Cañameras y Vicente Soler

El balonmano de mujeres español debe ponerse de pie para homenajear al técnico que dirigido la leyenda de las Guerreras: Jorge Dueñas. Desde el 2 de octubre de 2007 hasta el 31 de diciembre de 2016 han pasado 3.377 días, 218 partidos y 12 grandes campeonatos (cinco Mundiales, cinco Europeos y dos Juegos Olímpicos). Es el entrenador que más veces ha estado al frente de nuestra selección y el artífice de sus históricos triunfos con una generación mágica de jugadoras difícilmente repetible. Dueñas es sinónimo de capacidad, comprensión, dedicación, fidelidad, cordialidad, generosidad, historia y leyenda. Él llevó a las Guerreras a lo más alto, a ser medallistas continentales, mundiales y olímpicas: cuatro medallas y una voltereta que quedará siempre grabada en nuestras retinas. El bilbaíno puso el balonmano femenino en la élite internacional.

DeporteCienPorCien


Sus primeros compases en los banquillos

Jorge Dueñas es, hasta el momento, el seleccionador más exitoso del balonmano femenino español de selecciones. Su palmarés no tiene parangón, pero su camino a la cima de este deporte fue costoso hasta que estrenó la etapa de acumular medallas. Sus primeros contactos con el balonmano fueron sobre la pista. Jugó en equipos de ASOBAL como Caja Madrid, Michelín Valladolid, Lagisa Naranco Oviedo o Villa de Avilés, pero también defendió la camiseta de Claretianos o Iberduero en categoría nacional, club en el que se retiró y aceptó la oferta para convertirse en el entrenador de la primera plantilla. Desde ahí, acumula más de un cuarto de siglo como inquilino de los banquillos. En el plano de selecciones lo ha ganado todo menos la medalla de oro, pero tuvieron que pasar 14 años desde su primera experiencia como técnico hasta que llegó a la selección española absoluta. Entre tanto, Dueñas dirigió al Arrate, al Bidebieta y al Zuazo –todos femeninos–, pero la mitad de este período la pasó entrenando al Arrate masculino, con el que logró el ascenso a ASOBAL en el año 2003. 

La dirección del equipo nacional

Se hace oficial su nombramiento el 2 de octubre de 2007: Dueñas era el elegido para ser seleccionador absoluto y su primera gran cita, que se celebró en el mes de diciembre, era el Mundial de Francia. Fue un lunes, concretamente un 15 de octubre, cuando dirigió su primer entrenamiento y tres días después, el 18, cuando se estrenó en competición perdiendo ante Polonia (31 – 32).

A pesar de haber sido siempre un entrenador estrechamente vinculado al balonmano de mujeres, tuvo que efectuar un gran trabajo de visualización de vídeos cuando la oportunidad de dirigir a la selección llamó a su puerta. El objetivo era conocer, de primera mano, el estado de forma de las jugadoras seleccionables: “me hacía mucha ilusión tener esa responsabilidad, aunque sabía de la dificultad por la premura para seleccionar, entrenar y conocer bien a las jugadoras”, confiesa sobre su debut. En territorio francés no se cumplió la misión de obtener el resultado esperado. La décima posición final no permitió la clasificación para el preolímpico y se esfumó cualquier opción de lograr un billete para los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008. Pero Dueñas siguió empapándose, todavía más, de la competición española y de aquellas balonmanistas que eran potencialmente seleccionables.

Foto: IHF Brasil 2011

Después de algunas concentraciones durante la temporada, llegó la hora de la verdad: el Campeonato de Europa de Macedonia. España alcanzó allí la primera final europea de su historia en categoría absoluta y escribió la primera página importante de la historia del balonmano femenino español. “Empezamos a pintar algo en el balonmano femenino de selecciones, creo que en Macedonia fue donde se empezó a creer en nuestras posibilidades, la convivencia allí nos reforzó”, recuerda Dueñas. El debate giraba en torno a la posibilidad de que esa medalla hubiese sido un golpe de suerte, una casualidad. Pero en el siguiente Mundial de China 2009, España confirmó su sitio entre las mejores selecciones con un cuarto puesto. Francia apeó a las de Jorge Dueñas de la final y se perdió el partido que suponía la medalla de bronce, pero el balance fue positivo.

Con un estado físico que no era el más adecuado, España obtuvo una discreta undécima posición en el Europeo de Dinamarca y Noruega de 2010. Al año siguiente, en 2011, era el turno del Mundial de Brasil. La afición, después de la plata de Macedonia y del cuarto puesto de China, empezó a aumentar sus exigencias competitivas a las internacionales españolas. En cuartos de final, el rival fue Brasil –las anfitrionas–: un gol de contraataque anotado por Eli Pinedo supuso la tercera semifinal importante de España en un gran campeonato. Para Dueñas fue “¡un subidón! Ante un pabellón abarrotado fuimos capaces de mantener la concentración y no perder la cara en todo el partido. Dejamos helado a todo el público”.

Réplica de la voltereta de Dueñas. Prosetecnisa Zuazo.

Y llegaron los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Para una amplia mayoría de las jugadoras y también de la afición, aquel bronce olímpico es el éxito más importante del balonmano femenino español. Por lo deportivo y por lo esencial, esa entidad especial que se le otorga a los Juegos Olímpicos por parte de los deportistas, de los medios de comunicación y de la gente que los sigue. Para Dueñas fue “el colofón a todo lo que habíamos sufrido durante estos cuatro años en los que hicimos que el balonmano femenino español fuera conocido internacionalmente y sea respetado en todos los sitios”.

La dificultad para mantener el máximo nivel de rendimiento en el deporte de élite es notable y en los siguientes campeonatos, el Europeo de 2012 y el Mundial de 2013 –ambos disputados en Serbia–, los resultados no estuvieron a la altura de los que se habían cosechados anteriormente y el sector más crítico apuntó al fin de una época. En este punto algunas de las mejores jugadoras de la liga española emigraron al extranjero durante el verano de 2012 para continuar dedicándose al balonmano de la manera más profesional posible y otras se retiraron. El combinado se recompuso de esos contratiempos y volvió a situarse entre los mejores de Europa en el 2014. Subcampeonas del Viejo Continente porque en la final, otra vez, Noruega alejó a España del ansiado oro. A partir de ahí, la pesadilla gala. Francia se convirtió en el verdugo de las españolas en la cita mundialista de 2015, en Juegos Olímpicos de Río de 2016 y en el Europeo de ese mismo año. Los tres partidos, por solo un gol.

Un entrenador de leyenda

Insuperable en los números. Dueñas es el seleccionador español que más veces ha dirigido a la selección absoluta superando los 200 encuentros, ha estado al frente de las Guerreras en cinco campeonatos del mundo, otros cinco campeonatos de Europa y dos Juegos Olímpicos –Londres 2012 y Río de Janeiro 2016–. Entre sus conquistas deportivas hay cuatro medallas, dos continentales (Macedonia 2008 y Hungría/Croacia 2014), una mundial (Brasil 2011) y otra olímpica (Londres 2012). Hay un resumen muy expresivo que realiza Cristina Mayo acerca de la trayectoria de Dueñas: “ha tenido cuatro medallas importantísimas, se ha clasificado para todo lo importante y no se le puede pedir más”. Para entender la extensión de esta afirmación, es necesario aludir a las ausencias que la selección española protagonizó en algunos Mundiales y Europeos a finales de los años 90 y principios de los 2000. Esta generación, además de las medallas, ha conseguido no perderse ninguna de las grandes citas deportivas desde 2008.

Foto: Franck Fife (Getty Images)

La pizarra: el estilo de juego

La antropometría de las jugadoras españolas es, salvo contadas excepciones, inferior a la de las jugadoras nórdicas (suecas, danesas o noruegas) y de Europa del Este (rusas, rumanas o húngaras), eso empuja a fomentar un juego ofensivo que singulariza a España en los últimos años. Este estilo requiere un minucioso ajuste del momento de pase en el juego de penetraciones continuas y ataque al espacio. El método español se caracteriza por una vertiginosa circulación de balón donde cada aproximación a los 6 metros se antoja fundamental para la conquista de un espacio que permita la aparición de otras posibilidades en la continuidad.

Una de las virtudes que se repite cuando la gente del balonmano le define es su gestión del vestuario. Dueñas exhibe una escuela de diálogo constante desde que aterrizó en el equipo en octubre de 2007. Juan Carlos Solar fue su asistente durante más de 100 partidos internacionales, es una de las personas que mejor le conoce y escribió hace algunos años sobre su figura en el lado personal: “nunca le he visto echar una bronca de forma acalorada. Cuando ha tenido que llamar la atención a alguien lo ha hecho en el ámbito personal. Bis a bis. Cuando habla en grupo y quiere reprochar algo siempre lo hace a la generalidad y nunca personaliza. Eso le cuesta”. Eli Pinedo asegura que, además de sus virtudes tácticas, Dueñas es un entrenador “muy cercano a la jugadora y un gran moderador. Ha hecho mucho porque el grupo de las guerreras siempre fluya, dentro y fuera”.

Foto: Vavel

Es un entrenador que siempre intentó pasar desapercibido, huyó de los litigios pero mostrando siempre una predisposición total para atender a los medios de comunicación. En los buenos momentos no ha querido ser protagonista, pero siempre defendió a sus jugadoras en las peores derrotas.

La fidelidad a un equipo

Dueñas ha mantenido su confianza, hasta las últimas consecuencias, en el bloque de jugadoras que ha elevado el balonmano femenino español a los puestos de privilegio internacional. Un dato que revela este hecho es que, desde el Mundial de Francia 2007 hasta el Campeonato de Europa de Suecia de 2016, Dueñas utilizó a 45 jugadoras en las 12 convocatorias que efectuó para grandes campeonatos (Mundiales, Europeos y Juegos Olímpicos). Las únicas dos balonmanistas que lo han jugado todo con Dueñas son Marta Mangué y Macarena Aguilar.

Un bloque compacto fue uno de los argumentos del éxito de esta generación de jugadora. Del primer logro internacional de este combinado nacional, en 2008, solo quedan cinco balonmanistas en activo: Macarena Aguilar (31 años), Marta Mangué (33 años), Eli Chávez (26 años), Carmen Martín (28 años) y Michela Ciobanu (44 años). Y solo las cuatro primeras son fijas actualmente en las listas internacionales.

DeporteCienPorCien

El adiós a un seleccionador histórico

Dueñas finalizó su contrato el 31 de diciembre de 2016 y la Federación Española no le renovó, aunque él siempre demostró su fidelidad a la selección a pesar de haber tenido ofertas de clubes europeos muy importantes. El Bucuresti rumano fue el último que intentó contratarle, pero Dueñas decidió quedarse al mando de las Guerreras: “no todo es el dinero, sino también el estar a gusto y la estabilidad emocional. He entrenado varios equipos en toda mi trayectoria y no descarto el volver a hacerlo porque el día a día también me gusta”. Debido a un cúmulo de factores entre los que destaca la cultura deportiva, mantiene un respeto internacional superior al reconocimiento que posee en su país. En Hungría y otros países extranjeros donde el balonmano femenino dispone de una cuota mediática mucho más elevada que en España, los aficionados le saludan y le solicitan fotos y autógrafos porque valoran el papel que ha jugado en situar a España en el mapa internacional.

Tras su despedida pública, el presidente de la RFEBM desveló que Dueñas dirigiría una de las selecciones inferiores. La lógica le lleva a la júnior por su mayor conocimiento de la categoría y por el tándem que formaría con la exinternacional Verónica Cuadrado y por las informaciones que llevan a José Ignacio Prades al cuerpo técnico de la absoluta. Como suele suceder en estos casos, la reminiscencia y la gratitud serán dispensadas dentro de un puñado de años. Historia.


/ metros
11429 vistas totales 10 vistas hoy

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. Muy interesante el reportaje. Se merece un premio por su larga trayectoria

  2. Silvestre Piñero García dice:

    Un mago en el banquillo. A pesar de las últimas quejas a su trabajo, para mi es un genio. Nadie habria conseguido lo que él ha hecho.

  1. 19/02/2017 - 12: 03

    […] el objetivo es conocer a las 16 balonmanistas. Jorge Dueñas, como ya dijimos el pasado lunes 13 de febrero, será el responsable de esta selección júnior en un futuro inmediato -momento en el que Prades […]

  2. 28/03/2017 - 12: 00

    […] JORGE DUEÑAS: EL ARTÍFICE […]

  3. 29/11/2017 - 12: 54

    […] a la selección de Brasil en el Mundial de Alemania que comienza el viernes. Después de su gloriosa etapa con el balonmano femenino español con 218 partidos dirigidos y cuatro metales de prestigio internacional, se embarca en esta la […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies