EIDER RUBIO: “ESTAMOS DONDE QUERÍAMOS ESTAR”

Para aquellos y aquellas que llevan algunos años siguiendo el balonmano de mujeres, Eider Rubio no precisa presentación. Jugó en el Astroc Sagunto, en el Elda Prestigio y, por supuesto, en el Bera Bera. Se retiró hace algunos años y ahora, a sus 38, acompaña a Montse Puche en el banquillo de la primera plantilla de la entidad donostiarra. Cuando faltan apenas 48 horas para el partido más importante de la temporada, Rubio analiza cómo están las jugadoras y cómo afrontan el decisivo compromiso.

Foto: Juan Antonio Garaikoetxea

Foto: Juan Antonio Garaikoetxea

El duelo entre canarias y vascas es EL PARTIDO, ¿qué significa este partido?

Es un partido clave, el que va a decidir quién toma la ventaja definitiva para el tramo final de la Liga. Para Bera Bera significaría seguir optando al título liguero, una buena noticia teniendo en cuenta cómo se pusieron las cosas a finales de octubre tras las derrotas ante Rocasa y Guardés. Después de aquellos partidos perdidos, estamos donde queríamos estar porque fuimos conscientes de que lo teníamos que ganar todo, incluyendo a Rocasa en Telde.

Puede considerarse una final liguera, ¿crees que un triunfo del Bera Bera sería definitivo para el título?

No. Si lográramos el golaveraje, la Liga dependería exclusivamente de nosotras pero todavía nos espera un duro calendario al recibir, tras la Copa, a Mecalia Atlético Guardés y visitar pistas complicadas como Porriño, Barakaldo o León para terminar con Helvetia Alcobendas, nuestro rival en Copa.

¿Cuáles son las principales preocupaciones tácticas rivales que tiene vuestro cuerpo técnico? ¿Qué aspectos tenéis la intención de desactivar del Rocasa?

El tempo del partido. Rocasa lo domina a la perfección y no podemos jugar al ritmo que ellas marcan. Nosotras, en cambio, queremos un partido intenso.

_0248171

Foto: Juan Antonio Garaikoetxea

Tendréis las consabidas bajas de Ziarsolo y Mugica, ¿el resto de la plantilla está 100% físicamente?

Ziarsolo será baja, Múgica está entrenando, entrará en convocatoria, pero hay que tener en cuenta que lleva más de un año sin jugar. El resto tiene las dolencias típicas a estas alturas del calendario.

El choque liguero de ida en Bidebieta fue de derrota por 26-27 y el de Supercopa acabó con triunfo 18-17, ¿al Bera Bera le beneficia el marcador corto de goles?

No son partidos comparables. El de la Supercopa era el primer partido de la temporada para ambos equipos y, en octubre, Rocasa supo manejar el partido de Bidebieta. Desde entonces ambos equipos hemos llevado una trayectoria similar, ellas han sabido gestionar los finales apretados que han tenido y nosotras hemos mejorado mucho en defensa y, en ataque, tenemos diferentes alternativas. Las estadísticas dicen que nos benefician los marcadores bajos pero, en la Copa, Rocasa ganó 19-20.

Se enfrentan también dos de las mejores guardametas del país, ¿crees que puede ser decisivo el papel de Navarro y Temprano?

Sí, por supuesto. Siempre que hemos ganado a Rocasa, Ana Temprano ha sido determinante e igualmente lo fue Silvia Navarro para ellas. Ambos equipos nos conocemos muy bien y los partidos se pueden ir en detalles. Lógicamente ellas tienen mucho que decir.

Si pudieras elegir a una jugadora rival para que no jugase, ¿a quién sería?

Yo jugaba de central y siempre tienes tendencia a fijarte en esa posición. Luján es una de las referencias de ese equipo, aunque Rocasa tiene excelentes jugadoras en todas las posiciones y no arreglaríamos nada anulando solo a una de ellas.

¿El objetivo es el doblete? ¿Sería un fracaso no ganar nada?

El objetivo era luchar por conseguir el triplete. Fracaso hubiera sido no haber podido pelear por Liga y Copa. Ganamos la Supercopa y ahora estamos donde queríamos estar después de perder los dos partidos de octubre porque dependemos de nosotras aunque para ello tengamos que ganar en el Antonio Moreno. Hay que tener en cuenta que el equipo sufrió una sustancial renovación en pretemporada, que desde comienzos de octubre no hemos podido contar con Matxalen Ziarsolo y nadie hubiera pensado en septiembre en un Bera Bera que llega a abril con menos goles encajados que el año pasado. En esta transición estamos construyendo una base sólida con miras al futuro y, desde luego, no vamos a dejar de agotar nuestras opciones de lograr más títulos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *