EL APLAUSO A UNA COBERTURA MEDIÁTICA MÁS JUSTA

Este Mundial de Alemania 2017 ha sido especial para el balonmano femenino español por dos motivos principales: el deportivo y el mediático. Por un lado, es el pistoletazo de salida de un nuevo proyecto deportivo. Un cuerpo técnico capitaneado por Carlos Viver que se ha estrenado con un maridaje de veteranía y juventud. Un grupo de debutantes que ha puesto la ilusión y algunas de ellas , seguro, podrán ser piezas importantes en el futuro cercano. A pesar de cosechar una undécima plaza, que significa la eliminación en octavos de final -como sucedió en 2015 y 2013-, esta cita mundialista deja la esperanza en el plano competitivo y también ha supuesto un paso adelante en cuanto a la cobertura mediática que ha recibido.

Este escrito no pretende centrarse en exponer un análisis profuso acerca de las razones por las que en España las audiencias son así de pobres en relación a otros ejemplos, de todo tipo, del resto de países europeos. Los que son potencia en este deporte y los que no, porque no olviden que Polonia ha superado el millón de espectadores en algunos partidos de la primera fase con un palmarés muy inferior al de las Guerreras. Si se habla de Francia nos quedamos muy atrás y, si se focaliza en Dinamarca y Noruega pues estamos hablando de datos que en España no los consigue ni el fútbol. La cultura deportiva es distinta en cada país, pero es una obviedad que en España es exigua. Pero no olviden una regla básica, la calidad de un producto no es directamente proporcional a la audiencia que computa. De hecho, suele ser todo lo contrario. Hay aspectos reseñables que invitan a ser optimistas en lo que se refiere al tratamiento del producto, tanto por parte de la TVE como por parte de la RFEBM.

La cadena pública y su canal temático Teledeporte han protagonizado una mejora considerable en la cobertura de un gran campeonato internacional de balonmano femenino. Ha costado, pero ha llegado el momento de destacar la voluntad de Teledeporte de equiparar el dispositivo técnico y humano de la televisión con las coberturas de los campeonatos masculinos de los últimos años. Para empezar, en el pasado Mundial de Dinamarca 2015 se emitieron 12 partidos en directo (incluyendo los seis de España) y en este Mundial de Alemania 2017 la cifra ha ascendido por encima de la veintena (también con seis de España). Ángel Cárceles ha sido el narrador de todos los encuentros, acompañado por Eli Pinedo en los comentarios, y Paco Caro ha sido el enviado especial desde el inicio -con lo que la cadena dispuso de muchas declaraciones y recursos para dotar de contenido las diferentes emisiones. Ha habido protagonistas en plató (Kaba Gassama o Andrea de la Torre) y varias conexiones vía skype (Marta Mangué, Patri Pinedo o Begoña Fernández). El hashtag para que la gente pueda interactuar en Twitter también se ha implantado, a pesar de su gratuidad ha costado demasiado tiempo. Se puede mejorar, como todo, pero el avance ha sido notable, aunque no se entiende el porqué TDP no se retroalimenta del índice de audiencia de TVE para promocionar sus propios contenidos. No era tan difícil. Ha sido muy criticada Eli Pinedo en las redes sociales por algunos comentarios desafortunados durante las transmisiones que prácticamente todo el mundo conoce y ya ha podido juzgar. Ser comentarista es una tarea compleja con unos requisitos muy específicos que se ganan con experiencia, no es fácil hablar durante mucho tiempo sin decir trivialidades. El proceso de asimilación es lento hasta adquirir los tempos precisos para que los comentarios se adapten al ritmo que impone el narrador, ya que el mensaje debe llegar al receptor de la manera más clara posible. La publicidad y la selección de invitados son temas interesantes que se abordarán en otra ocasión.

Andrea Sánchez es la periodista que forma parte del departamento de comunicación de la RFEBM y ha viajado con la expedición para encargarse del seguimiento de la selección in situ. Su papel ha sido fundamental porque ha liberado, como ha sucedido al menos desde 2008, a la delegada del combinado nacional de gestionar las entrevistas con los medios de comunicación y de otras labores que no formaban parte de su cargo. Han tenido que pasar más cuatro años y cinco campeonatos desde la llegada de Blázquez a la presidencia para que este acto de normalidad y lógica se produzca, pero más vale tarde que nunca. La capacidad de Sánchez ha sido patente y el resultado notable, el de Alemania ha sido el campeonato donde más se ha visibilizado el día a día de las Guerreras. Es de agradecer también la cobertura que ha desarrollado la Revista Líderas con Nagore Odriozola al frente, una apasionada del balonmano que nos ha facilitado escuchar las sensaciones de las mejores jugadoras del planeta como Neagu, Leynaud y compañía. Y al resto de medios que estaban o que han llegado hace poco, los que tienen la ilusión por bandera y los que disponen de una estructura poderosa para hacer mucho más de lo que hacen, se agradece su contribución.

El motivo de este escrito no es otro que manifestar lo que evoluciona la atención mediática de este maravilloso deporte, todavía recordamos aquel Mundial de Francia 2007 cuando entrevistábamos a Jorge Dueñas desde Punto Radio Elda. Y el origen del éxito en 2008, aquel día de diciembre partimos a las 6 de la madrugada desde Elda -Miguel Santiago Rico de copiloto- para llegar al aeropuerto de Madrid y recibir a aquel equipo que había hecho historia. Solo TVE, Agencia EFE y nosotros. Nadie más. Recuerden, ahí ya estuvo lo que luego sería DeporteCienPorCien. Y nunca se fue, 10 años a las buenas y a las malas entrevistando a decenas y decenas de protagonistas. Sin presupuesto, pero con más voluntad e ilusión que nadie. Esa es la realidad.


 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *