GLORIA ETERNA A NUESTRAS GUERRERAS

JJOO 2016 – OPINIÓN
Texto: Ariadna Cañameras
Foto: COE
Foto: COE

Foto: COE

Gloria eterna a quienes hoy son heroínas en silencio, a las que lucharon por el ‘aquí’ y el ‘ahora’ sin importar el ‘cómo’ ni el ‘quién’. Gloria eterna a aquellas que decidieron no rendirse hasta el último segundo, hasta el último balón, hasta el último lanzamiento.
Gloria eterna a las que, sin complejos, jugaron los mejores treinta minutos de unos Juegos Olímpicos, a aquellas que dieron una lección de balonmano a principiantes y expertos, a espectadores esporádicos y a seguidores fieles.
Gloria eterna a aquellas valientes que no abandonaron la batalla pese a las condiciones adversas, a las que pelearon contra viento y marea, a contracorriente, para seguir galopando con esperanza.
Gloria eterna a las que representaron las ilusiones de muchos y se quedaron a dos centímetros de culminarlas, a aquellas que representan el orgullo de los que las siguen día tras día sin importar lo que pase. Gloria eterna a las que luchan para soñar y a las que sueñan con luchar.
Gloria eterna a las que dan la cara por el resto, a las que aparecen cuando se les necesita, a las manos y muñecas prodigiosas que tantas alegrías nos seguirán dando. Gloria eterna a las que tienen un mal partido y siguen intentando ser las de siempre, sin agostar su energía.
Gloria eterna a las que dan todo sin esperar nada a cambio, a aquellas a las que solo se les hace caso una vez cada cuatro años. Gloria eterna a las que fueron medallistas olímpicas y siguen jugando en condiciones infinitamente distantes a las de los campeones.
Gloria eterna a aquellas que no solo juegan en equipos distintos sino en países diferentes, con todo lo que ello implica, y son capaces de deslumbrarnos como un grupo unido. Gloria eterna a las que luchan por vivir de su pasión y tienen que encontrar soluciones a preguntas que aquí todavía no tienen respuesta.
Gloria eterna a las que gritaron, sudaron, sonrieron y lloraron; a aquellas que se levantarán y seguirán luchando por ellas y por las que vendrán.
Gloria eterna a las Guerreras. A nuestras Guerreras.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. javier dice:

    La poesía está bien para restañar heridas pero no puede camuflar los evidentes errores cometidos por este equipo a lo largo del campeonato…hace falta savia nueva…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *