EL ADIÓS DE NELY CARLA, UNA GUERRERA EJEMPLAR

Nely Carla Alberto, una de las piezas fundamentales de la mejor generación de jugadoras de la historia y un ejemplo de superación como ninguno. Superó graves enfermedades, volvió a ser internacional absoluta y se colgó el bronce mundial en 2011 y, unos meses después, el histórico bronce olímpico en 2012. Su esfuerzo y su espíritu le han hecho superar determinadas adversidades que otros no hubiesen podido, la versátil primera línea representa la mentalidad de las Guerreras a la perfección. Su aportación ha sido notable, aunque nunca ha hecho demasiado ruido mediático. Una jugadora que prioriza el colectivo y que quiere encauzar su futuro próximo a la formación de jugadoras, aunque tiene otro año de contrato con el Chambray galo. Nely Carla, el 6 del combinado nacional, dejó muchos momentos inolvidables para los amantes de este deporte. Más de 300 goles en más de 100 encuentros vistiendo la elástica nacional, pero los números no son tan importantes.

Foto: London2012


¿Por qué dices adiós a las Guerreras?

Es una decisión que llevaba valorando desde las Olimpiadas de Río de Janeiro [2016] y en diciembre, después de acabar el Europeo de Suecia y antes de volver a España, se lo comuniqué en una reunión a las compañeras y al presidente. El motivo de hacerlo público ahora es porque, aunque mi gente más cercana ya lo sabía y me apoyaban en mi decisión, el resto de la gente no sabía nada. Había algo dentro de mí que me hacía pensar que algo a lo que he pertenecido tantos años, y con lo que he conseguido tanto, no podía acabar así, que parecía que salía por la puerta de atrás a escondidas y quería despedirme de alguna manera y no se me ocurrió otra forma de hacerlo.

Respecto a los motivos, la verdad es que si se pudiera jugar toda la vida al balonmano no lo dejaría nunca. Es lo que me apasiona, pero no es así y algún día hay que decidirlo. En mi caso creo que todavía me encuentro bien físicamente, es el momento de intentar centrarme en mi carrera de entrenadora. Me parece que puedo tener más oportunidades si voy a un club a jugar y aparte puedo ejercer como entrenadora, que esperar a dejar de jugar e ir a entrenar sin tener experiencia. Ayudando a formar a las chicas de abajo, o bien ayudando como segunda del equipo donde esté… Quién sabe. Este año estoy jugando en Francia, estoy entrenando a un equipo de abajo de chicas de Chambray (para sacarme otro título) y este verano espero empezar el curso de entrenador nacional. No sé si es una decisión correcta pero es lo que he decidido y estoy contenta por ello. Mi prioridad es seguir jugando, desde la temporada 2007/08 todos los años he conseguido algún título bien sea por la selección o por el equipo y es algo de lo que estoy orgullosa. Creo que no es fácil poder decirlo, jugando siempre en lo más alto.

¿Cómo resumirías tu prolífica etapa en la selección absoluta?

Brillante. La gente tiene que entender que, si se mira la diferencia de inversión y formación que se hace en países como Noruega o Francia desde que las chicas son pequeñas, lo que hemos conseguido nosotras es increíble y tiene el doble de valor. Es más, el mérito no es conseguir algo un año, es que la selección lleva un montón de años en lo más alto gracias al gran trabajo que se ha hecho. También se debe al esfuerzo de las jugadoras de irse al extranjero para competir todo el año al más alto nivel, en las mejores ligas del mundo y así tener la posibilidad de dedicarse en exclusiva al balonmano.

Foto: Marca

¿Te acuerdas de tu primera vez en el equipo nacional?  

Fue en el 2004. Yo jugaba en el Cementos La Unión y Gregorio [García], mi entrenador, me comentó que Mimi [Miguel Ángel Florido], el seleccionador, me había llamado. En un primer momento no supe ni reaccionar porque era algo que ni se me había pasado por la cabeza. Verte de repente representando a la selección de aquella época con Diana Box, Susana Fraile, Noelia Oncina…. Era algo increíble. Siendo sincera, no supe valorarlo en un principio como se merecía. Yo debuté muy joven en la máxima categoría, jugaba porque me gustaba pero no veía la importancia del trabajo, del sacrificio o de cuidarse en la alimentación. Con los años, gracias a el balonmano, me he convertido en una persona muy trabajadora, que se cuida mucho para estar lo mejor posible.

A veces pienso, si tal entrenadora o jugadora que coincidió conmigo cuando empezaba me viera cualquier año desde que llegué a Francia, pensaría que era otra persona. La gente igual no lo sabe pero yo en Estella, por un fallo médico, sufrí un infarto y dos trombosis. Después llegué a Francia y, por otro fallo, sufrí otra trombosis. Lesiones muy duras y largas que me obligaron a parar totalmente de entrenar. Otra persona igual hubiera tirado la toalla o no hubiese vuelto a coger el ritmo, pero mis ganas de luchar por seguir compitiendo al máximo son las que han hecho que sea la persona que soy y haya conseguido todo lo que he conseguido. Guerrera no es solo un nombre es una forma de afrontar la vida.

¿Qué significan para ti el bronce mundial y el bronce olímpico? ¿Con cuál te quedas?

Me quedo con el broce olímpico por todo lo que significa a nivel mundial. Aunque cualquiera que haya jugado conmigo sabe que si algo me caracteriza es el trabajo y buscar el bien del equipo por encima del mío. A nivel personal, me queda un sabor especial ver que quedé sexta máxima goleadora de los Juegos Olímpicos de Londres [2012] y en el partido del bronce marqué cinco goles, sintiendo que tuve un papel muy importante. Tengo en mente los tres goles de la prórroga, con toda la presión que había por lo que nos jugábamos y el pase a Jéssica [Alonso] acabándose el partido para el último gol. Día inolvidable…

De todas maneras quiero decir que lo que ha hecho grande a la selección es que todas nos hemos sentido parte del grupo. Yo, durante los últimos 10 años he acudido siempre excepto por lesiones, no por decisiones técnicas. Y cuando no podía acudir y se ha ganado un título, lo he sentido mío porque he ayudado a conseguirlo. Al igual que otras que han faltado a algún título como Nerea [Pena] o Carmen [Martín] (aunque se lesiono a mitad) en las Olimpiadas… ¿No les pertenece? Sí, porque para llegar a clasificarnos y tener el nivel que hemos conseguido lo hemos preparado juntas. En fin, los éxitos y los fracasos para mí han sido de todas, hayamos estado presentes o no en una concentración u otra. Lo mismo que si estás en un equipo y te lesionas antes de una final copera, lo sientes tuyo aunque ese día no hayas jugado. Para mí, la selección ha sido mi “EQUIPO” todos estos años.

¿Qué puedes decir de la figura de Jorge Dueñas?

Para mí, Jorge [Dueñas] ha sido el GPS del coche. Sin él, no hubiéramos llegado a destino. Lo mismo que Jorge sin nosotras, “las piezas de el coche”, tampoco hubiera llegado. Hemos compartido muchos años, unas veces estaba de acuerdo con sus decisiones, otras no, pero siempre sabiendo el papel que tiene cada uno y remando en la misma dirección. Al hacer balance no puedo más que tenerle un cariño especial y siempre será así.

Foto: Handlfh

La próxima temporada seguirá en el Chambray, pero tu ilusión es ser entrenadora. ¿Cómo llevas la formación? ¿Hay posibilidades de compaginar tu papel de jugadora con el de entrenadora?

Tranquilamente podía no haber hecho nada en Francia, que llevo varios años, y sacarme directamente el título de entrenadora nacional en España pero, aparte de que me apasiona, me parecía muy importante ver cómo se trabaja desde abajo, ir cogiendo práctica (tengo exámenes esta semana que viene) y ahora que he visto el momento adecuado, ir a por el título de entrenadora nacional. Creo que, gracias al hecho de haber jugado al máximo nivel tanto en la selección como en los diferentes equipos y países donde he estado, tengo ese plus de experiencia que de otra manera sería imposible. Esto me da una mejor visión sobre la manera de trabajar y creo que para un grupo o jugadora puede ser beneficioso que la persona que le dirige sea un referente de lo que ella quiere conseguir porque ha vivido todo lo que enseña en primera persona. Mi intención ahora es seguir jugando con las mismas ganas y ambición que he hecho siempre. Yo juego para ser la mejor y ganar cada día, el día que no sea así, lo dejaré con toda la naturalidad. Lo de entrenadora, si puede ser, será gradualmente. De momento estoy disfrutando y aprendiendo todo lo que puedo, pero mi prioridad sigue siendo jugar.

¿Te gustaría entrenar en España o prefieres seguir viviendo la experiencia en Francia?

Lo más fácil es entrenar en Francia porque se invierte mucho en balonmano, en equipos de base, en formación, etcétera. Pero claro que me gustaría volver allí. Para mí, lo más importante, más que el dónde, es tener un poco de estabilidad. Aunque por las circunstancias he cambiado de equipos como jugadora, soy una persona de club. Me gustaría trabajar en un sitio por un proyecto y no andar de un lado para otro, pero nunca se sabe…

La última, ahora que se está dilucidando el título de campeón de Francia… ¿Tienes favorito?

Creo que el mejor equipo, el más regular, es el Metz. Personalmente, me gustaría que ganara el Brest porque jugué la temporada pasada allí, guardo un cariño enorme a todas las compañeras, al entrenador, juega Marta [Mangué]… No hay mucho más que decir.

Antes de acabar quiero dar las gracias de todo corazón a todo el mundo que me hace llegar mensajes de cariño a través de Facebook, Twitter, Whatsapp, mensajes de móvil… El hecho de ver que algo tan importante en mi vida como ha sido la selección española ha hecho feliz a tanta gente, hace que no tenga palabras para agradecerlo. ¡¡¡GRACIAS!!! Gracias a ti Vicente, por la labor que realizas, que es muy importante y necesaria. Gracias a todos los que han formado parte del cuerpo técnico, cuya figura no es tan visible pero si imprescindible y nunca se les reconoce, como Juan Carlos [Solar], Manu [Etayo], Noelia [Oncina], César [Flores], fisios,… Y por último, a las GUERRERAS, a las que estuvieron y ya no están. A las que siguen, desearles todo lo mejor del mundo.

SIEMPRE GUERRERA, NELY 6

Muchas gracias, Nely, por tu aportación a la época más gloriosa del balonmano de mujeres en España.


 

/ metros

2265 vistas totales 3 vistas hoy

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Elorza dice:

    Le faltó retirarse de la selección un año antes. Sobre todo mirando a lo que fue Río, una Mireya hubiera aportado muchísimo más que Nely, como bien se vio en el Euro de diciembre.

    Por lo demás, gracias por todo y suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies